Andrea impac­ta a pri­me­ra vis­ta. Su voz pro­fun­da y su ensor­ti­ja­do cabe­llo rubio le dan un aire des­lum­bran­te. Suma­do a esto, tene­mos su his­to­ria ins­pi­ra­do­ra… Cuan­do tenía 18 años, ella y su her­mano Fede­ri­co de 22 deci­die­ron trans­for­mar la cri­sis eco­nó­mi­ca que su fami­lia atra­ve­sa­ba en una opor­tu­ni­dad. El camino no fue fácil, por­que si bien la cri­sis gene­ra opor­tu­ni­dad, hay que apro­ve­char­la con esfuer­zo, tra­ba­jo, pasión, muchas ganas y fue lo que ellos pusie­ron no solo para salir ade­lan­te, sino para crear lo que actual­men­te es un impe­rio de la moda. “Melo­co­tón” es la mar­ca de ropa feme­ni­na que hoy tie­ne seis loca­les en Rosa­rio y en todas las ciu­da­des más impor­tan­tes del país, des­de Ushuaia has­ta Orán, Sal­ta.


“Nun­ca ima­gi­né que íba­mos a crear una empre­sa tan gran­de, tan indus­trial. Hoy somos 100 emplea­dos y esta­mos apos­tan­do en un momen­to difí­cil para el país, pero Melo­co­tón sobre­vi­ve a todas las cri­sis, por­que siem­pre nos rein­ven­ta­mos”

Nun­ca ima­gi­né que íba­mos a crear una empre­sa tan gran­de, tan indus­trial. Hoy somos 100 emplea­dos”, comen­tó con humil­dad y nos ade­lan­tó un poco lo que se vie­ne para su nego­cio: “Aca­ba­mos de com­prar un máqui­na súper moder­na en Milán, que lle­ga en un mes a la fábri­ca, que hace en un día lo que hace­mos en una sema­na. Esta­mos apos­tan­do en un momen­to difí­cil para el país, pero Melo­co­tón sobre­vi­ve a todas las cri­sis, por­que siem­pre nos rein­ven­ta­mos”. De esta for­ma es como sus dise­ños se man­tie­nen vigen­tes… Es que Andrea y su socio via­jan cua­tro veces por año al exte­rior para ins­pi­rar­se en la moda de las muje­res del mun­do. París, Milán, Lon­dres y Nue­va York son los prin­ci­pa­les pun­tos de inte­rés y, si bien la mar­ca es rosa­ri­na, cons­tan­te­men­te tra­ba­jan con una con­sul­to­ra que estu­dia el mer­ca­do de las dis­tin­tas pro­vin­cias. “Cada seis meses hace­mos inter­cam­bios con los clien­tes del inte­rior y nos retro­ali­men­ta­mos de todos los con­se­jos que ellos nos dan”, con­tó y resal­tó su alian­za con Nor­ma López aquí en Men­do­za. Así Melo­co­tón se man­tie­ne vigen­te en un mer­ca­do muy com­pe­ti­ti­vo, pero inter­na­cio­nal gra­cias a las redes socia­les.

El ver­de bri­llan­te, el ama­ri­llo, el rojo y el fuc­sia des­lum­bra­rán tan­to en verano como en el invierno que vie­ne.
Los clá­si­cos de siem­pre con­ti­núan su rei­na­do: el denim en todas sus for­mas, colo­res y com­bi­na­cio­nes, las cami­sas “tipo hom­bre”, los monos y el cue­ro.

¡Lo que se vie­ne!

En cuan­to a las ten­den­cias de la tem­po­ra­da pri­ma­ve­ra verano 2018/19, Andrea nos expli­có que lo que lle­ga para que­dar­se es el color. El ver­de bri­llan­te, el ama­ri­llo, el rojo y el fuc­sia des­lum­bra­rán tan­to en verano como en el invierno que vie­ne.

El rey de la fies­ta será el estam­pa­do de flo­res y las rayas ver­ti­ca­les (lim­pias, no muy car­ga­das) le siguen en segun­do lugar. El esti­lo “Mon­te­car­lo” —como lo lla­ma Andrea— es el “mari­ne­ro”, de colo­res azu­les, blan­cos y rojos, esti­lo que tam­bién se vie­ne con todo. En el des­fi­le de su nue­va tem­po­ra­da, Melo­co­tón pre­sen­tó los total looks con estos estam­pa­dos, acom­pa­ña­dos de un nue­vo acce­so­rio muy cool: las vise­ras.

La logo­ma­nía es otro must de la tem­po­ra­da, al igual que el look sporty, con los ya cono­ci­dos pan­ta­lo­nes de rayas late­ra­les, los top onda cor­pi­ño depor­ti­vo y los con­jun­tos que en su tota­li­dad dan una sen­sa­ción de infor­ma­li­dad y relax en pren­das que son en reali­dad más for­ma­les.

Por supues­to, los clá­si­cos de siem­pre con­ti­núan su rei­na­do: el denim en todas sus for­mas, colo­res y com­bi­na­cio­nes, las cami­sas “tipo hom­bre”, los monos y el cue­ro.

En cuan­to a los esti­los, lo que más des­ta­có Andrea fue el revi­val de los 70, 80 y 90, con todo lo que ellos impli­ca: hom­bre­ras, ves­ti­dos balloon, los fle­cos, las minis, etc.

Otro aspec­to impor­tan­te de la evo­lu­ción de la moda de los últi­mos tiem­pos es que la línea divi­so­ria entre las pren­das para muje­res jóve­nes y adul­tas se ha des­di­bu­ja­do has­ta casi anu­lar­se por com­ple­to. La pro­fe­sio­nal nos con­fie­sa que ella mis­ma se con­si­de­ra una mujer sin edad, por esto de rein­ven­tar­se día a día y que, ade­más, dise­ña “para una mujer de 15 y para una de 60. Una cami­sa de Melo­co­tón en una mujer de más de 60 la reju­ve­ne­ce, siem­pre se va a ver mucho más joven que si se pone algo de una mar­ca que no dise­ña para una mujer joven y sexi”, como sí lo hace esta tien­da rosa­ri­na que la rom­pe en toda Argen­ti­na.

Una cami­sa de Melo­co­tón en una mujer de más de 60 la reju­ve­ne­ce, siem­pre se va a ver mucho más joven que si se pone algo de una mar­ca que no dise­ña para una mujer joven y sexi”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here