Naci­do en San Isi­dro pro­vin­cia de Bue­nos Aires, Mar­tín Villa­lon­ga, se radi­có en Men­do­za des­de joven “bus­can­do aque­llo que le hacía fal­ta”. Des­de ese enton­ces, desa­rro­lla sus obras sin inte­rrup­ción.

Río. Acrí­li­co y papel seda sobre tela. 2016

Ter­ce­ro de sie­te her­ma­nos, Mar­tín encon­tró en el arte su mejor expre­sión: pri­me­ro con la músi­ca (jazz) y lue­go a tra­vés del tra­zo y el color de la mano de su abue­lo, Raúl Villa­lon­ga, reco­no­ci­do arqui­tec­to y docen­te de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Aires.

A pesar de que tomó cla­ses y estu­dió en la Escue­la de Bellas Artes Manuel Bel­grano, Mar­tín con­fe­só no haber ter­mi­na­do nin­guno de sus cur­sos. No fue has­ta que cono­ció en Men­do­za a Vic­tor Del­hez, de quien apren­dió los prin­ci­pios aca­dé­mi­cos que se negó a reci­bir en la facul­tad: pro­por­ción, com­po­si­ción, la estruc­tu­ra de un cua­dro, el mane­jo el color, el ofi­cio y sobre todo a reco­no­cer cuan­do ‘esta­ba volan­do’.

Expa­sión. Acri­li­co sobre tela , año 2017.

En sus obras poli­fa­cé­ti­cas se alter­nan el ofi­cio del pin­tor y el queha­cer del dibu­jan­te a tra­vés de diver­si­dad mate­ria­les, for­mas y colo­res. Su más recien­te, estu­vo expues­ta en la Nave Cul­tu­ral duran­te el mes de octu­bre y reci­bió la pre­sen­cia de muchos men­do­ci­nos intere­sa­dos en el arte.

Actual­men­te, la agen­da del 2019 no está con­fir­ma­da, pero expre­só que segu­ra­men­te habrá mues­tras y expo­si­cio­nes de su obra.

Para fina­li­zar, el dibu­jan­te y pin­tor se ani­mó a dejar un con­se­jo para quie­nes quie­ran hacer del arte un esti­lo de vida: “Pacien­cia, estu­dio y dedi­ca­ción, vivir con la espe­ran­za de ser y no de que­rer ser.”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here