Mate­ria­les pro­pios de la natu­ra­le­za, como la made­ra y la pie­dra, y «colo­res de media­no­che» acom­pa­ña­dos de gri­ses y dora­dos clá­si­cos mar­ca­rán la ten­den­cia de la tem­po­ra­da pri­ma­ve­ra-verano 2015 en el sec­tor del cal­za­do. Así lo refle­jan los expo­si­to­res de la tri­gé­si­mo pri­me­ra edi­ción de Futur­mo­da, el Salón Inter­na­cio­nal de la Piel, Com­po­nen­tes y Maqui­na­ria para el Cal­za­do y la Marro­qui­ne­ría.

Bajo el lema «Sum­mer is almost here», la pri­ma­ve­ra-verano de 2015 des­plie­ga a tra­vés de cua­tro ten­den­cias deno­mi­na­das Esen­cia, Armo­nía, Memo­ria e Impul­so, las for­mas, ador­nos, mate­ria­les, tex­tu­ras, colo­res y pro­duc­tos ter­mi­na­dos que se lle­va­rán el pró­xi­mo año.Fuentes de la Aso­cia­ción Espa­ño­la de Com­po­nen­tes del Cal­za­do (AEC) han des­gra­na­do «la lógi­ca» de estas cua­tro líneas crea­ti­vas que se com­ple­men­tan para «dise­ñar» la moda del año que vie­ne. «Esen­cia» trans­mi­te lo sen­ci­llo pero sofis­ti­ca­do de las cosas, «Armo­nía» abre el camino para encon­trar el balan­ce per­fec­to, «Memo­ria» hace retro­ce­der en el tiem­po para apren­der de erro­res del pasa­do y así coger «Impul­so» para «dejar­se lle­var por el ins­tin­to».

Pura filo­so­fía tra­du­ci­da en colo­res cla­ve como el ver­de ama­ri­llen­to o el lima. Una gama de ver­des que pue­den variar entre lo dul­ce y lo amar­go para dar un toque de color «intran­si­gen­te». Todo ello com­bi­na­do con tin­tes media­no­che como azu­les oscu­ros que se acer­can al negro y se ale­jan del clá­si­co marino para dar un toque «ele­gan­te» en sec­to­res como la joye­ría y la marro­qui­ne­ría. «El color se incli­na hacia un mun­do más pro­fun­do y oscu­ro de negro iris e índi­go tin­ta», han aña­di­do las mis­mas fuen­tes.

Des­ta­can tam­bién los gri­ses clá­si­cos, como el «pie­dra base», los tonos agua­nie­ve, el azul metal, el «sol dora­do» y los ámbar. A ellos se suman el púr­pu­ra, que se con­vier­te en el nue­vo rosa, «emer­gien­do» el remo­la­cha o el cirue­la, colo­res «cla­ve» para la tem­po­ra­da pri­ma­ve­ra-verano 2015. Des­de AEC han apun­ta­do que estas ten­den­cias pue­den ser apro­ve­cha­das en otros sec­to­res gene­ra­do­res de moda, dise­ño o color como el auto­mo­vi­lis­mo, el urba­nis­mo, la deco­ra­ción, la joye­ría y la marro­qui­ne­ría.