Por Anto­ne­la y Sofia Paglia­ra / Ambien­ta­do­ras

Aprendé a preparar una genial tarde de té para recibir a tus amigas.

La idea es que pue­das ambien­tar el espa­cio, inno­var y aga­sa­jar a tus ami­gas como corres­pon­de. Des­de nues­tra expe­rien­cia como deco­ra­do­ras, te damos algu­nos tips que tenés que tener en cuen­ta. Con nues­tros DIY (do it your­self o haz­lo tú mis­ma) te vamos a ayu­dar a aho­rrar y a con­cre­tar en pocos pasos esos deta­lles tan cos­to­sos y que tan­to te gus­tan. En esta nota, te vamos a dar los con­se­jos nece­sa­rios para que pue­das reci­bir a tus ami­gas en casa, con una mesa de té espec­ta­cu­lar y a cos­tos acce­si­bles. Pue­de que seas o no crea­ti­va, que no ten­gas tiem­po o que no sepas por don­de empe­zar, ¡Tran­qui­la noso­tras te ayu­da­mos! Aun­que tal vez parez­ca difí­cil en reali­dad es bas­tan­te sim­ple, sólo hace fal­ta entu­sias­mo

Mesa buena, bonita y barata

Empe­zá eli­gien­do una temá­ti­ca si que­rés hacer­lo más diver­ti­do, o sim­ple­men­te un color que te gus­te. Ani­ma­te y ele­gí más de uno y com­bi­na­los. Tam­bién podés mez­clar estam­pa­dos y has­ta la vaji­lla. Seguí por el man­tel, el blan­co nun­ca falla, pero si te ani­más podés optar por colo­res dis­tin­tos. Bus­cá la vaji­lla que ten­gas en casa, sino te alcan­za pedi­le pres­ta­da a alguien, la de tu abue­la pue­de ser una bue­na opción. No te preo­cu­pés por la com­bi­na­ción de colo­res y estam­pa­dos, mez­clar que­da divino! Acor­da­te del cen­tro de mesa. Podés armar algo sim­ple y acce­si­ble. Olvi­da­te del flo­re­ro y usá una tete­ra de por­ce­la­na, una taza o has­ta un fras­co. Los deta­lles tie­nen que estar pre­sen­tes en las ser­vi­lle­tas de papel hacien­do com­po­sé y has­ta en un cho­co­la­tín en cada pla­to. Sor­pren­dé a tus ami­gas des­de un comien­zo. Podés deco­rar la entra­da de tu casa con un arre­glo de flo­res, una guir­nal­da y has­ta glo­bos de papel.

¿Dónde servir ?

Se pue­de usar otra mesa o un mue­ble que ten­gas en casa. A la hora de dis­tri­buir la comi­da, te reco­men­da­mos dar­le dife­ren­tes altu­ras a la mesa. Si no tenés pie de tor­ta o torres de cup­ca­kes, podés usar una taza dada vuel­ta con un pla­to enci­ma, y para la torre usá dos o tres tama­ños dife­ren­tes de pla­tos. No sólo se pue­de deco­rar con los obje­tos. Una idea crea­ti­va es forrar los sánd­wi­ches con papel craft y atar­los con una cin­ta bebé o cor­dón de yute. Para la bebi­da, reuti­li­zá bote­llas, como las de sal­sa de toma­te, deco­rán­do­las con enca­je o un moño de tela arpi­lle­ra.

Ahora sólo falta que te organices y empieces a trabajar. Siguiendo nuestros consejos vas a lograr una mesa increíble!