Es un obje­ti­vo común, que la tran­qui­li­dad que dis­fru­tan los veci­nos den­tro del Con­jun­to sea man­te­ni­da y con­tri­bu­ya a una coexis­ten­cia armo­nía que toda Comu­ni­dad nece­si­ta, en tal sen­ti­do soli­ci­ta­mos a quie­nes se encuen­tren con obras en cons­truc­ción, res­pe­tar los hora­rios esta­ble­ci­dos para no pro­du­cir rui­dos que alte­ren los hora­rios de des­can­so.
Asi­mis­mo las reunio­nes fami­lia­res que se reali­cen, ten­ga a bien orga­ni­zar­las den­tro de las mis­mas pau­tas que esta­ble­cen las Nor­mas de con­vi­ven­cia, como así tam­bién aque­llas reunio­nes de más de dos per­so­nas en las calles del CONJUNTO (Ej. gru­pos de jóve­nes, meno­res o no, al com­par­tir un encuen­tro entre ami­gos, que se reúnen en los luga­res habi­li­ta­dos para tal fin, tra­tan­do de no con­ver­sar y reír en alta voz, y/o tomar bebi­das alcohó­li­cas).
De acuer­do al cri­te­rio seña­la­do, los soni­dos por músi­ca, ten­ga a bien emi­tir­los, a un volu­men pru­den­te con­for­me a los nive­les per­mi­ti­dos y a los hora­rios esta­ble­ci­dos, sien­do el día sába­do has­ta las 3.00 y los días vier­nes has­ta la 1.00. Si lo desea, pue­de con­ti­nuar des­pués de estos hora­rios con el soni­do y acti­vi­dad social con mayor pri­va­ci­dad y en con­so­nan­cia con su entorno. Todo aque­llo que sea cau­sa de per­tur­ba­ción a la tran­qui­li­dad del lugar, es nece­sa­rio con­si­de­rar­lo en res­pe­to a la sana con­vi­ven­cia.

Si Usted desea rea­li­zar un recla­mo, por exce­sos a lo men­cio­na­do, lo pue­de hacer lla­man­do al cen­tro de aten­ción de recla­mos 0800 222 7788 que fun­cio­na las 24 hs aún en días domin­gos y feria­dos.