Sin ellos nues­tros looks corre­rían el ries­go de ver­se sim­ples y fal­tos de esti­lo o per­so­na­li­dad… Con los acce­so­rios, en cam­bio, pode­mos dar­le vida a nues­tras pren­das y defi­nir la oca­sión de uso de cada una, inde­pen­dien­te­men­te de qué tan for­mal o infor­mal parez­can a sim­ple vis­ta. Aun­que tam­bién es cier­to que pue­den ser un arma de doble filo: si no los com­bi­na­mos de for­ma armó­ni­ca, pode­mos des­truir el mejor look y pro­yec­tar una ima­gen no desea­da. Enton­ces, ¿qué debe­mos tener en cuen­ta para no fallar en su elec­ción y adap­ta­ción al out­fit? Todos los deta­lles a con­ti­nua­ción…

Colla­res: ¿Qué medi­da de cade­na o collar debo ele­gir? y lo que es más impor­tan­te, ¿Cuál es la mejor medi­da para mí?

Para empe­zar, hay varias medi­das habi­tua­les de cade­nas y en fun­ción de su lon­gi­tud se sitúan en un lugar u otro del cue­llo y esco­te. Pri­me­ro, acla­re­mos cómo deben medir­se: ele­gí de entre tus colla­res aquel que más cómo­do te resul­te para usar, exten­de­lo y medi­lo de pun­ta a pun­ta, sin con­tar el cie­rre. O bien, medí el perí­me­tro del cue­llo y aña­dí entre 5-10 cm para saber la medi­da ideal míni­ma para tu cuer­po. Com­par­ti­mos un cua­dro con las refe­ren­cias.

Las varia­bles que debes tener en cuen­ta

ALTURA: Si la per­so­na es alta, cual­quier medi­da le pue­de que­dar bien aun­que se reco­mien­da no usar las más cor­tas; podrían ver­se exa­ge­ra­da­men­te jus­tas el cuer­po. Estás de suer­te si sos de talla media­na pues todas te pue­den que­dar bien. Y si sos  más bien baji­ta, te favo­re­ce­rán las que se sitúen en la cla­ví­cu­la o jus­to por deba­jo.

CUELLO: Las gar­gan­ti­llas sua­vi­zan y acor­tan visual­men­te los cue­llos lar­gos y del­ga­dos, lo que te pue­de favo­re­cer si este es tu tipo de cue­llo. En cam­bio, si tu cue­llo es cor­to o ancho, debe­rás uti­li­zar medi­das más gran­des (de 50 cm, por ejem­plo) que lo alar­guen y esti­li­cen.

TAMAÑO DEL CUERPO: Hay que tener en cuen­ta, sobre­to­do, que si el cuer­po es volu­mi­no­so, hay que huir de las medi­das cor­tas. Pero si lo que tenés volu­mi­no­so es el pecho, no debés uti­li­zar medi­das de más de 45 cm. En ese caso, el collar o col­gan­te podría caer en medio del esco­te y segu­ra­men­te no te gus­ta­rá.

FORMA DE LA CARA: Cuan­do la cara es ova­la­da, todas las medi­das sien­tan bien. Si es redon­da, es mejor evi­tar la gar­gan­ti­lla e inten­tar que el collar que­de en for­ma de V. Eso hará que el ros­tro se vea más oblon­go. Para las caras alar­ga­das o con bar­bi­lla pun­tia­gu­da, las gar­gan­ti­llas son la mejor opción pues sua­vi­za los ras­gos.

ROPA: En cuan­to a la ropa, es impor­tan­te tener en cuen­ta qué tipo de pren­da vas a lle­var con el collar. Gar­gan­ti­lla y prin­ce­sa son ade­cua­dos para casi todo. Si, por ejem­plo, lo vas a usar para una oca­sión espe­cial, los colla­res muy ajus­ta­dos en el cue­llo que­dan siem­pre bien con las pren­das esco­ta­das o sin hom­bros. Si lo que deseas es lle­var el col­gan­te por enci­ma de un cue­llo (de cami­sa, blu­sa o jer­sey de cue­llo alto), la medi­da reco­men­da­da es de 50 cm en ade­lan­te.

Los aros

Con for­mas más gran­des que las habi­tua­les, los mate­ria­les acrí­li­cos se han abier­to paso por dis­tin­tas corrien­tes esté­ti­cas (sí, de nue­vo los omni­pre­sen­tes años 80) y por la posi­bi­li­dad de hacer más prác­ti­cos estos acce­so­rios (poco peso para gran tama­ño). Este año la for­ma del círcu­lo se lle­va­rá en aros y colla­res de esla­bo­nes, aros de carey o resi­na, en acce­so­rios dora­dos, en hebi­llas de cin­tos y en car­te­ras total­men­te esfé­ri­cas de asa redon­da metá­li­ca.

Pañue­los, bufan­das, pash­mi­nas y más…

Esta tem­po­ra­da se impo­nen las man­tas, rua­nas y swea­ters anu­da­dos al cue­llo para com­ba­tir el frío. Las bufan­das adquie­ren un uso casi de una pren­da más y se colo­can sobre el cuer­po, ajus­ta­das con un cin­tu­rón.

Los pañue­los ven­drán en ver­sio­nes vin­ta­ge con estam­pas de cade­nas, dibu­jos en oro y tonos mari­nos. El ani­mal print tam­bién es furor, a tra­vés de total looks y mix de estam­pas (leo­par­do y ser­pien­te, por ejem­plo). Los cua­dros serán algo que vere­mos prin­ci­pal­men­te en oto­ño y en invierno. Si bien se tra­ta de una ten­den­cia que pisa­rá fuer­te mayor­men­te en pan­ta­lo­nes o abri­gos, tam­bién la vere­mos en algu­nos acce­so­rios. Eso sí: mien­tras más gran­des sean los cua­dros, más trendy.

Bri­llos y strass

Pue­den ser cris­ta­les face­ta­dos, strass, bri­llos, pie­dras colo­ri­das. Los prin­ci­pa­les acce­so­rios que lle­van esta ten­den­cia son: hebi­llas de cin­tu­ro­nes, aros, ani­llos, hair clips y colla­res.

 

 

TIP ESENCIAL
El acce­so­rio ideal para una sali­da en la que que­rés bri­llar son los clut­ches de Blan­che. Son de uso obli­ga­to­rio para un even­to.

Nor­ma López
Alma­gro 888 Dorre­go
Arís­ti­des Villa­nue­va 687 Ciu­dad
Ins­ta­gram: normalopez_ok
Face­book: normalopez_ok

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here