¿Cómo se llamaba…?  ¿Dónde habré dejado…?  ¿Qué era lo que tenía que comprar…?

¿Por qué ocu­par­nos de la memo­ria?
La memo­ria es el sopor­te de nues­tras accio­nes, de nues­tras expe­rien­cias, de nues­tros cono­ci­mien­tos, y al mis­mo tiem­po, es uno de los pro­ce­sos cog­ni­ti­vos que más se aso­cia al enve­je­ci­mien­to.
Gran par­te de las per­so­nas que se encuen­tran en la edad adul­ta viven un enve­je­ci­mien­to nor­mal. Pero no todos cono­cen los ins­tru­men­tos para poder vivir los años de vejez satis­fa­cien­do las nece­si­da­des socia­les, inte­lec­tua­les y afec­ti­vas, es decir, con una ópti­ma cali­dad de vida. Nues­tra memo­ria, si no se le dedi­ca algún cui­da­do, dis­mi­nu­ye en gra­do sus­tan­cial con la edad; y a medi­da que enve­je­ce­mos, esa dis­mi­nu­ción pue­de pro­vo­car una gra­ve mer­ma en nues­tra efi­ca­cia, y por ende en nues­tra cali­dad de vida. Los peque­ños fallos de memo­ria que apa­re­cen con los años cons­ti­tu­yen una situa­ción fre­cuen­te que pue­de mejo­rar­se. El Taller de la Memo­ria pro­por­cio­na recur­sos para que, una vez fina­li­za­do, cada per­so­na pue­da con­ti­nuar apli­can­do en la vida dia­ria los cono­ci­mien­tos adqui­ri­dos y mejo­rar así el ren­di­mien­to de su memo­ria.
Taller de memo­ria y esti­mu­la­ción cog­ni­ti­va
Nues­tra men­te pre­sen­ta, con el pasar del tiem­po, algu­nos fallos que, en la mayo­ría de los casos, pue­den tra­ba­jar­se y mejo­rar. Este taller está apun­ta­do a mejo­rar el ren­di­mien­to de la memo­ria, para lograr una vida acti­va.

Obje­ti­vos
“Com­pren­der y opti­mi­zar el fun­cio­na­mien­to del pro­ce­so de memo­ria en la edad adul­ta des­de los aspec­tos bio­ló­gi­cos, psi­co­ló­gi­cos y socia­les”
“Ana­li­zar los jui­cios socia­les que giran en torno a la memo­ria, y su inci­den­cia en la per­so­na”
“Rede­fi­nir el con­cep­to de memo­ria en rela­ción con el con­tex­to de vida. Cono­cer las estruc­tu­ras de la memo­ria”
“Entre­nar­nos en las dis­tin­tas áreas de la memo­ria para mejo­rar su fun­cio­na­mien­to y así per­ci­bir una mejo­ra con­cre­ta”
“Com­pen­sar y dis­mi­nuir los défi­cits de memo­ria”

Meto­do­lo­gía de Tra­ba­jo
La moda­li­dad de taller posi­bi­li­ta el tra­ba­jo gru­pal, don­de la tarea se pro­lon­ga más allá de la infor­ma­ción del fun­cio­na­mien­to de la memo­ria, dan­do lugar a com­par­tir expe­rien­cias, com­pren­der los olvi­dos… en un con­tex­to de inter­cam­bio y ejer­ci­ta­ción, amplian­do al mis­mo tiem­po la esfe­ra de los con­tac­tos socia­les.