Las prin­ci­pa­les ten­den­cias tec­no­ló­gi­cas están cam­bian­do las for­mas de orga­ni­zar el tra­ba­jo y la pro­duc­ción. Entre el 20 y el 30 por cien­to de la fuer­za labo­ral en Esta­dos Uni­dos y Euro­pa está com­pues­ta por tra­ba­ja­do­res inde­pen­dien­tes. Y el tra­ba­jo en pla­ta­for­mas sigue cre­cien­do… Según el infor­me “The Future of Jobs 2018″, del Foro Eco­nó­mi­co Mun­dial, para 2022 podrían sur­gir 133 millo­nes de nue­vos roles de tra­ba­jo y habría 75 millo­nes de empleos des­pla­za­dos.

El pro­gre­so tec­no­ló­gi­co es cada vez más ace­le­ra­do. Por eso, cuan­to más demo­ren las empre­sas en adop­tar­lo, más cos­to­sa será su adop­ción futu­ra. Asi­mis­mo, la dis­tan­cia a la fron­te­ra tec­no­ló­gi­ca será mayor.

Adop­tar nue­vas tec­no­lo­gías no es una tarea fácil, ya que exis­ten impor­tan­tes desafíos que sor­tear. En Argen­ti­na, solo 1 de cada 3 empre­sas ha imple­men­ta­do ini­cia­ti­vas con­cre­tas para la incor­po­rar­las. Para­le­la­men­te, 4 de cada 10 fir­mas de la región dicen tener difi­cul­ta­des para encon­trar tra­ba­ja­do­res con las habi­li­da­des ade­cua­das. En nues­tro país, el 59 % de las com­pa­ñías enfren­ta esta pro­ble­má­ti­ca. En Colom­bia, en tan­to, esto con­tem­pla a la mitad de las orga­ni­za­cio­nes y en Perú, al 49 %. Estos datos fue­ron reve­la­dos por Man­po­wer­Group en el infor­me “Sol­ving the Talent Shor­ta­ge 2018”.

Sin embar­go, Argen­ti­na cuen­ta tam­bién con impor­tan­tes opor­tu­ni­da­des, ya que 5 de 10 uni­cor­nios de LATAM son de aquí. Ade­más, cuen­ta con PyMEs nacio­na­les inno­va­do­ras y un sóli­do eco­sis­te­ma empren­de­dor. La habi­li­dad para com­pe­tir y aumen­tar la cali­dad de nues­tros pro­duc­tos hoy y en el futu­ro depen­de­rá de la incor­po­ra­ción de nue­vas tec­no­lo­gías.

Para impul­sar la Indus­tria 4.0 y el uso de nue­vas tec­no­lo­gías, se regla­men­tó la Ley N° 27.506, que pro­mue­ve la eco­no­mía del cono­ci­mien­to. La nor­ma brin­da bene­fi­cios que se extien­den por toda la eco­no­mía. Esta legis­la­ción apun­ta a dupli­car el empleo en el sec­tor y a aumen­tar las expor­ta­cio­nes. Ade­más, bus­ca incre­men­tar trans­ver­sal­men­te la pro­duc­ti­vi­dad y la crea­ción gene­ra­li­za­da de pues­tos de tra­ba­jo.

¿Qué es la eco­no­mía del cono­ci­mien­to?

La eco­no­mía del cono­ci­mien­to está con­for­ma­da por aque­llas acti­vi­da­des que se carac­te­ri­zan por dos aspec­tos. Por un lado, la inno­va­ción y, por el otro, el uso inten­si­vo de tec­no­lo­gías cuyo fac­tor cen­tral de pro­duc­ción son el cono­ci­mien­to y las ideas de las per­so­nas.

Su impac­to es trans­ver­sal a toda la eco­no­mía, pues tie­ne el poten­cial de impul­sar entre el 60 y el 70 por cien­to del empleo en cade­nas cla­ve como la auto­mo­triz, el agro, el turis­mo y el comer­cio. Ade­más se des­ta­ca por su fede­ra­lis­mo, ya que nuclea a las acti­vi­da­des más diná­mi­cas de la matriz pro­duc­ti­va nacio­nal y poten­cia el empleo en todas las pro­vin­cias.

