Llegan las festividades de fin de año, y qué mejor que recibirlas con todo el espíritu navideño.

La Navi­dad es una fecha, que nos brin­da la opor­tu­ni­dad de unir las emo­cio­nes, buen gus­to y la crea­ti­vi­dad. La casa se vis­te de esta para reci­bir a nues­tros afec­tos y en ella, los peque­ños deta­lles re ejan los bue­nos deseos y el espí­ri­tu de las Fies­tas.

En La Provenza nos encanta la Navidad

El bri­llo, la ilu­sión, el color y la magia se com­bi­nan en fas­ci­nan­tes ideas. Es el momen­to per­fec­to para redi­se­ñar y dar rien­da suel­ta a tu ima­gi­na­ción, crean­do un ambien­te cáli­do, sal­pi­ca­do de pin­ce­la­das ver­des y rojas, sin olvi­dar los ele­gan­tes toques pla­tea­dos y oro.
Esta tem­po­ra­da los colo­res poco con­ven­cio­na­les irrum­pen como pro­ta­go­nis­tas, tené en cuen­ta que tu rin­cón navi­de­ño, siem­pre debe des­ta­car­se; qui­zás debas guar­dar por un tiem­po algu­nos ador­nos, dedi­cán­do­le el espa­cio mere­ci­do para lograr el obje­ti­vo desea­do.
El uso de los colo­res, tex­tu­ras y com­ple­men­tos navi­de­ños deben ser cohe­ren­tes con el entorno, pri­man­do este esti­lo en el ambien­te de tu hogar. Dicho esto, aquí algu­nas ideas:
El árbol es, sin duda, uno de los ele­men­tos más repre­sen­ta­ti­vos. Es hora de reno­var tus ador­nos!!! Podés usar deta­lles que nada tie­nen que ver con los dise­ños de siem­pre. Bor­las tipo pom­po­nes son muy ori­gi­na­les y le darán un aire nove­do­so, en los dife­ren­tes rin­co­nes de la casa.
Los acce­so­rios que son ten­den­cia para deco­rar el árbol son las lágri­mas de cris­tal, ador­nos muy
agra­de­ci­dos ya que, al con­tac­to con la luz, pro­du­cen un efec­to tor­na­so­la­do de gran atrac­ti­vo. Te suge­ri­mos ele­gir una pale­ta de colo­res atre­vi­dos y crea­ti­vos, como el tur­que­sa, vio­le­ta y azul, dejan­do tu toque per­so­nal con la elec­ción de estos colo­res no con­ven­cio­na­les, pro­du­cien­do una sen­sa­ción dife­ren­te, nada mejor para cele­brar estas estas tan espe­ra­das.
La esca­le­ra prin­ci­pal es otro espa­cio muy pro­pi­cio para esta fecha, es un lugar don­de podrás jugar con el movi­mien­to y los cai­re­les; se ven subli­mes! Tam­bién es una bue­na opción ves­tir de esta los muros ver­ti­ca­les del jar­dín.
No hay reglas para crear, la úni­ca con­sig­na es el equi­li­brio y la ins­pi­ra­ción. Y qué mejor que la Navi­dad para ello.