En cada épo­ca del año, nues­tra piel deman­da dife­ren­tes cui­da­dos. En el caso del verano, es nece­sa­rio hacer hin­ca­pié en la hidra­ta­ción para recu­pe­rar el agua per­di­da por la trans­pi­ra­ción. Ade­más, es impres­cin­di­ble uti­li­zar un fac­tor de pro­tec­ción solar (FPS) mayor al apli­ca­do en otras esta­cio­nes. La maqui­lla­do­ra Bet­ti­na Frúm­bo­li iden­ti­fi­ca cin­co erro­res fre­cuen­tes que se come­ten con res­pec­to a esto últi­mo: el uso de un fil­tro inade­cua­do, no reno­var la apli­ca­ción del pro­tec­tor, emplear el mis­mo pro­duc­to para la cara y el cuer­po, apli­car poca can­ti­dad y no revi­sar la fecha de cadu­ci­dad de la pan­ta­lla solar. Asi­mis­mo, des­ta­ca la impor­tan­cia de cui­dar los labios con un pro­tec­tor en barra.

TIP

Ele­gí un pro­duc­to que te pro­te­ja tan­to de los rayos UVA como de los UVB y que con­ten­ga sus­tan­cias hidra­tan­tes y cal­man­tes. Recor­dá apli­car­lo 30 minu­tos antes de expo­ner­te al sol y reno­var la colo­ca­ción cada dos horas.

Otro aspec­to que tenés que tener en cuen­ta en la tem­po­ra­da vera­nie­ga es pre­ve­nir la oleo­si­dad de la piel. La make-up artist favo­ri­ta de cele­bri­da­des como Oria­na Saba­ti­ni, Mar­ce­la Kloos­ter­boer y la “Chi­na” Suá­rez le brin­dó a ÚNICO seis con­se­jos para redu­cir la gra­si­tud y lograr que tu maqui­lla­je se luz­ca:

1. Incluí en tu ruti­na de lim­pie­za pro­duc­tos que com­ba­tan la oleo­si­dad: inter­ca­lá tu lim­pia­dor habi­tual con uno que con­ten­ga áci­do sali­cí­li­co al 2 %. Eso te per­mi­ti­rá equi­li­brar tu cutis y con­tro­lar la gra­si­tud sin rese­car­lo.

2. Cui­dá tu ros­tro con blo­quea­dor solar: reem­pla­zá tu cre­ma hidra­tan­te matu­ti­na por una pan­ta­lla que sea espe­cí­fi­ca para pie­les oleo­sas. No olvi­des apli­car­te pro­tec­tor en barra en tus labios para pre­ve­nir que se agrie­ten y des­hi­dra­ten. Esto te per­mi­ti­rá ade­más retra­sar los sig­nos del enve­je­ci­mien­to.

3. Evi­tá usar base: la cla­ve de los maqui­lla­jes de verano es que te hagan lucir fres­ca. Para ello, tenés que incli­nar­te hacia tex­tu­ras más livia­nas. Es por esto que Bet­ti­na reco­mien­da dejar la base de lado en los meses de calor por­que esti­mu­la la secre­ción sebá­cea. Reem­pla­za­la por una cre­ma hidra­tan­te o una BB cream con color.

4. Incor­po­rá ali­men­tos con vita­mi­na A: tu die­ta reper­cu­te direc­ta­men­te en cómo luce tu piel. Las comi­das pican­tes fomen­tan la vaso­di­la­ta­ción cutá­nea y pro­vo­can sudo­ra­ción. Por eso, debés evi­tar­las si bus­cás redu­cir la oleo­si­dad de tu cutis. Ade­más, debés con­su­mir más ali­men­tos con vita­mi­na A, como la zanaho­ria, el melón, la espi­na­ca y la bata­ta, ya que redu­cen la gra­si­tud.

5. Exfo­liá tu ros­tro una vez por sema­na: uti­li­zá un pro­duc­to espe­cí­fi­co para pie­les gra­sas que lim­pie tus poros e impi­da que se obs­tru­yan. Ade­más, podés apli­car­te de tan­to en tan­to una mas­ca­ri­lla espe­cial para refor­zar el poder de acción del exfo­lian­te.

