Con la inten­ción de ana­li­zar cómo maxi­mi­zar las posi­bi­li­da­des de deduc­cio­nes y de redu­cir la car­ga impo­si­ti­va den­tro de los pará­me­tros lega­les per­mi­ti­dos, en UNICO publi­ca­mos un exhaus­ti­vo infor­me sobre pla­ni­fi­ca­ción fis­cal redi­tua­ble.

Mien­tras que en la pri­me­ra entre­ga, publi­ca­da en la edi­ción pasa­da, ana­li­za­mos el reva­lúo contable/impositivo, los hono­ra­rios a direc­to­res y el con­sen­so fis­cal; en este segun­da y últi­ma par­te desa­rro­lla­mos, entre otras medi­das, la decla­ra­ción de deduc­cio­nes de cuar­ta cate­go­ría, el mon­to con­su­mi­do, la decla­ra­ción de bie­nes y ingre­sos, y la baja en el impues­to a las ganan­cias.

Decla­ra­ción de deduc­cio­nes de cuar­ta cate­go­ría

Si el pro­fe­sio­nal es asa­la­ria­do es pro­ba­ble que esté suje­to a tri­bu­tar el impues­to a las ganan­cias. De allí la impor­tan­cia de saber qué tipo de deduc­cio­nes se pue­den apli­car para poder redu­cir la car­ga impo­si­ti­va y, sobre todo, comu­ni­car­le al emplea­dor el deta­lle de las mis­mas –a tra­vés del for­mu­la­rio F.572 o F.572 web-.

Exis­ten deduc­cio­nes obli­ga­to­rias que son las deta­lla­das en el reci­bo de suel­do (obra social, jubi­la­ción y ley 19.032), las deduc­cio­nes per­so­na­les (hijos, cón­yu­ge y demás fami­lia­res a car­go) y el res­to de deduc­cio­nes per­mi­ti­das, que admi­ten miti­gar el efec­to del impues­to sobre el suel­do. Entre estas últi­mas se encuen­tran gas­tos de sepe­lio, dona­cio­nes, apor­tes patro­na­les a emplea­das domés­ti­cas, segu­ros de vida, intere­ses por cré­di­tos hipo­te­ca­rios, gas­tos de cuo­tas de medi­ci­na pre­pa­ga, hono­ra­rios por gas­tos médi­cos, apor­tes de capi­tal a socie­da­des de garan­tía recí­pro­ca, deduc­ción de gas­tos de movi­li­dad para via­jan­tes de comer­cio y el alqui­ler de vivien­da –des­de 2017-.

Es este año, el pla­zo para car­gar las deduc­cio­nes corres­pon­dien­tes a 2017 ven­ció el 31 de mar­zo del corrien­te.

Mon­to Con­su­mi­do

El mon­to con­su­mi­do es una de las par­tes sig­ni­fi­ca­ti­vas de la decla­ra­ción jura­da para las per­so­nas físi­cas y es trans­cen­den­tal lle­gar a deter­mi­nar­lo lo más exac­ta­men­te posi­ble, de modo tal que jus­ti­fi­que el real con­su­mo del con­tri­bu­yen­te en el perío­do.

Sin embar­go, la gran mayo­ría de las fis­ca­li­za­cio­nes tie­nen su ori­gen en erro­res o malos cálcu­los rea­li­za­dos al deter­mi­nar el mon­to con­su­mi­do. Este debe refle­jar el nivel de vida del con­tri­bu­yen­te, con­tem­plan­do via­jes al exte­rior, alqui­le­res, expen­sas, cuo­tas del cole­gio, cuo­ta de los clu­bes, segu­ros, gas­tos de tar­je­tas de cré­di­to, etc.

