A pesar de ejer­cer la medi­ci­na, Cla­ra Frenck ase­gu­ró que “no todo está en manos del médi­co”. Des­de su ópti­ca, el bien­es­tar se encuen­tra “en las manos de cada uno de noso­tros y en nues­tro día a día. A veces, los médi­cos somos inter­me­dia­rios de algún cono­ci­mien­to, pero cada uno tie­ne que hacer su camino de salud, de ejer­ci­cio, de vida al aire libre”. En esta sen­da hacia la mejo­ra de la cali­dad de vida, tan­to ella como Luis prio­ri­zan “lo que va de aden­tro hacia afue­ra”.

No solo la salud es una cons­truc­ción dia­ria, la belle­za tam­bién lo es. De nada vale “hacer un tra­ta­mien­to cos­mé­ti­co si uno no pudo mejo­rar algu­nos aspec­tos que tie­nen que ver con un esta­do gene­ral”, ase­gu­ró la espe­cia­lis­ta de Cerros Salud. Cons­cien­te de ello, el cuer­po médi­co que inte­gra hace hin­ca­pié en “la medi­ci­na orto­mo­le­cu­lar, que se basa en apor­tar­le al orga­nis­mo todas las molé­cu­las bue­nas que hay en la natu­ra­le­za”. Su obje­ti­vo tam­bién es “ale­jar a los pacien­tes de los refi­na­dos y de las sus­tan­cias tóxi­cas”.

Asi­mis­mo, la médi­ca des­ta­có la impor­tan­cia de “mejo­rar la nutri­ción y la ali­men­ta­ción, por­que es impre­sio­nan­te cómo eso se refle­ja en el pelo, las uñas, los dien­tes e, inclu­so, en el pen­sa­mien­to”. “Todo lo bueno que incor­po­ra­mos tan­to a tra­vés de la ali­men­ta­ción como de los afec­tos redun­dan en el bien­es­tar y la salud”, remar­có. Es por esto que se apo­yan en un equi­po de nutri­cio­nis­tas “que tra­ba­jan en una orien­ta­ción que pone el foco en nutrir­nos mejor, apren­der a coci­nar con menos refi­na­dos, menos sal y menos tri­go”.

No hay un solo tra­ta­mien­to para todos, por­que cada uno tie­ne sus nece­si­da­des”.

Cuidados en la temporada primavera-verano

Antes de que lle­guen los días don­de la pre­sen­cia solar es más pro­lo­ga­da, Frenck reco­mien­da rea­li­zar­se che­queos médi­cos. “Cual­quier lesión que ten­ga­mos en la piel y que nos preo­cu­pe tene­mos que hacer­la ver con un espe­cia­lis­ta antes de que nos expon­ga­mos al sol. Es nece­sa­rio que un pro­fe­sio­nal las mire con el der­ma­tos­co­pio, con una lupa”, sugi­rió. Al res­pec­to, la espe­cia­lis­ta des­ta­có que debe con­tro­lar­se todo aquel lunar que cum­pla con algu­na de las con­di­cio­nes de la regla ABCDE para la pre­ven­ción tem­pra­na del cán­cer de piel.

Frenck anti­ci­pó que en octu­bre se cele­bra­rá la Sema­na del Lunar, que pre­vé la rea­li­za­ción eva­lua­cio­nes de “las lesio­nes sos­pe­cho­sas o que les preo­cu­pan a niños y adul­tos”. “Los pro­fe­sio­na­les los tran­qui­li­za­mos y les pro­po­ne­mos ana­li­zar sus luna­res o sacar­los”, aña­dió. Esta acti­vi­dad se encua­dra den­tro de la cam­pa­ña de pre­ven­ción del cán­cer de piel que impul­sa la Socie­dad Argen­ti­na de Der­ma­to­lo­gía.

La médi­ca resal­tó la impor­tan­cia de con­tar con una bue­na nutri­ción y ase­gu­rar la hidra­ta­ción oral. Con res­pec­to a esta últi­ma, acla­ró que el con­su­mo dia­rio de dos litros de agua no solo se garan­ti­za con­su­mien­do agua pro­pia­men­te dicha, sino tam­bién fru­tas e infu­sio­nes.

Asi­mis­mo, seña­ló que “hoy por hoy, hay una amplia gama de pro­tec­to­res sola­res, o sea, que nadie pue­de decir ‘yo no sabía’ o no me gus­ta”. “Los varo­nes que tie­nen entra­di­tas o su cal­va tie­nen que cui­dar­se con pro­tec­ción físi­ca más que quí­mi­ca, es decir, con gorri­tos. Los men­do­ci­nos debe­mos acos­tum­brar­nos a usar som­bre­ros y gorras”, advir­tió.

En línea con lo ante­rior, Cla­ra aler­tó que las muje­res, sobre todo en esta épo­ca del año, “sole­mos expo­ner mucho el cue­llo y el esco­te. Cuan­do pasa un tiem­po, empe­za­mos a ver foto­da­ño, por­que la expo­si­ción solar pro­du­ce cam­bios esté­ti­cos, pero tam­bién —advir­tió— es un fac­tor deter­mi­nan­te de la apa­ri­ción de algu­nas lesio­nes no muy bue­nas”.

Vin­cu­la­do a lo ante­rior, la espe­cia­lis­ta hizo hin­ca­pié en la impor­tan­cia de  la mela­ni­na, “que es el pig­men­to que noso­tros tene­mos, es ver­da­de­ro pro­tec­tor del orga­nis­mo”. “Cuan­do nos bron­cea­mos, ese pig­men­to pro­te­ge al núcleo de la célu­la, don­de se encuen­tra el ADN, que es el repro­duc­tor de esa célu­la. Enton­ces, si noso­tros nos expo­ne­mos mucho al sol, real­men­te, nos hace­mos un daño en el teji­do. A veces, ese daño en el teji­do se con­vier­te en una célu­la que se acti­va y se pasa a un cán­cer de piel”, expli­có.

