PODER ROSA COLOR Y SABOR

0

Es un vino fresco, fácil de combinar con todo y capaz de sorprendernos. Lo único que tenemos que hacer es dejarnos seducir por este grácil sabor que hoy se reivindica.

Su color no es lo único que caracteriza a estos rosados. Sus aromas a frutos rojos silvestres e incipientes notas cítricas le aportan una frescu­ ra ideal para ser degustado con cualquier plato dispuesto en nuestras mesas. Las tonalidades de los rosados dependen de las variedades y su elaboración. Las notas salmones nos expresa su evolución y el naranja, su oxidación. La intensi­dad que presenta este vino depende del tiempo que ha estado en contacto con la piel de la uva.

Años atrás estos vinos habían quedado relega­ dos a la simpleza del maridaje “si pedís carne y yo pescado, tomemos un rosado”. Pero hoy, estos especímenes vuelven a estar en boca de todos con renovados aires, quizá sea una tendencia pero siempre es un buen momen­ to para disfrutar de sus suaves y amigables sabores.

La temperatura idónea para poder beberlos, disfrutarlos y que nos refresquen, ronda de los 9 a 10 grados. Son ideales para acompañarlos con un salmón ahumado, un queso de cabra tal vez. Son vinos que tienen una gran versatilidad, con una acidez inteligente, un peso en boca ligero y unos aromas muy refrescantes. A parte, son una gran apuesta para conjugarlos con comidas de sabores picantes, con pastas y arroces.

Pero no hay rosa sin espinas. Existen quienes aún creen que un rosado es un vino sin carác­ ter, dedicado a las mujeres. Que es un vino que no se decide; que no sabe si es blanco o tinto. El rosado no es un vino inferior a los demás, sino que es una alternativa de consumo, con una infinidad de sabores y aromas seductores.

Afortunadamente en los últimos años, la indus­ tria vitivinícola argentina decidió volverlos a
la vida, convirtiéndose en el protagonista de una importante expansión en la oferta de estos mismos. Finalmente, tras una gran labor por parte de bodegueros y comercializadores, esos esfuerzos están dando frutos, logrando una creciente reivindicación.

Ahora próximos a terminar esta deliciosa nota te recomendamos probar Carmela Benegas Cabernet Franc Rosé 2015, un excelente ejem­ plar que se presenta como uno de los mejores rosados de la Argentina, con notas elegantes de frutos rojos y un fondo de hierbas aromáticas muy tenue.

La vida depende con los ojos con que la mirás. Ver la vida de color de rosa puede ser muy grati cante. Este año más que nunca, las bebi­das rosas, están a la moda.

Share.

Comments are closed.