Alejandro Taboada, responsable del Area Verde, nos brinda información sobre la salud de nuestros árboles y control de plagas.

Coope­ra­ti­va Futu­ro nos infor­ma sobre el cui­da­do del arbo­la­do espe­cial­men­te por la caí­da de hojas, ores y ata­ques de cochi­ni­lla rosa­da a los ejem­pla­res de pimien­to.

Caída de hojas y flores del pimiento

En esta espe­cie, el cam­bio del folla­je se acen­túa duran­te el prin­ci­pio de pri­ma­ve­ra has­ta nales de verano, está aso­cia­do con el ini­cio de la bro­ta­ción y ora­ción. Es a par­tir de mar­zo cuan­do la plan­ta pre­sen­ta su mayor fron­do­si­dad.
Últi­ma­men­te se ha obser­va­do que la caí­da de hojas se rea­li­za de for­ma más inten­si­va o rápi­da que el desa­rro­llo de la bro­ta­ción, esto esta adju­di­ca­do al aumen­to de las tem­pe­ra­tu­ras inver­na­les y a la fal­ta de hume­dad ambien­tal pro­du­ci­da por años de sequía. Esta sin­to­ma­to­lo­gía de “árbol pela­do”, es una carac­te­rís­ti­ca sio­ló­gi­ca de la plan­ta y no corres­pon­de a una infec­ción pro­du­ci­da por pla­gas o enfer­me­da­des.
Cochi­ni­lla rosa­da del pimien­to
Es su pla­ga prin­ci­pal y de difí­cil con­trol , por lo tan­to el momen­to de apli­ca­ción de insec­ti­ci­das para su con­trol, es cuan­do eclo­sio­nan los hue­vos y las nin­fas comien­zan su pro­pa­ga­ción por la plan­ta. Es nece­sa­rio lle­var un moni­to­reo del momen­to opor­tuno para su con­trol.
Actual­men­te se esta lle­van­do un tra­ta­mien­to con pro­duc­tos de bajo impac­to ambien­tal, acción sis­té­mi­ca y de con­tac­to. El Pro­gra­ma de fumi­ga­ción tie­ne un moni­to­reo per­ma­nen­te de pla­gas y se tra­ta sólo a las plan­tas infec­ta­das, para evi­tar la eli­mi­na­ción de los con­tro­les natu­ra­les del árbol como aves y otros insec­tos que se ali­men­tan de la mis­ma.