PREVENCIÓN

No te olvi­des de pro­te­ger el dor­so de tus manos, tu ros­tro, cue­llo, esco­te,  ore­jas, la cal­va y la zona de las entra­das.

Por otra par­te, ase­gu­ró que “en esta épo­ca, hay mucha inquie­tud en cuan­to a lo cor­po­ral. Por ejem­plo, nos some­te­mos a algu­nas res­tric­cio­nes en la die­ta para bajar de peso y lle­gar bien al verano”. En este sen­ti­do, advir­tió que “hay que tener cui­da­do con eso, por­que pue­de haber ver­da­de­ros des­ba­lan­ces en die­tas extre­mas y lo ideal es el equi­li­brio”.

Asi­mis­mo, Cla­ra reco­men­dó dis­mi­nuir los edul­co­ran­tes y las azú­ca­res refi­na­das. “No debe­mos enga­ñar­nos con las gaseo­sas ni las bebi­das que tie­nen edul­co­ran­tes, por­que son un arma de doble filo por su toxi­ci­dad”. “Cuan­to más natu­ra­les sean las cosas que lle­ve­mos a nues­tro cuer­po, mejor”, enfa­ti­zó.

“Cuan­to más natu­ra­les sean las cosas que lle­ve­mos a nues­tro cuer­po, mejor”.

Los tratamientos estéticos y las épocas del año

Cada per­so­na tie­ne su inquie­tud y su momen­to de bus­car algu­na solu­ción esté­ti­ca”, afir­mó Sana­nes. Es por ello que se obser­va que la deman­da de tra­ta­mien­tos se man­tie­ne cons­tan­te a lo lar­go del año y que “no hay una tem­po­ra­da de algo en par­ti­cu­lar”.

Por supues­to que hay algu­nos pro­ce­di­mien­tos que inten­ta­mos evi­tar­los en la épo­ca de expo­si­ción solar. Hay tra­ta­mien­tos que se hacen más en invierno, por­que la gen­te está más escon­di­da del sol”, ase­gu­ró. El ciru­jano citó como ejem­plo de estos últi­mos el pee­ling y la dermoabra­sión, ya que “deben hacer­se con algu­nas res­tric­cio­nes”.

Sin embar­go, Luis expli­có que “actual­men­te, en ciru­gía plás­ti­ca y medi­ci­na esté­ti­ca, evi­ta­mos aque­llos tra­ta­mien­tos que requie­ren estar escon­di­do o con infla­ma­ción. La ten­den­cia hoy es a hacer peque­ñas cosas en eta­pas suce­si­vas para no tener que estar fue­ra de la rela­ción social ni fue­ra del tra­ba­jo”. Ello suce­de, según indi­có, por­que “la gen­te exi­ge lo inme­dia­to y lo que no impli­ca una pér­di­da de tiem­po. Nadie quie­re per­der ni un día de tra­ba­jo ni un día de su vida”.

A tu servicio

El equi­po médi­co coor­di­na­do por Sana­nes se encuen­tra a dis­po­si­ción de los veci­nos de Dal­vian para aten­der dife­ren­tes situa­cio­nes. En el área de ciru­gía plás­ti­ca, los pro­fe­sio­na­les se dedi­can a resol­ver urgen­cias peque­ñas, como pue­den ser heri­das domés­ti­cas. En casos de mayor com­ple­ji­dad y que requie­ran de aten­ción en un qui­ró­fano, se deri­va al pacien­te a un esta­ble­ci­mien­to que cuen­te con uno.

AGENDALO

Este mes, habrá una nue­va jor­na­da de con­sul­tas en ciru­gía plás­ti­ca y esté­ti­ca, y en pro­ce­di­mien­tos y tra­ta­mien­tos de der­ma­toes­té­ti­ca. Para mayor infor­ma­ción, comu­ni­car­se con Julie­ta Ibach, de Cerros Salud, al telé­fono 4446129.

Tam­bién brin­da­mos ase­so­ra­mien­to sobre los pro­ce­di­mien­tos más comu­nes de la ciru­gía plás­ti­ca, repa­ra­do­ra o esté­ti­ca”, expli­có el ciru­jano. Al res­pec­to, indi­có que se resuel­ven con­sul­tas sobre pro­ce­di­mien­tos moder­nos micro­in­va­si­vos, entre ellos, la toxi­na botu­lí­ni­ca, el áci­do hia­lu­ró­ni­co y la meso­te­ra­pia, que pue­den ser rea­li­za­dos en Cerros Salud. Den­tro de la ins­ti­tu­ción, tam­bién pue­den lle­var a cabo tra­ta­mien­tos con apa­ra­to­lo­gía que per­mi­te mejo­rar la piel cutá­nea y cor­po­ral.

Hay una infi­ni­dad de tra­ta­mien­tos vin­cu­la­dos al cui­da­do de la salud der­ma­to­ló­gi­ca y la pre­ven­ción del daño solar, que los hace­mos con el apo­yo de los der­ma­tó­lo­gos que for­man par­te del equi­po de tra­ba­jo de los Cerros Salud”, aña­dió Sana­nes.


Luis Sananes

Médi­co espe­cia­lis­ta en ciru­gía plás­ti­ca, esté­ti­ca y repa­ra­do­ra


Clara Frenck

Médi­ca espe­cia­lis­ta en medi­ci­na esté­ti­ca

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here