Se viene el receso estival y como padres nos planteamos qué hacer con los chicos. En colegio San Andrés compartimos algunas reflexiones y propuestas para que estos próximos tres meses nos conectemos y disfrutemos mejor con nuestros hijos.

Gene­ral­men­te los pri­me­ros días de vaca­cio­nes, ellos apro­ve­chan para poner­se al día con cosas que ado­ran como que­dar­se más tiem­po en cama o sen­ci­lla­men­te no hacer nada. Sin embar­go, al cabo de un tiem­po, el ocio se tor­na has­tío y has­ta pue­de resul­tar­les noci­vo.

Una solu­ción muy común por estos días –en que los padres segui­mos tra­ba­jan­do gran par­te del tiem­po en que ellos no van a cla­ses- es enviar­los a una escue­la de verano, al club o de visi­ta a casa de parien­tes o ami­gos muy cer­ca­nos. Siem­pre es bueno cam­biar de aires, ali­men­tar nue­vos lazos socia­les o afec­ti­vos y modi­fi­car ruti­nas. Pero como se tra­ta de un tiem­po libre de casi tres meses, nin­gu­na de las “solu­cio­nes” alcan­za ni deben ser con­si­de­ra­das como una for­ma de desen­ten­der­nos de nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad como padres.

Crear jun­tos su plan

Des­de cole­gio San Andrés con­si­de­ra­mos que el des­can­so o el “ocio pro­duc­ti­vo” es bueno y has­ta nece­sa­rio para que todas las per­so­nas ten­ga­mos ins­tan­tes de auto­co­no­ci­mien­to o refle­xión. Pero debe­mos estar aten­tos para dis­tin­guir com­por­ta­mien­tos o acti­tu­des casi opues­tos de apa­tía, fal­ta de moti­va­ción o total des­gano. La mayo­ría de los espe­cia­lis­tas dicen que no es salu­da­ble dejar que los niños o ado­les­cen­tes duran­te mucho tiem­po no hagan nada. Enfren­tar­se con inter­mi­na­bles lap­sos de ocio, pue­de oca­sio­nar­les una sen­sa­ción de vacío.

Por eso, una exce­len­te opción es dia­lo­gar y con­sen­suar con los hijos un plan que, tenien­do en cuen­ta sus gus­tos e intere­ses, apro­ve­che todo su poten­cial crea­ti­vo. Pode­mos tener pen­sa­das de ante­mano algu­nas pro­pues­tas para man­te­ner­los acti­vos con una con­sig­na esen­cial: estar noso­tros en modo posi­ti­vo para con­ta­giar­los de ener­gía. Lue­go escu­char­los con ampli­tud y dise­ñar jun­tos una agen­da a medi­da.

Tiem­po com­par­ti­do

Ade­más de pro­gra­mar acti­vi­da­des para com­par­tir con los hijos, es impor­tan­te tra­tar de hacer coin­ci­dir las vaca­cio­nes de todos los miem­bros de la fami­lia. Por más que sea un par de sema­nas, pue­de ser cla­ve para hallar espa­cios de diá­lo­go, con­fian­za o viven­ciar expe­rien­cias pla­cen­te­ras y pro­fun­das. En defi­ni­ti­va, dar­nos la opor­tu­ni­dad de vivir con los chi­cos aque­llos momen­tos que ate­so­ra­re­mos por siempre…Ahora la aven­tu­ra vera­nie­ga va a comen­zar. ¡A dis­fru­tar­la!

Lo que siem­pre qui­sis­te hacer

. Depor­te y Aire Libre:

Clu­bes – Pile­tas – Cam­pa­men­tos – Excur­sio­nes – Visi­tas a Gran­jas – Par­ques Natu­ra­les – Escue­las de Verano – Cam­pos de Paint­ball – Equi­ta­ción – Kar­tó­dro­mos

. Diver­sio­nes urba­nas: Par­ques de Diver­sio­nes – Cir­cos – Bow­ling – Pla­ne­ta­rios – Cine – Tea­tro

. Apren­der algo nue­vo: Bue­na opor­tu­ni­dad para des­per­tar voca­cio­nes, adqui­rir nue­vos cono­ci­mien­tos, desa­rro­llar algu­na habi­li­dad o talen­to.

.Artes: Dibu­jo – Pin­tu­ra -Músi­ca (Apren­der ins­tru­men­tos-Can­to-Coros-Mur­gas-

Ban­das) – Dan­za – Tea­tro – Títe­res – Talle­res de Cuen­to o Poe­sía

.Manua­li­da­des: Talle­res de Arte­sa­nías y Ofi­cios – Crear o repa­rar obje­tos en fami­lia.

Coci­na y Repos­te­ría: Cur­sos de Gas­tro­no­mía – Coci­nar en fami­lia

. Jue­gos infan­ti­les y video­jue­gos: Ayu­dar­los a con­se­guir títu­los edu­ca­ti­vos o crea­ti­vos. Moti­var­los a diver­tir­se con jue­gos de mesa que esti­mu­len el inge­nio.

.Esen­cial: jugar con ellos.

. Acti­vi­da­des hoga­re­ñas: Rede­co­rar cuar­tos, orde­nar pla­ca­res o ala­ce­nas, jar­di­ne­ría, etc.

. Pool de padres: Orga­ni­zar acti­vi­da­des recrea­ti­vas o sali­das con los hijos de parien­tes, ami­gos y veci­nos.

Gen­ti­le­za Cole­gio San Andrés