Es vecino de Dalvian, tiene 47 años, es esposo de Vanina, padre de Juliana y Santiago; estudió arquitectura en la Universidad de Mendoza y eligió a Dalvian por su ambiente seguro y placentero.

San­tia­go Mas­lup es un exi­to­so resi­den­te de nues­tro barrio y jun­to a su rma de arqui­tec­tos, han cons­trui­do más de 40 vivien­das en Dal­vian. Con­si­de­rán­do­lo como un gran lugar para rea­li­zar inver­sio­nes y desa­rro­llos inmo­bi­lia­rios debi­do a la cali­dad y varie­dad de ser­vi­cios ofre­ci­dos, por encon­trar­se en un sitio de gran atrac­ti­vo don­de cada ladri­llo colo­ca­do da fru­tos. Es por eso que sigue invir­tien­do y apos­tan­do en el con­jun­to resi­den­cial. En esta sen­ci­lla nota nos cuen­ta sus ini­cios, su labor y sus pro­yec­cio­nes:
Aun antes de reci­bir­me comen­cé a dedi­car­me a la arqui­tec­tu­ra, for­man­do mi pro­pio estu­dio el cual ha teni­do un cre­ci­mien­to len­to pero sos­te­ni­do a tra­vés del tiem­po. En Mas­lup & Arqui­tec­tos nos dedi­ca­mos prin­ci­pal­men­te al desa­rro­llo de pro­yec­tos y direc­ción téc­ni­ca de vivien­das uni­fa­mi­lia­res en barrios pri­va­dos en el Gran Men­do­za, sien­do Dal­vian nues­tra prin­ci­pal pla­za de tra­ba­jo. Rea­li­za­mos un aná­li­sis per­ma­nen­te del desa­rro­llo fun­cio­nal y for­mal de nues­tras vivien­das que se des­pren­de de nues­tra expe­rien­cia, inten­tan­do mejo­rar este pro­ce­so dia­ria­men­te.
En el estu­dio inter­vie­nen arqui­tec­tos, dise­ña­do­res, pai­sa­jis­tas, inge­nie­ros y per­so­nal admi­nis­tra­ti­vo enfo­ca­dos a enten­der las nece­si­da­des y posi­bi­li­da­des de nues­tros clien­tes para lue­go tra­du­cir­las en luga­res don­de ellos pue­dan dis­fru­tar sus vidas jun­to a sus seres que­ri­dos. En el pro­ce­so de crea­ción rea­li­za­mos una inter­ac­ción per­ma­nen­te entre el clien­te y el arqui­tec­to. Ini­cia en una pri­me­ra entre­vis­ta don­de el clien­te mani­fies­ta sus nece­si­da­des, cuá­les son sus gus­tos, los recur­sos con los que cuen­ta, etc.
Es nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad cap­tar esta infor­ma­ción que va a de nir algu­nas de las pre­mi­sas del pro­yec­to. Lue­go de un aná­li­sis, comen­za­mos a dar­le for­ma a la idea que se va a ir tra­ba­jan­do y con­cre­tan­do de mane­ra diná­mi­ca con la par­ti­ci­pa­ción del equi­po de tra­ba­jo, has­ta lograr un pro­duc­to de dise­ño que satis­fa­ga las nece­si­da­des del clien­te tan­to fun­cio­nal como esté­ti­ca­men­te.

¿Cuál es el estilo que te define?

Nues­tro esti­lo está de nido por una ten­den­cia mini­ma­lis­ta y de van­guar­dia. Bus­ca­mos un equi­li­brio con el apor­te de cada ele­men­to arqui­tec­tó­ni­co, for­mas puras, líneas de nidas, super cies vidria­das, mate­ria­les nobles, son algu­nos de los recur­sos que uti­li­za­mos, cada uno en su ade­cua­da pro­por­ción for­man par­te de la com­po­si­ción que le da iden­ti­dad a nues­tra arqui­tec­tu­ra.

¿Cuál es el trabajo del cual te sentís más orgulloso?

Todo el equi­po de tra­ba­jo, pone dia­ria­men­te pasión, esfuer­zo y capa­ci­dad para lograr satis­fa­cer a nues­tros clien­tes. Sería injus­to dis­tin­guir una obra en par­ti­cu­lar sino que nos enor­gu­lle­ce dar una res­pues­ta ade­cua­da y tomar deci­sio­nes ade­cua­das, siem­pre pen­san­do en el bene cio de quie­nes con­fían en noso­tros inten­tan­do lograr resul­ta­dos posi­ti­vos ya que se tra­ta de inver­sio­nes impor­tan­tes para ellos y enten­dien­do que la con­cre­ción de la vivien- da no sólo depen­de del estu­dio sino de los rubros inter­vi­nien­tes en la cons­truc­ción.
El es San­tia­go Mas­lup, un gran arqui­tec­to con bue­nos cimien­tos y una gran tra­yec­to­ria. Es un refe­ren­te den­tro de Dal­vian por sus desa­rro­llos, por su esté­ti­ca y su cali­dad como pro­fe­sio­nal. Dedi­ca su vida a cons­truir hoga­res en don­de las per­so­nas pue­dan dis­fru­tar su vida jun­to a su fami­lia.