Las chi­cas de Litch­field vol­vie­ron a la pla­ta­for­ma strea­ming con una sex­ta tem­po­ra­da de aven­tu­ras car­ce­la­rias. Lue­go de los dis­tur­bios que pro­vo­có el motín en el penal en la últi­ma tem­po­ra­da, varias pre­sas fue­ron tras­la­da­das en auto­bu­ses a un nue­vo cen­tro peni­ten­cia­rio de máxi­ma segu­ri­dad. Allí, en su con­di­ción de nova­tas, se verán envuel­tas en una gue­rra de pan­di­llas entre dis­tin­tos blo­ques del mis­mo peni­ten­cia­rio. Con nue­vos per­so­na­jes y más flash­backs de la vida ínti­ma de algu­nos de ellos, la nue­va edi­ción de Oran­ge is the new black pre­sen­ta algu­nas situa­cio­nes intere­san­tes, sin lle­gar a cum­plir las expec­ta­ti­vas de los faná­ti­cos. La par­ti­ci­pa­ción de Piper, pro­ta­go­nis­ta indis­cu­ti­da de las pri­me­ras tem­po­ra­das, es casi for­za­da y ten­dre­mos que espe­rar para vol­ver a ver más de ella. A pesar de esto, una situa­ción de injus­ti­cia sigue la línea crí­ti­ca que carac­te­ri­za y da valor a la serie.

No te pier­das el trai­ler:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here