En el Día del Padre, los más peque­ños aga­sa­ja­ron a sus papás en su día. Todos dis­fru­ta­ron de una jor­na­da increí­ble en el jar­din­ci­to Sólo los chi­cos.