Muchas veces la creatividad en la cocina puede no estar relacionada con los ingredientes sino con la forma en que estos se presentan. Comer una key lime pie en formato torta es una experiencia totalmente diferente que cuando se disfruta en porciones individuales dentro de frascos pequeños y con una cuchara. La elaboración de postres en frascos o vasos de vidrio está de moda, brindando la oportunidad de jugar con una estética más “informal”, pero dando lugar a un postre más gourmet.

La reali­dad es que pre­sen­tar algo dul­ce den­tro de vasos o fras­cos per­mi­te rela­jar­se con la “arqui­tec­tu­ra”. Los ingre­dien­tes se colo­can en capas y sólo hay que dar­le una lin­da ter­mi­na­ción. Más allá de eso, las irre­gu­la­ri­da­des son par­te del atrac­ti­vo del pos­tre. Para que prue­ben la ten­den­cia de coci­nar en estos reci­pien­tes indi­vi­dua­les, les com­par­ti­mos 5 rece­tas de pos­tres en vasos
TRIFLE DE BANANA Y NUTELLA

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
INGREDIENTES (para 4 o 6):

  • 2 bana­nas
  • 10 Oreos ente­ras
  • 2 cdas. de man­te­ca derre­ti­da

Para la cre­ma bati­da:

  • 1/2 taza de cre­ma
  • 1/2 cdi­ta. de esen­cia de vai­ni­lla
  • 2 cdas. de azú­car impal­pa­ble

Para la cre­ma de Nute­lla:

  • 113 gr. de que­so cre­ma
  • 1/3 taza de Nute­lla (u otra pas­ta de ave­lla­nas)
  • 1/2 taza de cre­ma
  • 1/2 cdi­ta. de esen­cia de vai­ni­lla
  • 1/3 taza de azú­car impal­pa­ble

PREPARACIÓN:
Para el crum­ble de Oreos, colo­car las galle­ti­tas (tam­bién con el relleno) en una bol­sa Ziploc y ama­sar­las con enci­ma con un palo para pisar las galle­ti­tas. Colo­car las galle­tas moli­das en un bol (la idea es que no estén hecho pol­vo) y vol­car enci­ma la man­te­ca derre­ti­da. Mez­clar, con las manos o con un tene­dor, has­ta que las galle­ti­tas estén húme­das y total­men­te recu­bier­tas de man­te­ca. Colo­car­las en una ban­de­ja para horno y coci­nar 6-8 minu­tos a 176°C. Reti­rar del horno y dejar que se enfríen (se van a vol­ver más cro­can­tes).
Para hacer la cre­ma: batir­la has­ta que empie­ce a espe­sar­se. Agre­gar la vai­ni­lla y el azú­car impal­pa­ble mien­tras se sigue mez­clan­do has­ta que la cre­ma haya dupli­ca­do su volu­men o más. Cuan­do parez­ca lis­ta, fre­nar la bati­do­ra y levan­tar la vari­lla para ver si la cre­ma se man­tie­ne en su lugar. Ahí ya está lis­ta. Si se vuel­ve gru­mo­sa o cor­ta­da es por­que se pasó. Colo­car el bol en la hela­de­ra has­ta que esté todo lis­to.
Para la cre­ma de Nute­lla: Batir el que­so cre­ma en un bol has­ta que esté liso. Agre­gar el Nute­lla y seguir batien­do has­ta que se haya incor­po­ra­do por com­ple­to. Con­ti­nuar batien­do e ir vol­can­do de a poco la cre­ma de leche. Batir has­ta que la mez­cla se haya espe­sa­do y aumen­ta­do en volu­men. Agre­gar la vai­ni­lla y el azú­car mien­tras se mez­cla has­ta que la cre­ma esté bien com­bi­na­da, livia­na y espon­jo­sa. Colo­car en la hela­de­ra has­ta que se armen los pos­tres.
Cor­tar las bana­nas en roda­jas. Aga­rrar 4 vasos media­nos-gran­des o 6 chi­cos y empe­zar a colo­car las capas: pri­me­ro 1 cda. del crum­ble de Oreo en la base. Lue­go, una capa de la cre­ma de Nute­lla, una de bana­nas y repe­tir has­ta que se lle­gue arri­ba. Ter­mi­nar con un poco de cre­ma bati­da y deco­rar con roda­jas de bana­na y Oreos (la deco­ra­ción se colo­ca al momen­to antes de ser­vir­se.
 
SUSPIRO PORTEÑO 

 
INGREDIENTES:
Para el relleno:

  • 400 gr de dul­ce de leche
  • 250 gr de cre­ma de leche
  • 1 tapi­ta de licor
  • 4 yemas

Para el meren­gue:

  • 4 cla­ras
  • 2 medi­das igua­les de azú­car
  • 1 medi­da de agua
  • 1 piz­ca de sal
  • 1 cho­rri­to de jugo de limón

PREPARACIÓN:
Poner en una olli­ta el dul­ce de leche, la cre­ma de leche y 1 tapi­ta de licor. Coci­nar a fue­go míni­mo duran­te 20 minu­tos. No les voy a pedir que mez­clen todo el tiem­po (que sería lo ideal) pero me con­for­mo con que estén enci­ma. Que ense­gui­da se pega y que­ma deba­jo. Apa­gar el fue­go y agre­gar rápi­da­men­te y mez­clan­do con bati­dor de vari­llas, 4 yemas has­ta que estén bien incor­po­ra­das. Poner en vasi­tos indi­vi­dua­les y lle­var a la hela­de­ra mien­tras hacen el meren­gue con las 4 cla­ras res­tan­tes.
Medir las cla­ras y poner 2 medi­das igua­les (que la de recién) de azú­car y 1 medi­da de agua en una olla o sar­tén. Coci­nar has­ta hacer un almí­bar. Agre­gar de a poco y sin dejar de batir a las cla­ras pre­via­men­te bati­das y espu­mo­sas, con 1 piz­ca de sal y un cho­rri­to de jugo de limón. Batir has­ta lle­gar al pun­to meren­go­so. Ter­mi­nar los vasi­tos con este meren­gue. Dejar enfriar bien.
 
