Nos encon­tra­mos en la eta­pa del año don­de las nego­cia­cio­nes sala­ria­les van toman­do for­ma, y el recla­mo de los tra­ba­ja­do­res por el pago de ganan­cias hoy es par­te inse­pa­ra­ble de la nego­cia­ción. Esto debi­do a que la fal­ta de actua­li­za­ción en los míni­mos no impo­ni­bles del Impues­to a las Ganan­cias pro­du­ce que cada día más per­so­nas sean alcan­za­das por el gra­va­men, lo que está pro­du­cien­do una ero­sión en el poder adqui­si­ti­vo real de los asa­la­ria­dos.

El año 2018 fina­li­zó según el INDEC con una infla­ción del 47,6%, la más alta des­de 1991. Los recla­mos sala­ria­les de dife­ren­tes gre­mios se posi­cio­nan entre el 30% y 40%, y; de acuer­do al índi­ce RIPTE (Remu­ne­ra­ción Impo­ni­ble Pro­me­dio de los tra­ba­ja­do­res Esta­bles) publi­ca­do por el Minis­te­rio de Tra­ba­jo; la actua­li­za­ción en el impor­te de las deduc­cio­nes per­so­na­les fue del 28,29%. Por lo tan­to, este ajus­te lle­va­rá a que se pro­duz­ca una pro­fun­di­za­ción de la par­ti­ci­pa­ción de los emplea­dos en la recau­da­ción fis­cal, aún mayor a la actual.

El peso del impues­to fue aumen­tan­do des­de el año 2000 y fue pro­du­cien­do des­ajus­tes que han lle­va­do a tirar por tie­rra los prin­ci­pios de equi­dad sobre los que deben basar­se las nor­ma­ti­vas tri­bu­ta­rias.

Esca­la del impues­to: si bien duran­te el año 2019 se modi­fi­can las esca­las de remu­ne­ra­cio­nes, el ajus­te no ami­no­ra la impo­si­ción de la alí­cuo­ta máxi­ma ya que que­da­rán inclui­dos den­tro de la alí­cuo­ta máxi­ma quie­nes ten­gan remu­ne­ra­ción suje­ta a impues­to de $ 44.053,08 men­sua­les. Por ejem­plo, un emplea­do sin car­gas de fami­lia paga­rá reten­cio­nes de ganan­cias por un suel­do pro­me­dio men­sual supe­rior a $ 38.300.

Deduc­cio­nes Gene­ra­les: Estas deduc­cio­nes debe­rían cubrir los gas­tos que el gru­po fami­liar nece­si­ta para poder sub­sis­tir, por lo tan­to es de vital impor­tan­cia su actua­li­za­ción a valo­res razo­na­bles, de mane­ra tal de que no se tri­bu­te impues­to por la por­ción que corres­pon­de a este tipo de gas­tos. Duran­te el año 2019 se pro­du­jo la actua­li­za­ción de la deduc­ción del Segu­ro de Vida, el que pasó de $ 996 anua­les a $ 12.000. Mon­tos actua­li­za­dos para el año 2019:

  • Suel­dos y con­tri­bu­cio­nes por ser­vi­cio domés­ti­co, se dedu­ce tan­to el mon­to paga­do como com­pen­sa­ción como las con­tri­bu­cio­nes paga­das, con un tope de $ 85.848,99 anua­les.
  • Alqui­ler de vivien­da, se apli­ca como deduc­ción el 40% de lo paga­do con la limi­ta­ción de $ 85.848,99 anua­les.
  • Intere­ses de cré­di­tos para vivien­da, tie­ne un tope de $20.000 al año, al igual que años ante­rio­res.
  • Segu­ros de vida y gas­tos de sepe­lio de fami­lia­res a car­go, los segu­ros para casos de muer­te se actua­li­za­ron se actua­li­za­ron en el mes de Enero a $ 12.000 anua­les, mien­tras que los gas­tos de sepe­lio se man­tie­nen en $ 996.
  • Hono­ra­rios médi­cos, 40% de lo paga­do, y para cuo­tas de medi­ci­na pre­pa­ga y dona­cio­nes a ins­ti­tu­cio­nes habi­li­ta­das rigen topes vin­cu­la­dos al mon­to de los ingre­sos (el 5%).

