Con 1,000 metros de altu­ra (sí, leís­te bien) y cer­ca de 500 mil kiló­me­tros cua­dra­dos de área, hace unas sema­nas ini­ció de mane­ra for­mal la cons­truc­ción de King­dom Tower, el que en unos años será el ras­ca­cie­los más alto de todo el orbe.
El pro­yec­to comen­zó a pla­near­se des­de media­dos de la déca­da del 2000, sin embar­go, fue dado a con
ocer al públi­co en 2011. Ori­gi­nal­men­te se tenía con­tem­pla­do que la altu­ra del edi­fi­cio fue­ra de 1,600 metros, pero los resul­ta­dos arro­ja­dos tras un estu­dio demos­tra­ron que las diver­sas con­di­cio­nes atmos­fé­ri­cas y de sue­lo no lo per­mi­ti­rían.
King­dom Tower esta­rá ubi­ca­da en Yida, la segun­da ciu­dad más gran­de de Ara­bia Sau­di­ta, y sus muros res­guar­da­rán un hotel de la cade­na Four Sea­sons, depar­ta­men­tos, ofi­ci­nas y el obser­va­to­rio más alto sobre la tie­rra.
Su inau­gu­ra­ción se tie­ne pla­nea­da para el año 2019, y mien­tras eso ocu­rre, cru­za­mos los dedos para que Goo­gle Maps imple­men­te tam­bién en ella su nue­va tec­no­lo­gía, con la cual es posi­ble ver el inte­rior de algu­nas cons­truc­cio­nes. El pri­mer lugar don­de Goo­gle lle­vó a cabo esta haza­ña fue en la Torre Burj Kha­li­fa de Dubai, per­mi­tien­do a los nave­gan­tes vir­tua­les visi­tar los 163 pisos, así como tener una espec­ta­cu­lar pano­rá­mi­ca de la ciu­dad des­de la como­di­dad de su compu­tado­ra.