El pasa­do sába­do 27 de octu­bre se inau­gu­ró la Pla­za Don Alfre­do Vila jun­to a auto­ri­da­des, accio­nis­tas, direc­ti­vos, cola­bo­ra­do­res, pres­ta­do­res de ser­vi­cios, invi­ta­dos y resi­den­tes del con­jun­to resi­den­cial, quie­nes hacen posi­ble su desa­rro­llo a tra­vés de su deci­sión de vivir en él.

Esta pla­za se cons­tru­yó con el moti­vo de hon­rar la memo­ria del fun­da­dor de Dal­vian, el con­jun­to cerra­do más impor­tan­te del país.

En una maña­na solea­da, se dis­fru­tó del esce­na­rio natu­ral que nos rega­lan los terre­nos mon­ta­ño­sos de la pro­vin­cia y que suma­ron su belle­za a una jor­na­da memo­ra­ble y emo­ti­va en el año del déci­mo aniver­sa­rio del falle­ci­mien­to de Don Alfre­do.

Nie­tos de Don Alfre­do, des­cu­brien­do la pla­ca en su nom­bre.

El acto se ini­ció con el cor­te de cin­tas a car­go de Vivia­na Vila y del Dr. Daniel Vila y con­ti­nuó con la par­ti­ci­pa­ción de sus nie­tos quie­nes des­cu­brie­ron la pla­ca con­me­mo­ra­ti­va de la pla­za. El padre Lalo se hizo pre­sen­te en ese momen­to espe­cial ben­di­cien­do el lugar y a los invi­ta­dos que asis­tie­ron el even­to.

Una olea­da de recuer­dos y viven­cias apa­re­cie­ron con las pala­bras del ami­go de Don Alfre­do y resi­den­te de Dal­vian, el Dr. Rober­to Uliar­te, quien lo recor­dó con gran cari­ño. Lue­go, sus hijos Vivia­na y Daniel com­par­tie­ron unas cáli­das pala­bras hacia su padre.

La pla­za fue pen­sa­da res­pe­tan­do la flo­ra autóc­to­na del lugar y aque­llas espe­cies que fue­ron emble­má­ti­cas  en el desa­rro­llo del con­jun­to resi­den­cial. En dicho lugar se levan­ta un tótem en la inmen­si­dad del pede­mon­te  con una incom­pa­ra­ble visión de la ciu­dad de Men­do­za y de la mon­ta­ña. No podía fal­tar el ele­men­to  más  repre­sen­ta­ti­vo en su con­quis­ta: el agua, que sim­bo­li­za su gran esfuer­zo de años de lucha, has­ta lograr el ansia­do flui­do que per­mi­tió tan impor­tan­te desa­rro­llo . En un lugar como el Cha­llao, con­si­de­ra­do en aque­lla épo­ca una zona dis­tan­te a la Ciu­dad de Men­do­za, Don Alfre­do con­vir­tió a Dal­vian en la pri­me­ra ope­ra­do­ra pri­va­da de ser­vi­cio de agua y cloa­ca de la Pro­vin­cia.

Lue­go de vivir un momen­to afec­ti­vo úni­co, la maña­na fina­li­zó con el lan­za­mien­to de glo­bos blan­cos hacia el cie­lo jun­to a la com­pa­ñía musi­cal en vivo que rin­dió home­na­je al hom­bre que reali­zó la pri­me­ra comu­ni­dad mode­lo de orga­ni­za­ción urba­na del inte­rior del país: Don Alfre­do Luis Vila.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here