Cuan­do las per­so­nas se unen para lograr un obje­ti­vo en común, ocu­rren cosas mag­ní­fi­cas. Y así suce­dió con la cam­pa­ña “Abra­zos soli­da­rios que abri­gan”, que sumó los esfuer­zos de un gru­po de resi­den­tes com­pro­me­ti­dos que reco­lec­ta­ron fra­za­das, ropa y col­cho­nes a bene­fi­cio del come­dor Los Paja­ri­tos del barrio Pues­ta del Sol.

La soli­da­ri­dad se hizo pre­sen­te en varias jor­na­das de tra­ba­jo, en las que los cola­bo­ra­do­res brin­da­ron gene­ro­sa­men­te su tiem­po para des­ple­gar la orga­ni­za­ción de la reco­lec­ción casa por casa.

La comu­ni­dad Dal­vian, por su par­te, con­tri­bu­yó con nume­ro­sas dona­cio­nes que hoy ayu­dan a muchas fami­lias a pasar el invierno.

Que­re­mos hacer lle­gar a todos los resi­den­tes un sin­ce­ro y sen­ti­do reco­no­ci­mien­to por su gene­ro­si­dad. Su apor­te ayu­da a cam­biar al mun­do.

¡Gra­cias!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here