Crear con­cien­cia en nues­tros hoga­res, pro­mo­vien­do la sepa­ra­ción de los resi­duos reci­cla­bles, con­lle­va Sus­ten­ta­bi­li­dad, Res­pon­sa­bi­li­dad, Com­pro­mi­so y Con­cien­ti­za­ción Social.

La fina­li­dad de reci­clar es con­ver­tir los resi­duos en recur­sos y, de esta mane­ra, fomen­tar el desa­rro­llo del cam­bio, tra­ba­jan­do para crear un impac­to posi­ti­vo en la socie­dad y el medio ambien­te. Sig­ni­fi­ca crear hábi­tos de bue­na con­vi­ven­cia en pro de ayu­dar a gene­rar un mejor víncu­lo con el ambien­te humano, la socie­dad y la natu­ra­le­za.

En lugar de “tirar y reem­pla­zar”, a lo cual nos hemos acos­tum­bra­do, debe­mos acom­pa­ñar e impul­sar la nue­va cul­tu­ra de RECICLAR para REUTILIZAR, pro­mo­vien­do y acom­pa­ñan­do un nue­vo mode­lo de socie­dad, dife­ren­te y supe­ra­do­ra, que uti­li­za y opti­mi­za los stocks y los flu­jos de mate­ria­les, ener­gía y resi­duos, sien­do su obje­ti­vo la efi­cien­cia del uso de los recur­sos.

Con­ver­tir nues­tros resi­duos en mate­rias pri­mas para ser rein­cor­po­ra­dos en el sis­te­ma pro­duc­ti­vo y pro­du­cir un nue­vo pro­duc­to es recrear. Para que este para­dig­ma fun­cio­ne, es nece­sa­rio que tome­mos la res­pon­sa­bi­li­dad de ges­tio­nar los resi­duos post-con­su­mo y que nos com­ple­men­te­mos para ayu­dar en este pro­ce­so.

Cada pro­pie­dad reci­be las bol­sas corres­pon­dien­tes para depo­si­tar ade­cua­da­men­te los resi­duos en húme­dos, secos y/o ver­des, por favor úse­las para cada fin.

Muchas gra­cias.


Julio Alber­to Cor­tes
Geren­te Gene­ral Dal­vian

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here