Marie­la se defi­ne como una per­so­na super curio­sa, que ama la moda y sobre todo su his­to­ria, siem­pre le gus­ta saber­lo todo, de dón­de vie­ne cada ten­den­cia y que suce­día en dis­tin­tas épo­cas para lle­gar a cada ins­tan­cia. Está todo más conec­ta­do de lo que pen­sa­mos y, con­fie­sa que esa bús­que­da le apa­sio­na. Vivió toda su vida en Dal­vian, pero des­pués deci­dió mudar­se a Espa­ña, don­de estu­dió en el Ins­ti­tu­to Euro­peo de Dise­ño de Bar­ce­lo­na (IED) y una de las asig­na­tu­ras que más dis­fru­tó fue his­to­ria de la moda.

Revo­lu­ción femi­nis­ta

La moda siem­pre acom­pa­ña el con­tex­to social, actual­men­te la libe­ra­ción en bus­ca de igual­dad que esta­mos vivien­do las muje­res. Si mira­mos un poco hacia el pasado,siglo XX, encon­tra­mos a muje­res repri­mi­das, con indu­men­ta­ria aus­te­ra, reca­ta­da y tan rígi­da que no per­mi­tía casi res­pi­rar. Los ves­ti­dos que usa­ban las muje­res eran herra­mien­tas para mos­trar el nivel socio eco­nó­mi­co de los hom­bres, mien­tras más osten­to­sos eran, mayor era la rique­za. Algo com­ple­ta­men­te ridícu­lo e injus­to.

Ten­go un esti­lo a la hora de ves­tir muy per­so­nal, no sue­lo seguir modas ni ser una “fas­hion vic­tim” adap­to ten­den­cias a mi esti­lo, que enca­jen con­mi­go y mi per­so­na­li­dad. Nun­ca me gus­tó ves­tir con­jun­tos <<que no dicen nada>>

Hoy en día, como todos sabe­mos, el mun­do evo­lu­cio­na y nue­vos temas de deba­te entran en jue­go, ya sea a nivel político,cultural o social, la moda siem­pre se verá afec­ta­da. En la tem­po­ra­da oto­ño invierno de este año, pode­mos ver cómo varios dise­ña­do­res han ele­gi­do apo­yar este movi­mien­to femi­nis­ta cen­su­ran­do los tiem­pos del puri­ta­nis­mo.

Wor­king Girl

Vuel­ve el look de ofi­ci­na “wor­king girl”, nos apo­de­ra­mos del arma­rio mas­cu­lino para dar­le un giro y moder­ni­zar­lo con pan­ta­lo­nes de pin­zas más anchos, fal­das pli­sa­das con todo tipo de tex­tu­ras y una infi­ni­dad de colo­res, dan­do una men­ción espe­cial al naran­ja, un color que se vie­ne con todo. ¡Bye bye pro­to­co­lo!

Laye­ring: capa sobre capa

El capa sobre capa que impu­so Balen­cia­ga, dejó a todos con la boca abier­ta tras su des­fi­le de tem­po­ra­da, uti­li­zó pren­das con el logo del Pro­gra­ma Mun­dial de Ali­men­tos para recau­dar fon­dos para fami­lias refu­gia­das, rom­pien­do con los este­reo­ti­pos que sue­le ver­se en las pasa­re­las. En su des­fi­le se vio mucho laye­ring, super­po­si­ción de cha­que­tas o abri­gos de dife­ren­tes teji­dos. Esta téc­ni­ca de ves­tir capas sobre capas de ropa, fue furor en el street sty­le a nivel inter­na­cio­nal, una vez más, Balen­cia­ga mar­có ten­den­cia vivien­do la “calle” muy lejos de la calle.

Ani­mal print: nun­ca es sufi­cien­te

El ani­mal print de leo­par­do es un clá­si­co que veni­mos vien­do des­de hace tiem­po, pero esta tem­po­ra­da nos deja ele­gir más opcio­nes, cebra, coco­dri­lo, ser­pien­te y ¡aten­ción! ya no se lle­va en peque­ñas dosis. Este oto­ño invierno el ani­mal print será la antí­te­sis de “menos es más”, ya que siem­pre será poco. Pue­des lle­var­lo en abri­gos XL, cha­que­tas, y por supues­to el total look, que ama­mos, tan­to de día como de noche.

Taco agu­ja ¿sí o no?

Tene­mos el clá­si­co y temi­do taco agu­ja, que tan­to ama­mos y odia­mos al mis­mo tiem­po. Los colo­res que más resal­ta­rán en zapa­tos serán lla­ma­ti­vos, vibran­tes; neón, ama­ri­llo, naran­ja, dis­tin­tos prints, y sobre­to­do el blan­co.

Lle­ga­ron para que­dar­se

Siguen las botas texa­nas o cow­boy en lo más alto de la cor­ni­sa, sólo que este año, se uti­li­za­rán en color bei­ge, y se des­pi­de al blan­co. Se pue­den uti­li­zar para oca­sio­nes for­ma­les o infor­ma­les.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here