El coaching voca­cio­nal es un pro­ce­so que acom­pa­ña a los jóve­nes en su elec­ción de una carre­ra pro­fe­sio­nal. Tam­bién los ayu­da a defi­nir sus intere­ses y su voca­ción cuan­do per­ci­ben que una deci­sión pre­via ha sido inco­rrec­ta. Su fun­ción es apo­yar­los, pero nun­ca esco­ger por ellos. En defi­ni­ti­va, la últi­ma pala­bra es siem­pre de ellos.

Uno de los fac­to­res más impor­tan­tes para ser exi­to­so en el tra­ba­jo es la defi­ni­ción de qué carre­ra estu­diar, ya que esto empie­za a mar­car el pro­pio camino labo­ral. Los estu­dios uni­ver­si­ta­rios son un com­po­nen­te esen­cial en el futu­ro pro­fe­sio­nal y per­so­nal, por lo que ser apo­ya­do en esta deci­sión cla­ve se con­vier­te en una inver­sión de vida.

Al momen­to de ele­gir un camino pro­fe­sio­nal, la mayor fuen­te de influen­cia para los ado­les­cen­tes son los padres. Mues­tra de ello es que, gene­ral­men­te, los men­cio­nan como las per­so­nas con quie­nes más hablan sobre sus elec­cio­nes edu­ca­ti­vas. El coaching voca­cio­nal pue­de incor­po­rar­se en esta diná­mi­ca como una gran herra­mien­ta para jóve­nes y adul­tos. A los pri­me­ros, los ayu­da a des­cu­brir a qué les gus­ta­ría dedi­car­se según sus habi­li­da­des, deseos, acti­tu­des y apti­tu­des. A los segun­dos, les pro­por­cio­na ideas prác­ti­cas y recur­sos para que imple­men­ten no solo en sus roles paren­ta­les, sino tam­bién de alia­dos.

Coaching voca­cio­nal

La elec­ción de qué carre­ra estu­diar tras ter­mi­nar el secun­da­rio pue­de ser para algu­nos muy sen­ci­lla y para otros, un ver­da­de­ro dolor de cabe­za. Algu­nos de los fac­to­res que se con­tem­plan en esta defi­ni­ción son los deseos y temo­res per­so­na­les, los nive­les de difi­cul­tad, las reco­men­da­cio­nes hete­ro­gé­neas de cono­ci­dos, las dudas sobre las posi­bles sali­das pro­fe­sio­na­les, la auto­con­fian­za, la cali­dad de vida y la evo­lu­ción del mer­ca­do. Todos estos aspec­tos enfren­tan al estu­dian­te a una gran can­ti­dad de infor­ma­ción y dudas, y le plan­tean la nece­si­dad de dar una res­pues­ta que con­lle­va una gran res­pon­sa­bi­li­dad.

Una vez que los clien­tes han iden­ti­fi­ca­do lo que los apa­sio­na y cómo se pro­yec­tan a futu­ro, el pró­xi­mo paso es que ana­li­cen, jun­to con el coach, qué tipo de estu­dios y sali­das labo­ra­les se ajus­tan a sus expec­ta­ti­vas. Tam­bién, aque­llas alter­na­ti­vas que les per­mi­ti­rán sen­tir­se rea­li­za­dos como per­so­nas, alum­nos y pro­fe­sio­na­les. Esta ins­tan­cia se lle­va a cabo defi­nien­do metas sig­ni­fi­ca­ti­vas y tra­zan­do cami­nos apa­sio­nan­tes que per­mi­tan cum­plir con ellas.

¿A quién va diri­gi­do?

El pro­gra­ma de coaching voca­cio­nal está diri­gi­do a estu­dian­tes del nivel secun­da­rio que desean deci­dir con segu­ri­dad qué carre­ra seguir para, de este modo, comen­zar a cons­truir un futu­ro pro­fe­sio­nal des­de el que pue­dan apor­tar valor y ser feli­ces. Tam­bién es ideal para las siguien­tes cla­ses de per­so­nas:

• Uni­ver­si­ta­rios que han detec­ta­do que lo que estu­dian no se corres­pon­de con lo que quie­ren hacer el res­to de su vida, que no saben qué espe­cia­li­dad seguir o que dudan entre tra­ba­jar en un pro­yec­to pro­pio o en rela­ción de depen­den­cia.

• Pro­fe­sio­na­les que se die­ron cuen­ta de que la carre­ra que eli­gie­ron no se corres­pon­de con sus deseos, por lo que quie­ren defi­nir cómo avan­zar labo­ral­men­te.

• Tra­ba­ja­do­res incó­mo­dos con su empleo actual y que van detrás de intro­du­cir un cam­bio impor­tan­te en sus vidas.

