SAUVIGNON BLANC: FRESCURA, CARÁCTER Y VERSATILIDAD

0

Te invitamos a conocer a una variedad que hasta no hace mucho no era muy consumida. Hoy se nos presenta como una buena opción para disfrutar de una deliciosa tarde al sol.

Si el sauvignon blanc fuera una persona sería una dama con elegancia, porte y carisma. Y gracias a la actual tendencia que consiste en desnudar la verdadera expresión del varietal, estos son vinos elaborados en base a variedades con mucho que contar y cuyas características primarias son de las más particulares del panorama ampelográfico, teniendo de esta manera gran auge.

Es un varietal llamativo en sus formas, atrapa a la vista con destellos fríos y acerados. Enseguida entrega un perfume seductor que varía de las hojas verdes a las frutas tropicales. Una vez que llega al paladar, tanto brillo premia con frescura y paso chispeante, como una fugaz aparición en el escenario.

“La palabra sauvignon está compuesta por dos términos franceses: sauvage (salvaje); y vignon (viña); que hacen referencia a las notas aromáticas vegetales y silvestres de la variedad”.

Hace tiempo ya, el Sauvignon ha salido de bambalinas y gana cada vez más un lugar de preferencia en la góndola. Si hasta hace 8 años era casi una rareza, hoy muchas bodegas apuestan por él y el consumidor lo comienza a disfrutar con mayor asiduidad.

El cambio de su otrora escasez se produjo primero por el el lado de la oferta. Cuando la tecnología de las bodegas permitió lograr vinos blancos sin oxidación por un lado, y por otro, cuando comenzaron a plantarse selecciones clonales de la variedad y se reemplazaron las viejas selecciones masales que no aportaban vivacidad. Este doble movimiento comenzó con el cambio de la década pasada y los resultados hoy saltan al paladar.

Una dama con dos caras

Sauvignon blanc se muestra en dos versiones en función del tipo de suelo y clima en la que se cultiva:

· En suelos pobres de regiones de clima fresco o moderadamente suave, el sauvignon blanc posee una elevada acidez e identificamos con facilidad sus clásicos matices verdes y herbáceos, una suerte de huerta sensorial que nos recuerda al pimiento verde, la hierba recién cortada y la ortiga; matizadas por un marcado acento frutal y oral que nos transporta a latitudes propias de la fruta de la pasión.

· En regiones más cálidas su carácter aromático es mucho más sutil y la fruta queda reducida a un recuerdo de durazno y pomelo. Sin embargo, cuando la crianza en roble se prolonga acuden raudas las notas complejas, adultas, ahumadas y especiadas, y entonces el conjunto brilla con luz propia.

Cuándo y cómo acercarse a ella

Entre las ocasiones ideales para tomarlo, la llegada de los primeros calorcitos abre la puerta a su consumo y la primavera es el mejor momento. Como el Sauvignon se bebe muy joven y preferentemente dentro del año de cosecha, sólo así entrega el nervio y la intensidad aromática que lo caracteriza.

Y para culminar esta nota tan refrescante te recomendamos un sauvignon ideal para disfrutar una tarde de sol: Doña Paula, tanto en su línea Los Cardos como en la gama homónima de la bodega. Dos ejemplos de lo que es un vino acerado y perfumado. Pero no son los únicos, queda en tus manos buscar y descubrir nuevas etiquetas para saborear.

Share.

Comments are closed.