Todos merecemos un reconocimiento por nuestros logros, esta vez fue el turno de Rocky, el primer perro entrenado en el sistema Comunidad Canina.

Muchas veces nos impor­tu­na­mos por los ladri­dos de la mas­co­ta del vecino en horas desor­bi­tan­tes, cami­na­mos con mie­do a que apa­rez­ca un perri­to des­co­no­ci­do que quie­ra ata­car­nos; o bien, con cosas tan sim­ples como ir a almor­zar a un hogar ami­go y que su perro esté al lado de noso­tros pidien­do comi­da. Estos deta­lles, des­de el más ínfi­mo al más gra­ve, nos per­tur­ban. Aho­ra bien, ¿nues­tra mas­co­ta es un ejem­plo? Rocky, el labra­dor de Rober­to Can­ta­le­jos apren­dió a dar el ejem­plo, y lo hizo gra­cias a un cons­tan­te tra­ba­jo de entre­na­mien­to pro­vis­to por sus due­ños y guia­do por Cris­tián Cen­tu­rión, el edu­ca­dor Canino de Dal­vian.

Según Cristián, el secreto yace en “entrenar” al dueño para que él pueda educar a su perro.

Por mi pro­fe­sión me ha toca­do diri­gir y lide­rar equi­pos de tra­ba­jo, espe­cí­fi­ca­men­te de ven­tas, en dis­tin­tos luga­res del país y siem­pre ase­me­jé estos gru­pos con mana­das de rott­wei­lers, los cua­les pue­den ser suma­men­te ami­ga­bles y cari­ño­sos, pero pue­den pro­vo­car­nos gran­des daños si tie­nen un lide­raz­go errá­ti­co y poco con­gruen­te.

El método

Deno­mi­na­do Cino­tec, se cen­tra en los 4 pila­res del equi­li­brio canino: La subor­di­na­ción o la correc­ta jerar­qui­za­ción por sobre el perro. La socia­li­za­ción, per­mi­te al perro inter­ac­tuar sin incon­ve­nien­tes con otras per­so­nas y ani­ma­les. La esti­mu­la­ción y final­men­te la edu­ca­ción que impli­ca adies­trar­lo en con­duc­tas espe­cí­fi­cas que van des­de ense­ñar­le a tro­tar a nues­tro lado al ejer­ci­tar­nos, has­ta labo­res más com­ple­jas como la bús­que­da de per­so­nas o la asis­ten­cia a per­so­nas enfer­mas. El pro­gra­ma tie­ne una dura­ción de unas 8 sema­nas apro­xi­ma­da­men­te, se tra­ba­ja con el due­ño y el perro una vez a la sema­na duran­te no más de 30 minu­tos y debe repe­tir este tra­ba­jo dia­ria­men­te has­ta la siguien­te sesión. En las pri­me­ras sema­nas de tra­ba­jo, comen­za­mos a ver los efec­tos en la con­duc­ta de nues­tro perro.

Modificar las conductas negativas

El méto­do Cino­tec tra­ba­ja “en posi­ti­vo” es decir, pre­mian­do las con­duc­tas que va logran­do para que se fijen defi­ni­ti­va­men­te. Usa­mos como pre­mio el mis­mo ali­men­to que con­su­me, pero cam­bian­do los hábi­tos ali­men­ti­cios. Si comía dos veces al día, come­rá una vez y mien­tras tra­ba­ja (15/30 min. por día). Eso impri­mi­rá en nues­tro perro el bus­car “agra­dar­nos” para ganar­se la comi­da y el afec­to. Cuan­do ter­mi­na­mos el pro­gra­ma de edu­ca­ción logra­mos que esté per­fec­ta­men­te equi­li­bra­do. Y como dice Aldo Cec­chi crea­dor del méto­do “un perro equi­li­braun can ejem­plar Todos mere­ce­mos un reco­no­ci­mien­to por nues­tros logros, esta vez fue el turno de Rocky, el pri­mer perro entre­na­do en el sis­te­ma Comu­ni­dad Cani­na. Rocky: Un per­so­na­je cari­ño­so y edu­ca­do en nues­tro barrio. 20 VIDA SOCIAL revistaunico.com Vida Social do es un perro útil”. Esta uti­li­dad va des­de acom­pa­ñar­nos a ver tele­vi­sión, salir a correr por el barrio o infi­ni­dad de acti­vi­da­des que hace que dis­fru­te­mos su com­pa­ñía.

