El fútbol femenino hoy es tendencia, te contamos algunas cosas que te gustaría conocer de esta pasión de la cual nadie queda afuera. 

¿Cuáles son los beneficios?

En un par­ti­do corrés, saltás, cabeceás, pateás, dribleás; por lo que trabajás prácticamente todas tus cua­li­da­des físicas. Este depor­te ayu­da a crear un tono mus­cu­lar y aspec­to atlético, evi­tan­do el físicoculturismo. Cual­quier pro­gra­ma de construcción de músculo, crea­rá fuer­za, lo mis­mo ocu­rre en ten­do­nes y hue­sos. Esto también dis­mi­nu­ye la posi­bi­li­dad de osteo­po­ro­sis.

¿Qué preparación física se necesita?

Debe­mos tener cier­ta preparación física específica don­de esté invo­lu­cra­da como base la capa­ci­dad aeróbica, la poten­cia, la fuer­za, habi­li­dad y des­tre­za. Se con­si­gue con tra­ba­jos den­tro y fue­ra de la can­cha, con ele­men­tos diver­sos como sogas, bas­to­nes, ban­das y sesio­nes de musculación. Esto per­mi­ti­rá en pri­me­ra ins­tan­cia pre­ve­nir lesio­nes. Lue­go mejo­ra­rá la técnica del domi­nio del balón para tras­la­dar­lo a la táctica.

¿Cómo afecta el no haber jugado nunca al fútbol?

Influ­ye pero no impi­de apren­der­lo a cual­quier edad. Al ser un depor­te con ele­men­to (el balón) está invo­lu­cra­da la coordinación óculo pie en pri­me­ra ins­tan­cia, don­de se nece­si­ta des­tre­za y habi­li­dad que con el correr de los años y según las expe­rien­cias pre­vias va en disminución, si no se prac­ti­ca.

¿El entrenamiento puede “deformar” el cuerpo, acentuando algunas partes?

Si bien este depor­te acentúa los miem­bros infe­rio­res, esto no es específico , las muje­res no tene­mos igua­les características fisiológicas, psíquicas, que los varo­nes, al igual que los nive­les de hor­mo­na, en espe­cial la tes­tos­te­ro­na. Así que si te gus­ta el fútbol, no hay nada que te impi­da su práctica.