ella le gus­ta lla­mar “expe­rien­cias líqui­das” a sus crea­cio­nes. Son tra­gos que no sola­men­te saben bien, sino que ade­más jue­gan con todos los sen­ti­dos: son lin­dos, aro­má­ti­cos y fres­cos. En Gour­met de noviem­bre, la “bar­maid” e influen­cer del momen­to com­par­te con noso­tros cua­tro tra­gos que son idea­les para dis­fru­tar entre ami­gos al medio­día, duran­te el atar­de­cer en la pile­ta, en una terra­za, o ¿por qué no? para refres­car­se des­pués de una lar­ga jor­na­da labo­ral recos­ta­do en el sillón.

Sabry, ade­más, nos con­tó un poco sobre la his­to­ria de los tra­gos que pre­pa­ró en vivo para ÚNICO: negro­ni, ape­rol spritz, cynar 70 julep y gin tonic. Res­ca­tó el ori­gen de estas bebi­das que son par­te de nues­tra his­to­ria… fue­ron nues­tros ances­tros inmi­gran­tes de Ita­lia y Espa­ña los que nos rega­la­ron el dis­fru­te de los ape­ri­ti­vos como los bit­ter, que son esas bebi­das alcohó­li­cas aro­ma­ti­za­das con esen­cias de hier­bas y que tie­nen un sabor amar­go. Estos abren el ape­ti­to y son diges­ti­vos y, lo más impor­tan­te, tie­nen baja gra­dua­ción alcohó­li­ca.

En este pun­to la bar­ten­der remar­ca que, ante todo, lo más impor­tan­te es el con­su­mo res­pon­sa­ble de bebi­das alcohó­li­cas. La idea es que la gen­te empie­ce a con­su­mir tra­gos ricos, bien ser­vi­dos, con una bue­na can­ti­dad de alcohol, pero que cons­tan­te­men­te vaya ingi­rien­do agua y que sea cons­cien­te de los lími­tes. Los cock­tails no sola­men­te se rela­cio­nan con la noche, sino tam­bién con el dis­fru­te en gene­ral, con el goce de la expe­rien­cia de con­su­mir alcohol de una mane­ra res­pon­sa­ble sin embria­gar­se.

Aho­ra, te pasa­mos las rece­tas de estos deli­cio­sos ape­ri­ti­vos:

Foto: Facun­do Perez Perk­man

Negroni

Nace en Flo­ren­cia a mitad de los años 20, cuan­do un con­de lla­ma­do Cami­lo Negro­ni, can­sa­do de tomar siem­pre lo mis­mo (ver­mouth ros­so y bit­ter en par­tes igua­les) en el café al que asis­tía la aris­to­cra­cia flo­ren­ti­na, le pro­po­ne al bar­ten­der agre­gar­le gin, una bebi­da que este había pro­ba­do sola en sus via­jes a Lon­dres. Asom­bra­dos ambos con el resul­ta­do, deci­den paten­tar­lo con el nom­bre de este afi­cio­na­do del buen beber.

Ingre­dien­tes

  • 30 ml de gin,
  • 30 ml de bit­ter cam­pa­ri,
  • 30 ml de ver­mut ros­so.
  • Garnish/Decoración: roda­ja fina de naran­ja y twist de naran­ja para per­fu­mar.

Aperol Spritz

Bebi­da de baja gra­dua­ción alcohó­li­ca (11 gra­dos), de ori­gen ita­liano, que nació en 1919, pero se dio a cono­cer fuer­te­men­te des­pués de la segun­da Gue­rra Mun­dial.

Ingre­dien­tes

  • mucho hie­lo,
  • una par­te de espu­man­te,
  • una par­te ape­rol y
  • un splash de soda
  • Gar­nish: roda­ja de naran­ja.
Foto: Facun­do Perez Perk­man

Cynar 70 julep

Es el doble de inten­so que el ape­ri­ti­vo ita­liano ori­gi­nal. Ela­bo­ra­do según una fór­mu­la secre­ta, su nom­bre deri­va jus­ta­men­te del nom­bre de la alca­cho­fa en latín botá­ni­co (Cyna­ra scoly­mus), su prin­ci­pal com­po­nen­te. La ver­sión 70 tie­ne notas aro­má­ti­cas más acen­tua­das, es más pican­te y posee una tex­tu­ra con más cuer­po.

Ingre­dien­tes

  • 3 rami­tas de men­ta,
  • 30 ml de jugo de limon,
  • 30 ml de almí­bar o 2 cucha­ra­das de azú­car,
  • 60 ml de cynar 70,
  • hie­lo pile o roto, y com­ple­ta­mos con gaseosa de pome­lo.
  • Gar­nish: 1 pim­po­lli­to de men­ta y dos medía roda­jas de pome­lo o limón.
Foto: Facun­do Perez Perk­man

Gin tonic

Una de las ver­sio­nes de su ori­gen cuen­ta que el com­bi­na­do de gin con tóni­ca nace debi­do a las pro­pie­da­des de la qui­ni­na (en la tóni­ca) para com­ba­tir la mala­ria. Los sol­da­dos bri­tá­ni­cos des­pla­za­dos a la India comen­za­ron a com­bi­nar la tóni­ca con el gin para poder mejo­rar el sabor de la pri­me­ra.

Ingre­dien­tes

  • mucho hie­lo ente­ro,
  • 60 ml de gin,
  • com­ple­ta­mos con tóni­ca.
  • Gar­nish: 3 roda­ji­tas de pepino.

¡Lis­to!, chin­chín.

Sabry Rodrí­guez Cuack

Soy una apa­sio­na­da de la gas­tro­no­mía y aman­te de la voca­ción de ser­vi­cio. Estu­dié la Tec­ni­ca­tu­ra en Gas­tro­no­mía en la Escue­la Inter­na­cio­nal Mal­vi­nas Argen­ti­nas, lue­go la Lic. en Admi­nis­tra­ción Gas­tro­nó­mi­ca en la facul­tad Acon­ca­gua y ahí volé a Bue­nos Aires a estu­diar Coc­te­le­ría con Inés de los San­tos. Hice varios cur­sos de mar­ke­ting per­so­nal, tuve un bar y aho­ra mane­jo mi peque­ña empre­sa de even­tos pri­va­dos y asesorías/capacitaciones de ser­vi­cio en bares de la ciu­dad, influen­cer en redes socia­les y pro­fe­so­ra de Coc­te­le­ría del Ins­ti­tu­to Gas­tro­nó­mi­co Inter­na­cio­nal. Pron­to arran­ca­ré con un canal de You­Tu­be don­de mari­da­re­mos cock­tails con dis­tin­tos pla­tos ela­bo­ra­dos por Fla­vio Ugh­les”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here