PANNACOTTA DE MARACUYÁ

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
INGREDIENTES:

  • 10 gr. de gela­ti­na sin sabor en pol­vo
  • 1/2 taza de agua fría
  • 1/2 taza de pul­pa de mara­cu­yá (se nece­si­ta­rán 6-7 mara­cu­yás) + un poco más para deco­rar
  • 100 gr. de azú­car impal­pa­ble
  • 170 ml (3 tazas) de yogur grie­go

PREPARACIÓN:
Mez­clar la gela­ti­na en pol­vo con el agua en un bol peque­ño dejar que se tome cuer­po unos 5-10 minu­tos. En una olla peque­ña, calen­tar el mara­cu­yá y el azú­car a fue­go medio-alto y revol­ver has­ta que el azú­car se haya disuel­to. Agre­gar la gela­ti­na ya espon­jo­sa y revol­ver has­ta que esta se haya disuel­to por com­ple­to. No dejar que hier­va, bajar el fue­go al míni­mo. Colar la mez­cla para sacar las semi­llas y mez­clar con el yogur en un bol. Vol­car la mez­cla en vasos de vidrio y refri­ge­rar por un par de horas o has­ta que esté más fir­me. Cuan­do se vaya a con­su­mir, deco­rar con más pul­pa de mara­cu­yá (esta vez con semi­llas).
 
MOUSSE DE TIRAMISÚ

 
 
 
 
 
 
 
INGREDIENTES (para 4):

  • 1 1/2 cdi­tas. de café ins­tan­tá­neo
  • 1/4 taza de agua calien­te
  • 1 taza de cre­ma
  • 1 1/2 tazas de azú­car impal­pa­ble
  • 226 gr. de que­so mas­car­po­ne
  • 1 cdi­ta. de esen­cia de vai­ni­lla
  • 1 cda. de cacao en pol­vo
  • 28 gr. de cho­co­la­te semi amar­go para repos­te­ría

PREPARACIÓN:
Colo­car el café ins­tan­tá­neo en la taza de agua, revol­ver y dejar enfriar 5 minu­tos. Batir la cre­ma con bati­do­ra has­ta que se espe­se, dupli­que su volu­men y se for­men picos al levan­tar las vari­llas. Dejar repo­sar en la hela­de­ra. Mez­clar el azú­car con el que­so mas­car­po­ne has­ta obte­ner una cre­ma lisa y sua­ve. Agre­gar la vai­ni­lla y 1 cdi­ta. del café (agre­gar el res­to del café, depen­dien­do de lo fuer­te que se quie­ra al Tira­mi­sú). Agre­gar la cre­ma bati­da sobre la mez­cla de café, des­pa­cio con una espá­tu­la, e ir envol­vien­do la mez­cla para com­bi­nar con mucho cui­da­do. Colo­car 1 cda. de la mous­se en la base de cada vaso. Enci­ma, colo­car 1 capa de cacao en pol­vo e ir repi­tien­do esto has­ta lle­gar arri­ba. Ter­mi­nar con el cho­co­la­te semi amar­go ralla­do enci­ma. Dejar en la hela­de­ra has­ta ser­vir.
LEMON PIE

 
INGREDIENTES (para 6):

  • 1/2 taza de galle­ti­tas de vai­ni­lla pisa­das (las Maná o Lin­coln fun­cio­nan muy bien)
  • 2 cdas. de man­te­ca derre­ti­da
  • 196 gra­mos de leche con­den­sa­da
  • 3 hue­vos (cla­ra y yema sepa­ra­dos)
  • 1/2 taza de jugo de limón
  • Cás­ca­ra de un limón
  • 3 cdas. de azú­car

PREPARACIÓN:
Pre­ca­len­tar el horno a 176°C. Colo­car los 6 vasos o fras­cos en una asa­de­ra. En un bol mediano, com­bi­nar las galle­ti­tas pisa­das con 1 cdi­ta. de azú­car y la man­te­ca derre­ti­da. Divi­dir la mez­cla entre los 6 fras­qui­tos de mane­ra pare­ja. En otro bol mediano, mez­clar con bati­do­ra la leche con­den­sa­da, las yemas de los hue­vos, el jugo de limón y la cás­ca­ra has­ta for­mar la con­sis­ten­cia del relleno del lemon pie (pue­de lle­var varios minu­tos). Divi­dir la mez­cla de mane­ra pare­ja entre los 6 fras­cos. Con una bati­do­ra, mez­clar las cla­ras de hue­vo has­ta que se espe­sen. Lue­go, agre­gar las 3 cdas. de azú­car y con­ti­nuar batien­do has­ta que se for­men picos. Vol­car el meren­gue sobre el relleno de limón en los fras­qui­tos. Hor­near duran­te 8-10 minu­tos o has­ta que el meren­gue se empie­ce a dorar. Refri­ge­rar al menos 12 horas antes de con­su­mir.