Las razones más comunes que llevan a decirnos:

Mi perro tie­ne que ser entre­na­do” Den­tro de las razo­nes más comu­nes pode­mos citar la “hiper­ac­ti­vi­dad” o ansie­dad, los des­tro­zos en casa (gene­ral­men­te debi­do al “estrés por sepa­ra­ción”); la impo­si­bi­li­dad de dis­fru­tar el paseo por­que tira dema­sia­do de la correa, no acu­de a mi lla­ma­do, ladra a cual­quier hora, le sal­ta a la gen­te que lle­ga a casa, etc. En estos casos si el due­ño no encuen­tra un buen edu­ca­dor a tiem­po por lo gene­ral opta por des­ha­cer­se de su perro dán­do­lo en adop­ción (en el mejor de los casos). Cuan­do el des­equi­li­bro del perro redun­da en pro­ble­mas de subor­di­na­ción y jerar­quía pue­de deri­var en mani­fes­ta­cio­nes de agre­si­vi­dad y lamen­ta­ble­men­te toda­vía hay mucha gen­te que opta por sacri­fi­car al perro.

Experiencia con Rocky

Se nota­ba que Rocky era un perro con pocos lími­tes, tre­men­da­men­te ansio­so y exci­ta­do. Una de las pri­me­ras cosas que le reco­men­dé a la fami­lia fue la cas­tra­ción ya que par­te de esa ansie­dad tie­ne un gran con­di­men­to hor­mo­nal que pue­de inclu­so ter­mi­nar en agre­si­vi­dad. Comen­za­mos a tra­ba­jar en la Meto­do­lo­gía de Obe­dien­cia y real­men­te ten­go que reco­no­cer que el cam­bio fue casi inme­dia­to. Rocky comen­zó a reac­cio­nar estu­pen­da­men­te a las diná­mi­cas plan­tea­das. El com­pro­mi­so de Rober­to y sus hijos, Pablo y Facun­do, hicie­ron todo muy fácil y rápi­do. Cada sema­na cuan­do vol­vía a ver­los se nota­ba real­men­te que tra­ba­ja­ban dia­ria­men­te y a con­cien­cia esos 15 a 20 minu­tos que es lo que tie­nen que dedi­car aque­llos que bus­can un cam­bio en las con­duc­tas de sus mas­co­tas. Hoy Rocky es un perro dócil y equi­li­bra­do, pue­de estar abier­ta la puer­ta de casa y no va a inten­tar esca­par, cami­na o corre jun­to a su due­ño sin tirar de la correa y acu­de inme­dia­ta­men­te cuan­do se lo lla­ma. Ten­go que reco­no­cer que fue uno de los cam­bios más impor­tan­tes de con­duc­tas que yo haya vis­to en esta acti­vi­dad y en gran par­te se debió al com­pro­mi­so de los due­ños en hacer todo lo que se les sugi­rió. Es un gran orgu­llo ver a Rocky con­ver­ti­do en el perro ideal de la Fami­lia Can­ta­le­jos!

Los más dóciles y los más complicados

Todo perro es edu­ca­ble (sal­vo en casos con pato­lo­gías espe­cí­fi­cas). Asi­mis­mo ten­go que reco­no­cer que exis­ten razas que por su gené­ti­ca res­pon­den muy bien y muy rápi­do a un pro­gra­ma de Edu­ca­ción, les pue­do nom­brar al Ove­je­ro Ale­mán, los Labra­do­res, los Rott­wai­lers. Pero tam­bién pode­mos nom­brar los que por lo gene­ral están más “des­equi­li­bra­dos” o con pro­ble­mas de con­duc­ta y ese lis­ta­do lo enca­be­zan los lla­ma­dos perros fal­de­ros como el cani­che, el peki­nés, el bull­dog fran­cés, etc. La razón prin­ci­pal pasa por un fenó­meno que téc­ni­ca­men­te se lla­ma antro­po­mor­fi­za­ción que no es otra cosa que la “huma­ni­za­ción” del ani­mal y tra­tar­los más como un pelu­che que como aquél digno des­cen­dien­te del lobo en tama­ño peque­ño.

La importancia del Equilibrio

Vivo en Men­do­za y en Dal­vian des­de prin­ci­pios del 2015 jun­to a mi mujer, mis tres hijos y mis perros, TODA UNA MANADA! Des­pués de cono­cer el Barrio estoy con­ven­ci­do de que todo perro que esté inser­to en una comu­ni­dad como esta, debe estar equi­li­bra­do. Eso impli­ca que su due- ño ten­ga cono­ci­mien­tos bási­cos de edu­ca­ción cani­na y cum­pla con las míni­mas medi­das de segu­ri­dad como el no dejar suel­tos sus perros o pasear­los sin correa. Esto pue­de oca­sio­nar acci­den­tes muy lamen­ta­bles.