Mediante una iniciativa privada de ciudadanos responsables, el Parque Aborigen ahora luce más bello. Altos ejecutivos y muchos voluntarios se sumaron en un esfuerzo en conjunto que vale la pena destacar.

Res non ver­ba, es el nom­bre de este gru­po de ami­gos que actual­men­te se encar­gan de dar el ejem­plo. Ellos con el úni­co afán de ver mejor el patri­mo­nio de los men­do­ci­nos, están acon­di­cio­nan­do el Par­que Abo­ri­gen, el cual se encuen­tra aban­do­na­do hace años.
Al igual que la mayo­ría de los que tran­si­tan este lugar ubi­ca­do al oes­te del Par­que Gene­ral San Mar­tín, al pasar a su lado ya sea para diri­gir­se a casa, rea­li­zar acti­vi­dad físi­ca o sim­ple­men­te para pasear y dis­fru­tar de un día en fami­lia; al cir­cu­lar por sus inme­dia­cio­nes de este lugar, se hace notar su esta­do de deja­dez y fal­ta de cui­da­do. Pero de todos aque­llos que visi­tan este sec­tor, sólo un gru­po de ami­gos puso manos a la obra para poder dis­fru­tar de un espa­cio lim­pio y cui­da­do. Ellos le ofre­cie­ron a la Admi­nis­tra­ción de Par­ques y Zoo­ló­gi­co su apo­yo, orga­ni­zan­do, coor­di­nan­do, rea­li­zan­do apor­tes y cola­bo­ra­cio­nes para el man­te­ni­mien­to, con­ser­va­ción, refac­ción y lim­pie­za de este pre­dio.
Los tra­ba­jos rea­li­za­dos por esta aso­cia­ción son con­du­ci­dos por Mar­tín Balach, Iván Gómez, Ale­jan­dro Galle­go y la Uni­ver­si­dad Nacio­nal de Cuyo en con­jun­to con volun­ta­rios de Artrans, Cano Bur­sá­til, Triun­fo Segu­ros, Juan Feme­nia, Dal­vian SA, el estu­dio jurí­di­co Gimé­nez Rii­li y la Fun­da­ción Bol­sa de Comer­cio quie­nes asu­mie­ron el desafío dan­do su apo­yo, no sólo eco­nó­mi­co, sino que ade­más todos los nes de sema­na tra­ba­jan ayu­dan­do mejo­rar el pre­dio del Par­que Abo­ri­gen.
Asi­mis­mo en este pro­yec­to par­ti­ci­pó la Unión Estu­dian­til por la Natu­ra­le­za, agru­pa­ción lide­ra­da por Noé Sot­ti­mano y otros jóve­nes de nues­tro que­ri­do barrio. El equi­po Lady Speed  de la UEN, inte­gra­do por María Zani­che­lli, Jose­fi­na Mon­tal­bu­sio, Lour­des de la Rosa, Mili Andre, Sol Vic­chi, Luz Rivas, Cami­la Gil, Feli Pinie­ro y Anyi Lopez, fue el encar­ga­do de tra­ba­jar en este pro­yec­to, ayu­dan­do con mano de obra e ideas.
Se están eva­luan­do ideas para la colo­ca­ción de nue­va lumi­na­ria, esta­cio­na­mien­tos, reduc­to­res de velo­ci­dad, esce­na­rios para la con­cen­tra­ción de acti­vi­da­des recrea­ti­vas y la con­ti­nua­ción de la bici­sen­da. Aun­que muchos son los apor­tes y volun­ta­rios que se encuen­tran aco­me­ti­dos en esta cau­sa, aún hacen fal­ta muchas manos que con volun­tad ayu­den a con­cluir los tra­ba­jos rea­li­za­dos.
Hay que agra­de­cer el com­pro­mi­so y dedi­ca­ción pues­ta por estos volun­ta­rios para mejo­rar y cui­dar nues­tro patri­mo­nio para que todos poda­mos dis­fru­tar­lo. A su vez debe­mos hacer una men­ción espe­cial al apo­yo brin­da­do por la UNCu­yo quien con gran pre­dis­po­si­ción faci­li­tó de per­so­nal de maes­tran­za y maqui­na­ria a esta noble labor que bene­fi­cia a todos los ciu­da­da­nos.