Deduc­cio­nes Espe­cia­les / Míni­mo no impo­ni­ble: corres­pon­den a las deduc­cio­nes que el tra­ba­ja­dor pue­de rea­li­zar en con­cep­to de car­gas de fami­lia (cón­yu­ge e hijos) pero con un con­di­men­to más, ya que cam­bió la for­ma de rea­li­zar las deduc­cio­nes por hijos en el impues­to; solo pue­de hacer­lo uno de los padres o tuto­res, cuan­do antes podían soli­ci­tar­lo ambos. O, si lo pre­fie­ren, cada uno pue­de asu­mir el 50% del mon­to dedu­ci­ble. Este cam­bio ope­ra des­de el año 2018, por lo que los con­tri­bu­yen­tes tie­nen tiem­po has­ta el 31 de Mar­zo 2019 para actua­li­zar dicha infor­ma­ción. Tam­bién se incre­men­ta la ganan­cia no impo­ni­ble.

Los impor­tes anua­les para el año 2019 de estas deduc­cio­nes son los siguien­tes:

*Hijos meno­res de 18 años o inca­pa­ci­ta­dos para tra­ba­jar: $ 40.361,43

*Cón­yu­ge: $  80.033,97

Cabe recor­dar tam­bién que Para las pro­vin­cias de La Pam­pa, Río Negro, Neu­quén, Chu­but, San­ta Cruz, Tie­rra del Fue­go y el par­ti­do bonae­ren­se de Pata­go­nes, todas las cifras se incre­men­tan en un 22%. El ajus­te de las varia­bles no solo ele­va los valo­res míni­mos para tri­bu­tar, sino que impli­ca un ali­vio en la car­ga (res­pec­to de la inexis­ten­cia de la actua­li­za­ción) que es para todos.

Para el caso de jubi­la­dos, pagan Ganan­cias a par­tir de un ingre­so equi­va­len­te a seis habe­res míni­mos; por lo que el mon­to varia­rá duran­te el año. En enero y febre­ro el míni­mo será de $55.854,60, mien­tras que en mar­zo subirá a $62.462,20.

El tra­ta­mien­to apre­su­ra­do de los ajus­tes a la nor­ma­ti­va vigen­te ha deja­do evi­den­cia­do nume­ro­sas falen­cias, que se advier­ten, son con­se­cuen­cia de posi­bles impro­vi­sa­cio­nes. Si bien han exis­ti­do algu­nos avan­ces en actua­li­zar deduc­cio­nes, toda­vía esta­mos muy lejos de tener un impues­to pro­gre­si­vo que per­mi­ta tener equi­dad en la for­ma de ser tri­bu­ta­do. Esto hace que nues­tro sis­te­ma tri­bu­ta­rio sufra en gran medi­da modi­fi­ca­cio­nes que impi­den con­ce­bir­lo como un sis­te­ma con­sis­ten­te, moderno y pre­de­ci­ble. Espe­ra­mos que a la bre­ve­dad se reali­ce una ade­cua­ción de las varia­bles del impues­to, que vayan más allá de las nece­si­da­des fis­ca­les o polí­ti­cas de turno, y que sean efec­tua­dos en base a prin­ci­pios Cons­ti­tu­cio­na­les en mate­ria tri­bu­ta­ria como son:

  • Lega­li­dad: Todo tri­bu­to debe estar crea­do por una ley.
  • Igual­dad: Entre seme­jan­tes, es decir tri­bu­tos igua­les entre per­so­nas que se encuen­tren en situa­cio­nes análo­gas, en un mis­mo ran­go de capa­ci­dad con­tri­bu­ti­va.
  • Gene­ra­li­dad: Los tri­bu­tos deben abar­car las dis­tin­tas for­mas de exte­rio­ri­zar la capa­ci­dad con­tri­bu­ti­va. Deben abar­car ínte­gra­men­te a las dis­tin­tas per­so­nas y a los dife­ren­tes bie­nes.
  • No con­fis­ca­to­rie­dad: Deben garan­ti­zar la pro­pie­dad pri­va­da. No deben abar­car una par­te sus­tan­cial de la pro­pie­dad pri­va­da o de su ren­ta.
  • Pro­por­cio­na­li­dad: Los tri­bu­tos deben estar de acuer­do con la capa­ci­dad con­tri­bu­ti­va. En corres­pon­den­cia al patri­mo­nio, a las ganan­cias y a los con­su­mos de las per­so­nas.
  • Equi­dad: Tam­bién lla­ma­do prin­ci­pio de jus­ti­cia. Sin­te­ti­za a todos los demás prin­ci­pios tri­bu­ta­rios.

Enri­que Grif­fou­lie­re

Socio a car­go de Impues­tos y Con­sul­to­ría en TGA

Telé­fono +54 (0261) 420 4321 · 423 1263

Correo: egriffouliere@tgya.com.ar

 www.tgya.com.ar
FB: TGA­Grif­fou­lie­re­YA­so­cia­dos | Lin­ke­din: tga­con­sul­to­res

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here