La nor­ma alcan­za a acti­vi­da­des que cum­plen con tres con­di­cio­nes:

• Pre­sen­tar un alto valor agre­ga­do.
• Desa­rro­llar y faci­li­tar la adop­ción de nue­vas tec­no­lo­gías por par­te de las empre­sas.
• Tener el poten­cial para aumen­tar la pro­duc­ti­vi­dad, ace­le­rar el cre­ci­mien­to de la eco­no­mía y crear empleos de cali­dad.

Enton­ces, ¿qué rubros inclu­ye?

La nor­ma abar­ca las siguien­tes acti­vi­da­des:

• Soft­wa­re como ser­vi­cio y como habi­li­ta­dor de otras pla­ta­for­mas (e-com­mer­ce, e-lear­ning y video­jue­gos).

• Cen­tros de expor­ta­ción de ser­vi­cios pro­fe­sio­na­les (BPO y KPO).

• Inge­nie­ría.

Audio­vi­sual (pro­duc­ción y pospro­duc­ción).

• Tec­no­lo­gías sate­li­tal y nuclear.

• Inves­ti­ga­ción y desa­rro­llo expe­ri­men­tal (inge­nie­ría y cien­cias exac­tas y natu­ra­les).

• Nano­tec­no­lo­gía.

• Bio­tec­no­lo­gía, bio­eco­no­mía, bio­lo­gía, bio­quí­mi­ca, micro­bio­lo­gía, bio­in­for­má­ti­ca, bio­lo­gía mole­cu­lar, neu­ro­tec­no­lo­gía, inge­nie­ría gené­ti­ca y geo­in­ge­nie­ría.

• Robó­ti­ca e inter­net indus­trial, inter­net de las cosas, sen­so­res, manu­fac­tu­ra adi­ti­va, reali­dad aumen­ta­da y vir­tual, y simu­la­ción, siem­pre y cuan­do estas acti­vi­da­des estén aso­cia­das a la indus­tria 4.0.

• Ser­vi­cios geo­ló­gi­cos y de pros­pec­ción, y rela­cio­na­dos con la elec­tró­ni­ca y las comu­ni­ca­cio­nes.

Ven­ta­jas

La nue­va ley inclu­ye diver­sos bene­fi­cios. Entre los prin­ci­pa­les, se des­ta­can una alí­cuo­ta redu­ci­da del 15 % en el Impues­to a las Ganan­cias y la dis­mi­nu­ción del cos­to labo­ral. Ade­más, pro­por­cio­na esta­bi­li­dad fis­cal y les brin­da un ali­vio tri­bu­ta­rio a los expor­ta­do­res.

Requi­si­tos

Las fir­mas bene­fi­cia­rias deben tener al menos el 70 % de su fac­tu­ra­ción anual gene­ra­da en algu­na de las acti­vi­da­des men­cio­na­das. Los empren­de­do­res regis­tra­dos como micro­em­pre­sas (regis­tro PyME) y que no superen los tres años de anti­güe­dad debe­rán acre­di­tar que desa­rro­llan algu­na de las acti­vi­da­des pro­mo­vi­das.

Ade­más de cum­plir con el cri­te­rio de ele­gi­bi­li­dad, las com­pa­ñías deben satis­fa­cer al menos dos de los siguien­tes tres requi­si­tos:

• Acre­di­tar pro­ce­sos de cali­dad.

• Inver­tir en I+D (3 % de la fac­tu­ra­ción anual) y/o capa­ci­ta­ción (8 % de la masa sala­rial).

• Que la expor­ta­ción de bie­nes o ser­vi­cios repre­sen­te, al menos, el 13 % de la fac­tu­ra­ción.

La trans­for­ma­ción digi­tal es la cla­ve para bajar la tasa de mor­ta­li­dad de las empre­sas. Ello se logra aumen­tan­do la com­pe­ti­ti­vi­dad y dán­do­les más opor­tu­ni­da­des para cre­cer.

Julie­ta Cabe­zón

Ase­so­ra eco­nó­mi­ca

Minis­te­rio de Pro­duc­ción y Tra­ba­jo de la Nación

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here