Por Fede­ri­co Lemos / Arqui­tec­to y inte­rio­ris­ta

El pasa­do 31 de Mar­zo de este año sor­pren­dió al mun­do la noti­cia que la mujer más reco­no­ci­da y galar­do­na­da del mun­do de la arqui­tec­tu­ra había falle­ci­do a los 65 años. Dame Zaha Hadid, arqui­tec­ta anglo-ira­quí deja­ba de exis­tir pero su nom­bre reso­na­rá por siem­pre en el mun­do ente­ro, mien­tras que sus impac­tan­tes obras per­ma­ne­ce­rán relu­cien­do su extra­or­di­na­ria ele­gan­cia y dina­mis­mo cons­tan­te.
 

Sus inicios

Gra­dua­da en Mate­má­ti­cas y Arqui­tec­tu­ra, esta­ble­ció su pro­pio estu­dio en 1979 en Lon­dres, pero fue has­ta los años ’90 que su nom­bre empe­zó a sonar entre los gran­des de la épo­ca. Por esos años ini­cia­ba el “Decon­truc­ti­vis­mo”, una corrien­te ‘impre­de­ci­ble’ cuyo prin­ci­pio esta­ba basa­do en el “caos con­tro­la­do”, la frag­men­ta­ción, y otros pará­me­tros rela­ti­vos a lo dis­tor­sio­na­do y for­mas desafian­tes. Esto fue lo que mar­có su esti­lo, des­ta­cán­do­se noto­ria­men­te, desa­rro­llan­do su per­so­na­li­dad que fue per­fec­cio­na­do y evo­lu­cio­nan­do hacia el nue­vo mile­nio con nue­vas for­mas.

 Mujer galardonada

Sien­do la pri­mer mujer -y úni­ca has­ta el momen­to- en reci­bir el Pre­mio Pritz­ker en 2004 -máxi­mo reco­no­ci­mien­to inter­na­cio­nal de arqui­tec­tu­ra-, y la ‘Orden del Impe­rio Bri­tá­ni­co’ por sus ser­vi­cios de arqui­tec­tu­ra, fue tam­bién galar­do­na­da con muchos pre­mios a nivel mun­dial a lo lar­go de su carre­ra que aún con­ti­núa aun­que haya deja­do de exis­tir físi­ca­men­te. Sus obras ini­cia­das y pro­yec­tos segui­rán cons­tru­yén­do­se por lo menos has­ta el año 2021 o más. Será el caso de ‘Esfe­ra City Cen­ter’ de Mon­te­rrey (2017), ‘One-North Mas­ter­plan’ de Sin­ga­pur (2021), Torre ‘City Life’ de Milán, Resi­den­cia ‘Capi­tal Hill’ de Mos­cú, y el ‘Gran Tea­tro de Rabat’, entre otros. Gana­do­ra ade­más de un sin­nú­me­ro de con­cur­sos inter­na­cio­na­les de arqui­tec­tu­ra, la arqui­tec­ta pare­ció ser, duran­te los últi­mos 20 años, la pro­yec­tis­ta pre­fe­ren­cial de los jue­ces. Era impo­si­ble dejar pasar por alto sus for­mas úni­cas y extra­va­gan­tes.

 ¿Arquitecta frustrada?

Zaha, a pesar de haber podi­do con­cre­tar varias obras emble­má­ti­cas, duran­te muchos años tuvo que sufrir la frus­tra­ción de no poder mate­ria­li­zar sus gran­des pro­yec­tos debi­do la fal­ta de téc­ni­cas cons­truc­ti­vas tra­di­cio­na­les de la actua­li­dad y a la difi­cul­tad de tra­duc­ción cons­truc­ti­va.
Sin dudas, lo úni­co que le fal­tó en su carre­ra fue tiem­po. Tiem­po para rein­ven­tar mate­ria­les, máqui­nas y la indus­tria ente­ra. Pero, ¿has­ta dón­de hubie­ra lle­ga­do con unos años más?

Artista multifacética

Zaha Hadid fue una artis­ta de muchas ramas. Ade­más de hacer arqui­tec­tu­ra y urba­nis­mo, dedi­có su tiem­po al arte plás­ti­co y digi­tal, al dise­ño de mobi­lia­rio y obje­tos, fue pro­fe­so­ra en pres­ti­gio­sas uni­ver­si­da­des de Ingla­te­rra y EEUU, e inclu­so has­ta dise­ñó bijoute­rie, vehícu­los y embar­ca­cio­nes -una nue­va ten­den­cia entre los gran­des dise­ña­do­res de la actua­li­dad-.

Visión futura

Su plás­ti­ca icó­ni­ca se ha con­ver­ti­do en mar­ca regis­tra­da . No hay quien no reco­noz­ca sus for­mas de un sim­ple vis­ta­zo. Y eso no es para nada fácil de con­se­guir. Su per­so­na­li­dad es tan reco­no­ci­ble como un Guer­ni­ca o Picas­so, sien­do la arqui­tec­tu­ra más difí­cil de apre­ciar y per­ci­bir que un cua­dro. Aun­que cada ima­gen repre­sen­ta fiel­men­te su obra.
Sus for­mas mar­ca­ron ten­den­cia. Fue­ron tram­po­lín a la nue­va arqui­tec­tu­ra y a los nue­vos esti­los. Evo­lu­cio­nó la esté­ti­ca y la fun­cio­na­li­dad has­ta tal pun­to que podría­mos decir que su arqui­tec­tu­ra ‘no per­te­ne­ce a esta épo­ca’, pero sí, es el enor­me lega­do que nos ha deja­do. Sin dudas, cuan­do La His­to­ria escri­ba sobre nues­tra épo­ca, será nom­bra­da entre los gran­des como Wright, Le Cor­bu­sier, Mies Van Der Rohe, Gro­pius, Gehry, Meier y Gau­dí, entre otros.