Estos días son muchas las ocasiones en las que la mesa es la protagonista. Alrededor de ella disfrutamos con familiares y amigos de comidas y cenas, ya sea en Navidad, Nochebuena.

No cabe duda de que lo que se va a comer es lo más impor­tan­te pero ¿por qué no acom­pa­ñar­lo de una bue­na pues­ta en esce­na?

Por esto te damos algu­nas sen­ci­llas ideas para que con solo unos peque­ños deta­lles dis­fru­ten de una rica comi­da o cena en una atmós­fe­ra sen­ci­lla pero con encan­to:

– Pon en tu mesa un toque de color. Los rojos, ver­des, dora­dos y pla­ta siem­pre están de moda. Pue­des com­bi­nar el dora­do con el rojo para lograr cali­dez. Si mez­clas el pla­ta con algo mora­do con­se­gui­rás un aire más moderno. Si optas por una deco­ra­ción de esti­lo nór­di­co, el blan­co y el gris serán tus colo­res feti­che.

– Si te gus­ta el esti­lo de mon­ta­ña, opta por ele­men­tos típi­cos del bos­que como tron­cos, piña. La deco­ra­ción natu­ral nun­ca falla.

navidad-biancaazioni_bianche-622x466

 centro-de-mesa-para-navidad

– Unos tarros de cris­tal como sopor­tes de velas en el cen­tro darán cali­dez al ambien­te. Las bolas de árbol tam­bién nos pue­den ser­vir como ele­men­to deco­ra­ti­vo en la mesa.

– En cuan­to a la vaji­lla, no es nece­sa­rio que sea de lujo para que sea boni­ta. Una vaji­lla blan­ca siem­pre es un acier­to, aun­que cada vez son más los que apues­tan por colo­res como el rojo.

– Los ador­nos son impor­tan­tes pero te acon­se­ja­mos no recar­gar­la mucho, ya que sino te que­da­rás sin espa­cio y pue­de moles­tar a los comen­sa­les.

¡Con unos sen­ci­llos tru­cos tus invi­ta­dos se sen­ti­rán como en casa!

gr_229112_5857991_63721643ebd28f009e147c7248a26cf534ec7b