El 15 de mar­zo, Dal­vian vivió una de las com­pe­ten­cias de autos clá­si­cos más impor­tan­tes a nivel nacio­nal: el Rally de las Bode­gas. Como esce­na­rio idí­li­co para los con­duc­to­res y copi­lo­tos, las calles del con­jun­to resi­den­cial se vie­ron deco­ra­das y ani­ma­das por los bellí­si­mos ejem­pla­res que pusie­ron a rugir sus moto­res.

Este acon­te­ci­mien­to reunió a 85 autos pilo­tea­dos por com­pe­ti­do­res pro­vin­cia­les, nacio­na­les y tam­bién del extran­je­ro, quie­nes rea­li­za­ron prue­bas de pre­ci­sión, dán­do­le vida al rally y rega­lan­do un espec­tácu­lo admi­ra­ble a los resi­den­tes entu­sias­tas.

Des­de las pri­me­ras horas de la maña­na, los apa­sio­na­dos y curio­sos se acer­ca­ron a dis­fru­tar del impor­tan­te even­to depor­ti­vo, que ade­más de dejar sus hue­llas por nues­tras ave­ni­das, sumó a la expe­rien­cia las rutas del vino y los más espec­ta­cu­la­res pai­sa­jes men­do­ci­nos.

Aquí, algu­nas de las pos­ta­les más impac­tan­tes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here