Pasi­vos que expli­can el mon­to con­su­mi­do

En decla­ra­cio­nes jura­das es usual ver la infor­ma­ción de pasi­vos con ter­ce­ros que ter­mi­nan expli­can­do el mon­to con­su­mi­do de los con­tri­bu­yen­tes. Hay que tener en cuen­ta varios aspec­tos rela­cio­na­dos con dichos pasi­vos como por ejem­plo ana­li­zar cui­da­do­sa­men­te la ins­tru­men­ta­ción, ya que si se hace en for­ma defi­cien­te pue­de oca­sio­nar pro­ble­mas en futu­ras ins­pec­cio­nes. Por otro lado se debe­rá ana­li­zar si quien rea­li­za el prés­ta­mo tie­ne la capa­ci­dad fis­cal para hacer­lo (debe tener­lo correc­ta­men­te decla­ra­do).

Decla­ra­ción de bie­nes e ingre­sos

Muchas veces los con­tri­bu­yen­tes creen que pue­den ocul­tar ingre­sos y bie­nes con el obje­to de tri­bu­tar menos impues­tos. Sin embar­go, el fis­co posee nume­ro­sos sis­te­mas de infor­ma­ción, tales como tar­je­tas de cré­di­to, via­jes al exte­rior por migra­cio­nes, acre­di­ta­cio­nes ban­ca­rias, com­pra de divi­sas, expen­sas, cuo­tas de cole­gios, deta­lle de par­ti­ci­pa­cio­nes socie­ta­rias, pro­pie­da­des adqui­ri­das, medi­ci­na pre­pa­ga, segu­ros con­tra­ta­dos, etc. Por tal moti­vo, es impor­tan­te hacer un correc­to aná­li­sis de cada situa­ción y rea­li­zar una correc­ta decla­ra­ción de los bie­nes.

Por otro lado, un error fre­cuen­te al evi­tar el impues­to a los bie­nes per­so­na­les es no decla­rar los fon­dos acu­mu­la­dos al cie­rre de cada ejer­ci­cio. Esta omi­sión impac­ta en el ejer­ci­cio siguien­te cuan­do el con­tri­bu­yen­te adquie­re “bie­nes” con esos fon­dos, que des­de el pun­to de vis­ta impo­si­ti­vo no ten­drán jus­ti­fi­ca­ción patri­mo­nial. Esto pro­du­ce, auto­má­ti­ca­men­te, dis­cre­pan­cias que pue­den dar lugar a ins­pec­cio­nes.

Fomen­to Pyme

Actual­men­te siguen vigen­tes los bene­fi­cios impo­si­ti­vos de la Ley 27.264 para la pro­mo­ción de micro, peque­ñas y media­nas empre­sas. Esto exi­ge el cum­pli­mien­to de una serie de requi­si­tos sobre cier­tos cum­pli­mien­tos for­ma­les con el fis­co y pedi­dos de cer­ti­fi­ca­ción pyme que per­mi­ten acce­der a bene­fi­cios tales como pago de IVA dife­ri­do, cómpu­to del impues­to al che­que con­tra el impues­to a las ganan­cias, deduc­ción de ganan­cias de las inver­sio­nes pro­duc­ti­vas, bono de cré­di­to fis­cal para inver­sio­nes pro­duc­ti­vas y exclu­sión del impues­to a la ganan­cia míni­ma pre­sun­ta.

Baja en impues­to a las ganan­cias

La refor­ma tri­bu­ta­ria tam­bién pro­yec­tó una reduc­ción gra­dual de la tasa cor­po­ra­ti­va del impues­to a las ganan­cias. A par­tir del 2018, la alí­cuo­ta será del 30% (tam­bién para 2019). A par­tir del 2020, en cam­bio, que­da­rá en el 25%. La reduc­ción en la alí­cuo­ta vie­ne acom­pa­ña­da de un impues­to al momen­to de dis­tri­buir las uti­li­da­des, por lo que se pre­mia­rá la rein­ver­sión de las mis­mas. En este sen­ti­do, será un fac­tor deter­mi­nan­te en la estra­te­gia fis­cal de las empre­sas y sus socios.

Infor­me: Con­ta­dor Enri­que Grif­fou­lie­re, socio de TGA Audi­to­res & Con­sul­to­res

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here