Oriundo de Sídney, trabajó como instructor de educación física durante 10 años. Actualmente dirige el mejor lugar para aprender idiomas. Según nos cuenta, él quería aprender español y como es un gran fan del rugby, eligió Argentina que es el país de habla hispana donde este deporte tiene mayor in uencia; es así como ha vivido aquí desde el 2007 y se ha hecho cargo del instituto de idiomas desde el 2013.

¿CUÁNTO INFLUYE LA EDAD EN EL APRENDIZAJE?
Des­de mi expe­rien­cia per­so­nal, la edad es impor­tan­te, mien­tras más joven más natu­ral resul­ta. Por ejem­plo, en casa se habla inglés y espa­ñol, mi hijo que tie­ne 3 años entien­de y habla ambos idio­mas.
Sin embar­go esto no sig­ni ca que no se pue­da apren­der a cual­quier edad, de hecho en el ins­ti­tu­to hemos desa­rro­lla­do una varie­dad de méto­dos peda­gó­gi­cos para cada edad. Con­ta­mos con alum­nos de todas las eda­des, des­de 5 años has­ta 60.
¿EXISTEN LOS MÉTODOS MÁGICOS?
Sí, ir a vivir don­de sólo se hable en inglés. Sin embar­go, para los que no ten­gan esta posi­bi­li­dad, la mejor for­ma de apren­der es bus­can­do la expo­si­ción con­ti­nua; a tra­vés de pelí­cu­las, músi­ca, lite­ra­tu­ra o redes socia­les. No sólo se tra­ta de estu­diar gra­má­ti­ca o voca­bu­la­rio, si no de apren­der a uti­li­zar­lo en situa­cio­nes reales de la vida.
¿EL INGLÉS SIGUE SIENDO EL PRINCIPAL IDIOMA PARA APRENDER?
Cier­ta­men­te hay algu­nas len­guas que han cobra­do más impor­tan­cia en los últi­mos años, como el por­tu­gués y el chino. Sin embar­go, por razo­nes cul­tu­ra­les y prác­ti­cas el inglés nun­ca va a per­der rele­van­cia como len­gua glo­bal.
¿QUÉ PROGRAMAS SE REALIZAN EN GREEN FIELDS?
Acá dic­ta­mos todos los nive­les de ense­ñan­za. Según la edad y el inte­rés de los alum­nos; tra­ba­ja­mos con inglés social, gene­ral, de nego­cios o nes espe­cí­fi­cos. Tene­mos una gran pre­sen­cia en el área de capa­ci­ta­ción de empre­sas. Ade­más comen­za­mos un pro­gra­ma gra­tui­to, para padres que tie­nen algún cono­ci­mien­to de inglés y que quie­ran prac­ti­car mien­tras sus hijos están en cla­ses. Tam­bién con­ta­mos con un área de ense­ñan­za de espa­ñol para extran­je­ros.
James tam­bién nos comen­tó que diri­gir Green Fields ha sido un recon­ for­tan­te desafío y ver el pro­gre­so de sus alum­nos, un enor­me pla­cer. Por eso invi­ta a todo aquel que quie­ra apren­der, a acer­car­se para cono­cer un ins­ti­tu­to que da lo mejor de sí al ser­vi­cio de la edu­ca­ción.