¿Algu­na vez te detu­vis­te a pen­sar todo lo que pasa en tu men­te y en tu cuer­po cuan­do comen­zás a bai­lar? Está cien­tí­fi­ca­men­te com­pro­ba­do que bai­lar pro­du­ce pla­cer, ade­más de per­mi­tir expre­sar­nos, diver­tir­nos, comu­ni­car sen­ti­mien­tos y sen­sa­cio­nes.

Fun­da­men­tal­men­te, bai­lar te ayu­da a libe­rar­te, a per­der los mie­dos, a desa­rro­llar la auto­con­fian­za, a mejo­rar las rela­cio­nes socia­les, sobre todo en los niños y ado­les­cen­tes que están en pleno desa­rro­llo.

Por otro lado, a nivel salud se obtie­nen nume­ro­sos bene­fi­cios: mejo­ra la elas­ti­ci­dad, la cir­cu­la­ción san­guí­nea, la coor­di­na­ción y el equi­li­brio; tam­bién con­tro­la los pro­ble­mas de peso, res­pi­ra­to­rios y de estrés; ayu­da en el desa­rro­llo mus­cu­lar y a corre­gir posi­bles pro­ble­mas físi­cos. Con­tri­bu­ye con la expre­sión cor­po­ral, tra­ba­jan­do la socia­li­za­ción y la timi­dez, aumen­tan­do, de este modo, la con­fian­za.

¿Qué es la dan­za jazz?

Es un esti­lo que com­pren­de diver­sas varie­da­des de bai­le, mar­ca­das pro­fun­da­men­te por rit­mos sin­co­pa­dos, líneas lar­gas, una fuer­te cone­xión con el sue­lo y con la domi­na­ción de la ener­gía. Su ori­gen se remon­ta al año 1917 y pro­vie­ne de las dan­zas negras ame­ri­ca­nas. Con el paso de los años, este popu­lar bai­le se fue adap­tan­do y toman­do ele­men­tos de otros tipos, como por ejem­plo el gós­pel, los bai­les afro­ame­ri­ca­nos, el ballet clá­si­co o la dan­za con­tem­po­rá­nea.

En Club Hou­se hemos comen­za­do con cla­ses de DANZA JAZZ, una acti­vi­dad moder­na que con­ju­ga el arte de bai­lar con ejer­ci­cios de des­tre­zas físi­cas, como la acro­ba­cia, la elon­ga­ción y el  tea­tro dan­za­do como acti­vi­dad esen­cial en toda coreo­gra­fía. Ade­más, lúdi­ca­men­te, tra­ba­ja­mos la téc­ni­ca clá­si­ca, como base fun­da­men­tal de las dan­zas.

Con 11 años de expe­rien­cia en niños, ado­les­cen­tes y adul­tos, la Pro­fe­so­ra y Lic. Danie­la Bar­to­lomeo es la encar­ga­da de la acti­vi­dad, quien vuel­ve a nues­tro espa­cio, que tan­tas satis­fac­cio­nes nos dio, des­pués de 7 años. Las cla­ses están dic­ta­das por pro­fe­sio­na­les con expe­rien­cia en el tema y tie­nen como obje­ti­vo desa­rro­llar en los niños la posi­bi­li­dad de crear y sen­tir­se libres.

Las cate­go­rías y hora­rios son:

  • Gru­po Babies (de 3 a 6 años): mar­tes y jue­ves, a las 17 horas.
  • Gru­po Infan­ti­les (de 7 a 11 años): mar­tes y jue­ves, a las 18 horas.

En el bai­le hay rit­mo, cone­xión, sin­cro­nía cuer­po-men­te y expre­sión. Bai­lar es vivir un tipo de expe­rien­cia de expre­sión y comu­ni­ca­ción que per­mi­te expe­ri­men­tar nue­vas sen­sa­cio­nes con el cuer­po, men­te y espí­ri­tu; ade­más trae muchos bene­fi­cios a la salud.

Enton­ces…¡A bai­lar se ha dicho!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here