6. Cam­biá tu cre­ma noc­tur­na por una más livia­na: si empleás una cre­ma espe­sa, cam­bia­la por una loción. Si ya venías apli­cán­do­te una loción, optá por un serum hidra­tan­te. Bus­cá que los pro­duc­tos que inclu­yas en tu ruti­na ten­gan áci­do sali­cí­li­co, ya que pre­vie­ne la apa­ri­ción de espi­ni­llas; cafeí­na, dado que cie­rra los poros, o nia­ci­na­mi­da, que tie­ne poder anti­in­fla­ma­to­rio.

La maqui­lla­do­ra tam­bién nos deta­lló las cla­ves para ele­gir cos­mé­ti­cos que se ade­cúen a un make-up de verano. En pri­mer lugar, reco­men­dó bus­car tex­tu­ras livia­nas y colo­res que resal­ten el bron­cea­do. En segun­do lugar, esco­ger, siem­pre que se pue­da, pro­duc­tos que ofrez­can pro­tec­ción con­tra los rayos UV. En ter­cer lugar, sugi­rió uti­li­zar maqui­lla­je de lar­ga dura­ción y resis­ten­te al agua, ideal no solo para la pile­ta, sino tam­bién para hacer­le fren­te al sudor y la hume­dad.

Enton­ces, ¿qué debe tener un kit bási­co para el verano? Según Bet­ti­na, los must de tu cos­me­ti­que­ro son una BB o una CC cream, un bron­zer, pro­duc­tos para defi­nir las cejas, más­ca­ra de pes­ta­ñas e ilu­mi­na­dor. Tam­bién podés agre­gar­le una cre­ma hidra­tan­te y/o un pro­tec­tor solar, ambos con color. Para tu look noc­turno, tené siem­pre a mano un deli­nea­dor y un lip gloss en tona­li­da­des rosa, neón o rojo clá­si­co.

TIP

Las bases mul­ti­fun­ción en barra son idea­les para quie­nes bus­can prac­ti­ci­dad y eco­no­mi­zar. En un mis­mo stick, pue­den tener un pro­duc­to que sir­ve como rubor, bron­cea­dor e ilu­mi­na­dor. Algu­nas mar­cas cuen­tan con alter­na­ti­vas de lar­ga dura­ción y a prue­ba de agua, idea­les para el verano.

Ten­den­cias verano 2019-2020

En esta épo­ca del año, se impo­ne el mini­mal make-up o maqui­lla­je mini­ma­lis­ta. ¿Cómo lograr­lo? Con un poco de más­ca­ra de pes­ta­ñas y un bál­sa­mo labial. Quie­nes quie­ran ir un poco más allá pue­den hacer foco en los pómu­los con un rubor en tona­li­da­des rosa o durazno, los colo­res de esta tem­po­ra­da. A pesar de la apues­ta a la sim­ple­za, el spar­kling con­ti­nua­rá sien­do ten­den­cia, por lo que podrás seguir usan­do glit­ter y aca­ba­dos meta­li­za­dos y sati­na­dos.

El labial rojo no pasa de moda, pero tie­ne com­pe­ten­cia esta tem­po­ra­da por el arri­bo de las bocas neón, que te per­mi­ten jugar con otros colo­res, como el rosa, el naran­ja, el vio­le­ta, el ver­de y el azul. A estos últi­mos tam­bién se agre­gan el nude y el bei­ge, que son cen­tra­les en los maqui­lla­jes mono­cro­má­ti­cos. El jue­go con la pale­ta de tona­li­da­des se hace pre­sen­te ade­más en el revi­val del esti­lo sesen­to­so, don­de pri­man los tonos pas­tel.

Bet­ti­na Frúm­bo­li
Make-up artist
Gana­do­ra del Mar­tín Fie­rro de la Moda al Mejor Make-Up
www.bettinafrumboli.com
Ins­ta­gram: @bettinafrumboli y @frumboliestudio

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here