Obje­ti­vos y resul­ta­dos espe­ra­dos

Los prin­ci­pa­les obje­ti­vos del pro­gra­ma son:

Brin­dar­le al clien­te cla­ri­dad sobre sus pro­pios recur­sos e intere­ses para que su deci­sión esté sopor­ta­da por bases fir­mes que lo lle­ven a desa­rro­llar su vida pro­fe­sio­nal de mane­ra exi­to­sa y satis­fac­to­ria.

Per­mi­tir­le al intere­sa­do des­cu­brir sus for­ta­le­zas y habi­li­da­des para que, así, ali­nee su carre­ra pro­fe­sio­nal con el sen­ti­do que le con­fie­re a su vida.

Gene­rar auto­con­fian­za y sen­ti­do de auto­no­mía en el par­ti­ci­pan­te del pro­gra­ma.

El clien­te pue­de espe­rar que el resul­ta­do del pro­ce­so de coaching voca­cio­nal le per­mi­ta:

Visua­li­zar mejor sus obje­ti­vos y valo­res.

Defi­nir accio­nes con­cre­tas que lo acer­quen a esos obje­ti­vos.

Tomar mejo­res deci­sio­nes y ele­gir su carre­ra uni­ver­si­ta­ria con mayor segu­ri­dad y res­pon­sa­bi­li­dad.

Modi­fi­car sus com­por­ta­mien­tos para que lo ayu­den y lo enfo­quen en dicha carre­ra.

Iki­gai, tu razón de ser

¿Cómo tra­ba­ja el coaching voca­cio­nal?

Un pro­gra­ma de coaching voca­cio­nal se estruc­tu­ra en cua­tro sesio­nes de una hora y media. A gran­des ras­gos, las eta­pas que tran­si­ta el intere­sa­do son las siguien­tes:

1. Entre­vis­ta y son­deo de pro­pó­si­tos.

2. Explo­ra­ción e iden­ti­fi­ca­ción de intere­ses, valo­res y for­ta­le­zas.

3. Detec­ción de áreas de inte­rés.

4. Elec­ción de la o las carre­ras acor­des a la vida del clien­te.

Cabe des­ta­car que, des­pués de tres sesio­nes, se le pro­por­cio­na al intere­sa­do docu­men­ta­ción sobre las posi­bles carre­ras que pue­de seguir en las áreas esco­gi­das. Tam­bién se le brin­da infor­ma­ción sobre las uni­ver­si­da­des en las que se dic­tan, las sali­das pro­fe­sio­na­les de cada una de ellas, etcé­te­ra. En defi­ni­ti­va, se bus­ca apor­tar­le datos reales que pue­da eva­luar antes del últi­mo encuen­tro.

Ale­jan­dra Carre­ras
Coach pro­fe­sio­nal

Ale­jan­dra vivió un tiem­po en el exte­rior y pasó los últi­mos años en Bue­nos Aires. Lle­gó a Men­do­za a prin­ci­pios de 2004 y se radi­có en Dal­vian, don­de, jun­to con su fami­lia, dis­fru­ta del con­tac­to con la natu­ra­le­za y rea­li­za acti­vi­da­des al aire libre. Aho­ra, con­ju­ga sus pasio­nes con su pro­fe­sión.

Su carre­ra labo­ral comen­zó con el desa­rro­llo de un empren­di­mien­to para apo­yar a extran­je­ros que se radi­ca­ban en Argen­ti­na. Años más tar­de, incur­sio­nó en el rubro inmo­bi­lia­rio para ayu­dar a las per­so­nas a con­cre­tar el sue­ño de la casa pro­pia. Fue gra­cias a esta expe­rien­cia que des­cu­brió que su ver­da­de­ra pasión era acom­pa­ñar a los demás en la toma de deci­sio­nes cla­ve.

Su inte­rés por ayu­dar a los otros la lle­vó a for­mar­se en neu­ro­psi­co­edu­ca­ción en la UBA y a capa­ci­tar­se en ado­les­cen­cia y fami­lia en la UCA. Ade­más, obtu­vo el títu­lo de coach pro­fe­sio­nal, ava­la­do por la Inter­na­tio­nal Coaching Fede­ra­tion, y se espe­cia­li­zó en coaching voca­cio­nal.

Actual­men­te, cola­bo­ra en la Escue­la de Coaching Inter­na­cio­nal y pro­mue­ve el méto­do de los 7 pasos del coaching voca­cio­nal en la pro­vin­cia. Tra­ba­ja con sesio­nes tan­to pre­sen­cia­les como onli­ne. Su meta es acom­pa­ñar a los jóve­nes y adul­tos en la per­se­cu­ción de sus sue­ños y pasio­nes. Bus­ca, en defi­ni­ti­va, ayu­dar­los a encon­trar su razón de ser.

¿Cómo con­tac­tar­nos?
+54 9 11 3569 2232
coach@alejandracarreras.com
www.alejandracarreras.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here