En bus­ca de mejo­rar cons­tan­te­men­te la pro­duc­ción de los huer­tos, nues­tro equi­po insis­te en el momen­to opor­tuno de cose­cha. Ello es pri­mor­dial para alar­gar la vida útil de las hor­ta­li­zas y lograr un mayor apro­ve­cha­mien­to de sus carac­te­rís­ti­cas nutri­cio­na­les y orga­no­lép­ti­cas. A fin de con­tri­buir al man­te­ni­mien­to de un micro­am­bien­te ópti­mo y en armo­nía con la natu­ra­le­za, ajus­ta­mos nues­tro ser­vi­cio de deli­very a las nece­si­da­des de los pro­pie­ta­rios y el ren­di­mien­to de los cul­ti­vos.

Nos enor­gu­lle­ce con­tar­les que en invierno comen­zó la cons­truc­ción de la segun­da eta­pa de este her­mo­so y pro­duc­ti­vo pro­yec­to, ya que no que­da­ban huer­tos dis­po­ni­bles para los pro­pie­ta­rios que se encuen­tran en lis­ta de espe­ra. Esta nue­va fase posee huer­tas indi­vi­dua­les al igual que la ante­rior, aun­que suma espa­cios comu­nes para cul­ti­vos tales como zapa­llos, papas, bata­tas, melo­nes, san­días ¡y has­ta flo­res comes­ti­bles!

La incor­po­ra­ción de estos espa­cios nos per­mi­te ofre­cer­les un mejor ser­vi­cio a los veci­nos, ya que su huer­to esta­rá cons­tan­te­men­te cul­ti­va­do. Este es un pun­to fun­da­men­tal en el con­cep­to de huer­ta bio­in­ten­si­va, que fun­cio­na en base a espe­cies que pue­den desa­rro­llar­se duran­te todo el año, entre ellas, lechu­gas, raba­ni­tos, acel­gas, etc.

En la bús­que­da de la auto­sus­ten­ta­bi­li­dad de la huer­ta, mejo­ra­mos la ela­bo­ra­ción de com­post sem­bran­do lom­bri­ces cali­for­nia­nas, esen­cia­les para la des­com­po­si­ción de los resi­duos sóli­dos. Ade­más, se lan­zó un mode­lo pri­ma­ve­ra-verano, ins­pi­ra­do en la expe­rien­cia del año pasa­do. El obje­ti­vo es con­tar con espa­cios comu­nes total­men­te dise­ña­dos a par­tir del feed­back de los pro­pie­ta­rios y que res­pe­ten la aso­cia­ción de cul­ti­vos.

Nues­tro equi­po agra­de­ce con entu­sias­mo los comen­ta­rios y apor­tes cons­tan­tes de los pro­pie­ta­rios que visi­tan su huer­to con ansias de apren­der y par­ti­ci­par de los pro­ce­sos de la natu­ra­le­za. Esto nos per­mi­te avan­zar en las mejo­ras y en el cre­ci­mien­to del pro­yec­to.

A quie­nes no se han suma­do toda­vía, los espe­ra­mos para dis­fru­tar de los pro­duc­tos de la Huer­ta Orgá­ni­ca e invo­lu­crar­se en una ali­men­ta­ción más salu­da­ble.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here