SECUESTROS VIRTUALES, QUÉ HACER

0

Los extorsionadores les hacen creer a sus víctimas que tienen a un familiar secuestrado o herido para hacerles pagar importantes sumas de dinero.

Esta práctica se inicia con una llamada telefónica puede ser a un celular o a un teléfono fijo comunicando que ha ocurrido un accidente de tránsito; que lo deben llevar al hospital y necesitan sus datos. Quienes llaman pueden identi carse como personal policial o del hospital, en alguno de los casos. En otro de los casos, simplemente averiguan el nombre de uno de los miembros de la familia, luego llaman al domicilio diciendo que este está secuestrado y que a cambio quieren dinero.

La mejor forma de prevenir un supuesto secuestro, es desorientando al secuestrador y hacer evidente su propia mentira. Para esto, lo ideal es responder a sus preguntas con otras preguntas. Por ejemplo: ¿Está Rosa?, ¿Qué Rosa? O si le dicen que tienen a su hijo, preguntar por otro nombre diferente al real, con lo que quedará patentado el intento de engaño.

Es importante ubicar telefónicamente a sus familiares y conocidos, pidiendo ayuda para poder hallar a las posibles víctimas en el menor tiempo. Asimismo, trate de cortar la comunicación cuantas veces sea llamado. El pedido de claves de tarjetas telefónicas es realizado mayoritariamente por detenidos en cárceles, que las usan para seguir cometiendo el delito o como moneda alternativa dentro del penal.

Share.

Comments are closed.