Tres pilares lo definen tecnología, versatilidad y protección inteligente. Este restyling de la SUV más preciada se nos presenta con mayor un equipamiento y diseño.

Con reto­ques en su dise­ño, pero sin alte­rar el espí­ri­tu de Kine­tic Design, la Kuga II hoy se encuen­tra en los con­ce­sio­na­rio más impor­tan­tes, con una nue­va ima­gen y algu­nas sor­pre­sas:
Su nue­vo fren­te osten­ta moder­nos cam­bios en parri­lla, ópti­cas, para­gol­pes y un nue­vo dise­ño de llan­tas; estas modi cacio­nes son el pre­lu­dio que nos anun­cia una expe­rien­cia total­men­te depor­ti­va y de con­fort en su inte­rior. Esta nue­va ver­sión de la SUV de Ford cuen­ta con un dise­ño envol­ven­te, incor­po­ran­do todos los coman­dos en una dis­tri­bu­ción cómo­da e intui­ti­va.
Tam­bién se suma a este mejo­ra­do mode­lo, el sis­te­ma de ambien­ta­ción de luces LED inte­gra­das en puer­tas, con­so­la cen­tral y bajo el table­ro, que jun­to a su techo pano­rá­mi­co con aper­tu­ra eléc­tri­ca nos brin­da una expe­rien­cia de abso­lu­to relax.

Seguridad ante todo

Equi­pa­do con com­ple­tos sis­te­mas de segu­ri­dad, la Kuga incor­po­ra dis­po­si­ti­vos acti­vos y pasi­vos de van­guar­dia en esta nue­va entre­ga; suman­do así el sis­te­ma Engi­ne Start-Stop, el cual apa­ga el motor cuan­do el vehícu­lo se encuen­tra dete­ni­do por perío­dos bre­ves, vol­vien­do a encen­der­lo silen­cio­sa­men­te al dejar de pre­sio­nar el pedal del freno.
Otra de las nove­da­des pre­sen­ta­das por este vehícu­lo sub­ur­bano son los sis­te­mas Acti­ve City Stop de fre­na­do auto­má­ti­co en ciu­dad y ABSEBA que incre­men­ta la fuer­za de fre­na­do y redu­ce la dis­tan­cia al momen­to de dete­ner­se. Sumán­do­se tam­bién la tec­no­lo­gía EBD (dis­tri­bu­ye auto­má­ti­ca­men­te la fuer­za de fre­na­do) tan­to en rue­das delan­te­ras como trase­ras. El con­trol de esta­bi­li­dad elec­tró­ni­ca, de trac­ción y de balan­ceo de trai­ler que com­pen­sa el movi­mien­to pro­du­ci­do a alta velo­ci­dad o por cau­sa de los vien­tos cru­za­dos, han repre­sen­ta­do una gran apues­ta por par­te de Ford a la hora de enca­rar via­jes en fami­lia.

Potencia y tecnología

El cora­zón que mue­ve a esta gran máqui­na es un Eco­Boost 2.0L de 240CV, dota­do de una trans­mi­sión auto­má­ti­ca secuen­cial
de seis velo­ci­da­des con opción de paso de mar­chas manual. A su vez la trac­ción es inte­gral e inte­li­gen­te, pudien­do visua­li­zar la fuer­za envia­da a las rue­das en
la pan­ta­lla del tablero.Por otro lado se inclu­yó en todas sus ver­sio­nes el Sync 3 el cual es com­pa­ti­ble con android y Apple Car Play, vin­cu­lan­do al con­duc­tor con las tec­no­lo­gías del vehícu­lo y los dis­po­si­ti­vos digi­ta­les pro­pios.

En de niti­va, no sólo se tra­ta de un mero relan­za­mien­to, sino que en esta nue­va entre­ga Ford puso a dis­po­si­ción del con­duc­tor todos los avan­ces e inno­va­cio­nes de los últi­mos años para brin­dar­le con­fia­bi­li­dad, dise­ño y pres­tan­cia.
Pero por sobre todo, nos entre­ga como siem­pre inol­vi­da­bles sen­sa­cio­nes, momen­tos y expe­rien­cias de pla­cer con­du­cien­do a este mara­vi­llo­so vehícu­lo que si lo pro­bás, sin duda lo que­rrás ver cada maña­na en tu gara­ge al salir de casa.