Ambien­ta­da en 1919, la serie es un dra­ma his­tó­ri­co que tie­ne como pro­ta­go­nis­tas a una par­ti­cu­lar fami­lia y pan­di­lla de gángs­ters con un fir­me obje­ti­vo: ascen­der en el mun­do mafio­so a tra­vés de las apues­tas clan­des­ti­nas y otros nego­cios ile­ga­les. La pan­di­lla se encuen­tra asen­ta­da en la gris e indus­trial ciu­dad de Bir­ming­ham y está al man­do del ambi­cio­so jefe de la ban­da Tho­mas Shelby, quien atra­pa a la audien­cia con su per­so­na­li­dad y lide­raz­go. La his­to­ria está ins­pi­ra­da en los ver­da­de­ros Peaky Blin­ders, una pan­di­lla cri­mi­nal de Irlan­da que, como su nom­bre lo indi­ca, uti­li­za­ban gorras pla­nas con vise­ra. “Peaky” alu­de a estos som­bre­ros que escon­dían una hoja de afei­tar cosi­da, y “Blin­ders” -del ver­bo cegar- hace refe­ren­cia a que los pan­di­lle­ros raja­ban la cara de sus opo­nen­tes, deján­do­los cega­dos por la heri­da. Crea­da por el bri­tá­ni­co Ste­ven Knight -guio­nis­ta de “Las Cró­ni­cas de Nar­nia: la tra­ve­sía del Via­je­ro del Alba”-, es una his­to­ria reple­ta de tra­mas que se enla­zan entre sí y encas­tran en algún pun­to de la serie, dejan­do a los faná­ti­cos fas­ci­na­dos con tan­tos ejes por tocar: peleas, exce­sos, comu­nis­mo, gita­nos, machis­mo y trau­mas de la post­gue­rra, que giran alre­de­dor de los dis­tin­tos per­so­na­jes car­ga­dos de tem­pe­ra­men­to e intri­gas. Sin dudas, es una de las series favo­ri­tas de los usua­rios de Net­flix.

Mirá el trailer:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here