LLega Pixel 2 y Pixel 2XL y nos trae más experiencia Google que nunca, conocé algunas cosas importantes de la nueva entrega de esta reconocida empresa.

A par­tir de este este año tene­mos unos nue­vos Goo­gle Pixel que pare­cen que­rer esca­par de las ten­den­cias del mer­ca­do, te con­ta- mos algu­nas de sus prin­ci­pa­les carac­te­rís­ti­cas:
El tama­ño impor­ta
Pare­ce que sólo Apple, Sony y Goo­gle atien­den a un redu­ci­do públi­co que aspi­ra a tener un tope de gama que no suba de las 5 pul­ga­das. En oca­sio­nes, el optar por un tama­ño menor obli­ga a sacri car algo; el iPho­ne peque­ño y su menor dosis de cáma­ras y RAM, por ejem­plo. ¿Ocu­rre esto en los nue­vos Pixel 2? No.
Goo­gle no dis­cri­mi­na por tama­ño en cuan­to a carac­te­rís­ti­cas, el Pixel 2 XL apro­ve­cha mucho mejor el fron­tal con unos mar­cos que recuer­dan mucho, a un LG G6 o LG V30. Ambos cuen­tan con alta­vo­ces fron­ta­les, apues­ta que sue­le robar bas­tan­te super­fi­cie a la pan­ta­lla, pero sólo el Pixel 2 tie­ne unos mar­cos bas­tan­te lla­ma­ti­vos.
Los Pixel 2 repi­ten com­bi­na­ción de alu­mi­nio y cris­tal (Gori­lla Glass 5), redu­cien­do algo más la pro­por­ción de éste últi­mo en com­pa­ra­ción a los Pixel de pri­me­ra gene­ra­ción. Son cómo­dos, lige­ros y el alu­mi­nio tie­ne un aca­ba­do que nos hace con­fun­dir­lo con plás­ti­co, pero para bien. Al aga­rrar cual­quie­ra de los ter­mi­na­les sen­ti­mos robus­tez, abi­li­dad, tran­qui­li­dad. Nada de estar pade­cien­do por si se nos cae, en par­te por­que han logra­do un aca­ba­do anti­des­li­zan­te.
De M a XL
Dejan­do a un lado el dise­ño, la expe­rien­cia con uno y otro es pare­ja. Son melli­zos exter­na­men­te por dise­ño y pan­ta­lla, dado que la reso­lu­ción y el tama­ño de los pane­les es dife­ren­te, y prác­ti­ca­men­te geme­los a nivel interno al com­par­tir pro­ce­sa­dor
y RAM (aun­que la bate­ría es dis­tin­ta, sien­do mayor en el XL). Son melli­zos exter­na­men­te por dise­ño y pan­ta­lla, dado que la reso­lu­ción de los pane­les es dife­ren­te, y prác­ti­ca­men­te geme­los a nivel interno al com­par­tir pro­ce­sa­dor y RAM.
Telé­fo­nos inte­li­gen­tes, ¿más inte­li­gen­tes?
Han hecho énfa­sis en el machi­ne lear­ning y a la inte­li­gen­cia arti- cial. De hecho, sobre el papel casi cada uno de los pro­duc­tos pre­sen­ta­dos tenía algu­na apli­ca­ción en la que estos com­po­nen- tes par­ti­ci­pa­ban para mejo­rar la expe­rien­cia, como esa apa­ren­te inter­ac­ción natu­ral con Goo­gle Home Mini o Goo­gle Lens.
¿Cómo fun­cio­na esto? Enfo­can­do el obje­to que nos intere­sa des­de la cáma­ra o arras­tran­do foto­gra­fías, de modo que el telé­fono reco­no­ce las carac­te­rís­ti­cas del obje­to o la ima­gen y nos dan la infor­ma­ción que obtie­nen y nos pue­de ser útil.
Bue­nas sen­sa­cio­nes, pero mucho que demos­trar
Flui­dez en las tran­si­cio­nes y eje­cu­cio­nes, lim­pie­za en el soft­wa­re, cáma­ra mejo­ra­da en hard­wa­re y app suma­da a la demo­cra­ti­za- ción de la mayo­ría de carac­te­rís­ti­cas para ambos tama­ños. Los Goo­gle Pixel 2 y Pixel 2 XL han deja­do buen sabor de boca, pero que­da la duda de que toda esta pure­za al nal opon­ga sufi­cien­te resis­ten­cia en la balan­za como para com­pe­tir con otros pesos pesa­dos que los igua­lan o supe­ran en pro­ce­sa­dor y RAM.
En resu­men, la expe­rien­cia con un sis­te­ma sin capas y uido es muy bue­na: por su pro­me­te­do­ra cáma­ra, por pre­ce­den­tes, como- didad y la sen­sa­ción con los mate­ria­les. Aun­que el que lle­ga­rá a más paí­ses es el XL (y no será pre­ci­sa­men­te eco­nó­mi­co), el Pixel 2 a lle­ga­do y es una gran opción a la hora de ele­gir un smartp­ho­ne.