LA RUEDA es un empren­di­mien­to que nace en Men­do­za, con algu­nos orígenes en Bue- nos Aires. Pues el nom­bre sur­ge de unas rue­das de bici­cle­ta res­ca­ta­das en las calles céntricas porteñas. Oxi­da­das y corroídas fue- ron lle­va­das a are­nar y lue­go fue­ron inter- veni­das, y has­ta la tie­rra cuya­na lle­ga­ron rodan­do. Nací en Bue­nos Aires, soy arqui­tec­ta, tra­ba­jé muchos años en el tema de casas en barrios pri­va­dos de la Zona Nor­te de Bue­nos Aires. Para­le­la­men­te siem­pre me estu­ve for­man­do en dife­ren­tes áreas siem­pre rela­cio­na­das con el diseño, el arte y cien­cias que tra­ba­jan con las energías de la casa para lograr armonía en las mis­mas y en quie­nes la habi­tan. Es en LA RUEDA que pude unir todo. LA RUEDA ofre­ce pro­duc­to + ser­vi­cio, es una pro­pues­ta Inte­gra­da de Diseño y Ase­so­ra- mien­to. En pro­duc­tos tene­mos diseño de mue­bles jóvenes como ban­que­tas en arpi­lle­ra, o mesi­tas en made­ra para el sillón, que even­tual- men­te pue­de usar­se de mesa o ban­que­ta, y que son pen­sa­dos para resol­ver espa­cios chi- cos y jóvenes. Por otro lado tene­mos mue­bles res­ca­ta­dos, reuti­li­za­dos, mue­bles que uno pien­sa ya no sir­ven más, o que los tie­ne guar­da­dos por- que estéticamente están desac­tua­li­za­dos en cuan­to a color, tex­tu­ra, etc., y que interviniéndolos nos brin­da la posi­bi­li­dad de espa­cios más fres­cos pero a la vez con ese toque fami­liar y cálido que gene­ra cuan­do uno dice “este mue­ble era de mi abue­la”… “este mue­ble tie­ne su his­to­ria por­que…” Esos mue­bles jun­to con otros de líneas más puras y más sobrias gene­ran una combinación muy agra­da­ble y armo­nio­sa. En cuan- to a mate­ria­les, usa­mos los más natu­ra­les y a veces tra­tan­do de que algo de lo ori­gi­nal apa­rez­ca en las pie­zas. Noso­tros tene­mos nues­tros pro­pios mue­bles inter­ve­ni­dos, pero la idea también es poder inter­ve­nir los que ten­ga el clien­te en su casa, o ase­so­rar­lo en bus- car el mue­ble que nece­si­te. En cuan­to al ser­vi­cio, brin­da­mos ase­so­ra­mien­to en arqui­tec­tu­ra y en feng shui. El Ase­so­ra­mien­to en arqui­tec­tu­ra pue­de invo­lu­crar des­de el diseño, documentación y ase­so­ra­mien­to en cuan­to a elección de mate­ria­les. Cuan­do nos diseñan una casa es tan­to deta­lle el que invo­lu­cra des­de la pri­mer reunión en don­de uno cap­ta la nece­si­dad del clien­te, le pro­po­ne lo que cree es mejor, y después toda la eta- pa de documentación, definición de deta­lles, ges­tio­nes muni­ci­pa­les, gre­mios, etc., etc… Que algu­nos deta­lles que­dan en el camino, y es una lástima por­que se des­lu­cen muchas cosas que el arqui­tec­to con el clien­te pen­sa­ron en un prin­ci­pio. Cuan­do nos acor­da­mos que en reali­dad queríamos las cosas de tal mane­ra por­que toda la vida lo tuvi­mos así en men­te, resul­ta que no lo pode­mos resol­ver por­que no se tuvo en cuen­ta en ese pri­mer plano base. Enton­ces la pro­pues­ta des­de mi expe­rien­cia en casas es poder ase­so­rar en todos estos deta­lles. Y des­de el Feng shui es poder gene­rar espa­cios don­de haya una energía flui­da y en armonía. LA RUEDA es también Caro Cla­riá. Don­de cada pro­duc­to, cada pro­pues­ta está hecha con mucho cariño y des­de lo par­ti­cu­lar a un todo. Recu­pe­rar el eje de la vida, vivir de una mane­ra más acor­de a lo natu­ral es mi deseo, y que en cada pie­za, cada pro­duc­to, idea o diseño esté eso mis­mo plas­ma­do y gene­re impac­to en cada espa­cio per­so­nal de cada uno de Uds. Es una pro­pues­ta de atención per­so­na­li­za­da don­de la idea es que el clien­te también se invo­lu­cre, por­que es él mis­mo quien va a habi­tar esos espa­cios. Gene­rar espa­cios en armonía y en con­se­cuen­cia vibrar en la mis­ma sintonía para VIVIR LA VIDA A PLENO Te espe­ra­mos. Abra­zo Caro Cla­riá