Pau­tas dia­rias que pro­mue­ven el bien común

· No derro­char el agua.
· Res­pe­tar la velo­ci­dad per­mi­ti­da: has­ta 40 KM por hora.
· Man­te­ner encen­di­da las luces del fren­te y con­tra­fren­te de las vivien­das.
· Evi­tar los rui­dos moles­tos.
· Rea­li­zar el man­te­ni­mien­to de los espa­cios ver­des y jar­di­nes; y los cer­cos peri­me­tra­les.
· No arro­jar basu­ra en hon­gos aje­nos, lotes bal­díos o calles.
· No arro­jar desechos del barri­do a la calle.
· Usar la correa de las mas­co­tas y levan­tar las depo­si­cio­nes.
· Reci­clar la basu­ra, uti­li­zan­do las bol­sas destina­das a resi­duos húme­dos, secos y ver­des.

Esta­cio­na­mien­to inde­bi­do de vehícu­los

El regla­men­to Interno del Con­jun­to Resi­den­cial Dal­vian esta­ble­ce el cum­pli­mien­to de la Ley de Trán­si­to 6082 según el artícu­lo 114, que esta­ble­ce el reti­ro del vehícu­lo en los siguien­tes casos:

a) Cuan­do se tra­te de un vehícu­lo aban­do­na­do o con seña­les de aban­dono; b) Cuan­do el vehícu­lo se encuen­tre inde­bi­da­men­te esta­cio­na­do obs­ta­cu­li­zan­do el libre trán­si­to en calles y vere­das; c) Cuan­do encon­trán­do­se bien esta­cio­na­do en vías o luga­res públi­cos, se cons­ta­te su per­ma­nen­cia con­ti­nua en el mis­mo sitio por más de tres (3) días corri­dos. La per­ma­nen­cia refe­ri­da hará pre­su­mir el aban­dono, sal­vo mani­fes­ta­cio­nes veci­na­les o de intere­sa­dos que jus­ti­fi­ca­ren la situa­ción.

El esta­cio­na­mien­to a 45° solo está per­mi­ti­do en calles que su ancho lo per­mi­tan. En las calles inter­nas -más angos­tas-  los roda­dos, nece­sa­ria­men­te, deben estar en para­le­lo al cor­dón ban­qui­na.

Incons­cien­cia ciu­da­da­na

Serán publi­ca­dos en Revis­ta ÚNICO quie­nes trans­gre­dan prin­ci­pios que cons­tru­yen el Bien Común. Tales como: resi­den­tes que sean detec­ta­dos no levan­tan­do las depo­si­cio­nes de las mas­co­tas ya sea en jar­di­nes aje­nos, espa­cios ver­des de bule­va­res o calles; quie­nes depo­si­ten resi­duos en hon­gos aje­nos; aque­llos resi­den­tes que no man­ten­gan sus espa­cios ver­des de vere­da; autos esta­cio­na­dos en esta­do de aban­dono.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here