MICROHOTELES

0

Nueva alternativa para aventureros.

Los “micro-hoteles” surgen en Japón por la necesidad de albergar transitoriamente a los residentes para pasar la noche en la ciudad luego de una larga jornada laboral sin necesidad de volver a casa. También inventaron los “hoteles cápsula” de alquiler por hora para tan sólo tomar una siesta. El concepto muta y se perfecciona tanto en Japón como New York con un esquema multifuncional, donde su esencia principal consiste en pequeñas habitaciones con todas las comodidades tecnológicas y un exquisito diseño moderno; y por otro lado, espacios comunes más amplios y coloridos, con pluralidad de funciones, ideal para socializar entre viajeros. Con este principio, los micro-hoteles se expandieron por Europa y EEUU a fines de la década anterior y hoy podemos encontrarlos en varios destinos de Latinoamérica, incluso en Argentina.

¿Quiénes van a los micro-hoteles?

Los huéspedes por excelencia de esta nueva tendencia de alojamientos son, en su mayoría, la generación millennials, los cuales no suelen permanecer en sus habitaciones más que para dormir. Entre ellos destacan los viajeros natos y de buen poder económico, ya que no suelen ser hoteles baratos, entremezclando tanto razones de negocios como placer.

Su principio naturalista

A pesar que los primeros hoteles se ubicaron en las grandes capitales del mundo, hoy el concepto está en proceso de cambio, originando nuevos paradigmas de alojamiento, con una impronta naturista y ambientalmente respetuosa, ubicándose en lugares recónditos y con esquema aventurero; incluso, como elemento de admiración y disfrute de la naturaleza. Estos últimos suelen estar construidos con los mismos materiales de la zona con la idea de mimetizar en el entorno y respetarlo. Mientras que otros, utilizando materiales sintéticos como el plástico, buscan eliminar la sensación de encierro empleando transparencias y aumentando la relación directa con el contexto, sin dejar de proveer protección al viajero. Para ambos casos, todas las energías utilizadas -o la mayoría- provienen de fuentes renovables e incluso, poseen sistemas de reciclaje y reutilización de aguas de lluvias y residuales, brindando al viajero una experiencia de purificación espiritual y respeto al medio ambiente, logrando una relación más profunda con lo natural.

Los mejores micro-hoteles del mundo

Dentro del estilo mencionado, los 5 micro-hoteles más destacables e impactantes por innovación y entorno son: “Attrap’Reves”, con habitaciones ‘burbuja’, ubicado en Francia; cabañas minimalistas “Juvet”, de madera y vidrio, Noruega; iglús acristalados Kakslauttanen, Finlandia; las espectaculares cápsulas vidriadas del “Skylodge Adventure Suites”, ubicadas en Cusco, Perú; y el increíble “Tree Hotel” u hotel del árbol, con 7 “casitas” de distintos diseñadores repartidas por un bosque del norte de Suecia. Espero que mis palabras te hayan inspirado para elegir tu próximo destino y ojalá puedas conocer, disfrutar y aprender de estos y otros tantos hoteles que día a día se van sumando a una nueva tendencia que, sobre todo, apuesta por el respeto natural y social.

JUVET, FRANCIA

Juvet-Landscape-Hotel-Noruegafoto_9040_650xA

Kakslauttanen, Finlandia

 

maxresdefault (1)

 

Tree Hotel Suecia

treehotel-cabin

Share.

Comments are closed.