Fuimos recibidos por esta gran artista y residente de nuestro barrio, quien nos contó sobre lo que la motiva a pintar y nos mostró un poco de su extenso trabajo.

Sonia es una artis­ta ecléc­ti­ca, no se limi­ta a un esti­lo, se mue­ve con gran sol­tu­ra entre ellos. Ade­más, hace 20 años que expo­ne en Hiper- mue­bles, tam­bién se ha pre­sen­ta­do en Bode­ga Salen­tein, Ban­co Nación; ven­dien­do en toda su tra­yec­to­ria más de 500 obras.

Vivir el arte

Arte para mi es pin­tar son­ri­sas de colo­res. Es la expre­sión de los más pro­fun­dos sen­ti­mien­tos, tran­si­tan­do el camino más sen­ci­llo hacia el alma. Cada pin­ce­la­da me hace mejor per­so­na, tra­tan­do de plas­mar mi esen­cia en car­ne viva; allí es don­de apa­re­ce ese esta­do de feli­ci­dad, sim­pli­ci­dad y amor. Creo que el pin­tor nun­ca ter­mi­na del todo sus obras, la mitad de ellas depen­den de la belle­za de los ojos que reco­rren cada deta­lle del lien­zo. Y en reali­dad ya no se si pin­to o sue­ño, pero este mun­do es tan lin­do que vale la pena pin­tar­lo. Es así como vivo el arte.