El 2015 ya toca a la puer­ta y aun­que a lo lar­go de los últi­mos años los nego­cios socia­les han cre­ci­do a pasos agi­gan­ta­dos y con­ti­núan ganan­do impul­so, hay quie­nes afir­man que este año esta­rá lleno de retos para estos pro­yec­tos, ya que mien­tras más cre­ce su popu­la­ri­dad entre inver­sio­nis­tas y con­su­mi­do­res, mayor nece­si­ta ser su com­pro­mi­so con la trans­pa­ren­cia a fin de evi­tar una cri­sis de iden­ti­dad que pon­ga en ries­go su cre­di­bi­li­dad.
La agen­cia Good.Must.Grow. ha toma­do en cuen­ta todos estos fac­to­res y a tra­vés de la mira­da de dife­ren­tes exper­tos inter­na­cio­na­les dio a cono­cer las 15 ten­den­cias, opor­tu­ni­da­des y desafíos que el des­tino depa­ra a los nego­cios socia­les a lo lar­go de este 2015.

1. Mejorar el financiamiento

Pro­por­cio­nar a las empre­sas socia­les la capa­ci­dad de selec­cio­nar aque­llas orga­ni­za­cio­nes que se ali­nean a sus valo­res para crear alian­zas y con­so­li­dar­se como nego­cios sóli­dos, fuer­tes y esta­bles más que como pro­yec­tos con com­pro­mi­so social.

2. Expandir el entendimiento

Los nego­cios socia­les nece­si­tan comen­zar a sen­si­bi­li­zar a los con­su­mi­do­res e invo­lu­crar­los en su com­pro­mi­so comu­ni­can­do ade­cua­da­men­te su fina­li­dad. Con­su­mi­do­res, polí­ti­cos, empre­sa­rios y líde­res comu­ni­ta­rios nece­si­tan comen­zar a cre­cer apre­cian­do los nego­cios socia­les y sus bene­fi­cios.

3. Definir el espacio

De acuer­do con el docu­men­to, en 2015 con­ti­nua­re­mos obser­van­do un rápi­do cre­ci­mien­to de este mode­lo de nego­cios, pero tam­bién de los esfuer­zos con­jun­tos redu­cir la con­fu­sión que gene­ra este con­cep­to y que obs­ta­cu­li­za el desa­rro­llo ade­cua­do de los pro­yec­tos en fun­ción de su bene­fi­cio social, con­vir­tién­do­se en un ins­tru­men­to para impul­sar la repu­tación cor­po­ra­ti­va. El ver­da­de­ro reto es no pros­ti­tuir el con­cep­to.

4. Colaboración colectiva

Al hacer fren­te a tan­tos retos y opor­tu­ni­da­des, muchas veces es sen­ci­llo per­der de vis­ta que cada nego­cio social for­ma par­te de un gran movi­mien­to que bus­ca un desa­rro­llo inte­gral de la comu­ni­dad a tra­vés de dis­tin­tos fren­tes; por lo que es muy impor­tan­te cola­bo­rar estre­cha­men­te con otros pro­yec­tos a fin de gene­rar un mayor alcan­ce.

5. Comercio local

El cre­ci­mien­to de las empre­sas socia­les pue­de for­ta­le­cer­se si se nutren las raí­ces más pro­fun­das de las eco­no­mías loca­les crean­do sis­te­mas madu­ros que cola­bo­ran des­de su trin­che­ra para el bien común.

6. Medición

Medir el desa­rro­llo y el impac­to social y ambien­tal de cada nego­cio social es fun­da­men­tal para deter­mi­nar su nivel de cre­ci­mien­to y demos­trar sus bene­fi­cios. Con­si­de­rar las alian­zas con empre­sas e ins­ti­tu­cio­nes guber­na­men­ta­les, así como el impac­to a lo lar­go de la cade­na de sumi­nis­tro cobra­rá una mayor rele­van­cia al momen­to de atraer nue­vas inver­sio­nes.

7. Los jóvenes

Impul­sar el empren­di­mien­to social entre los jóve­nes no se tra­ta de un esfuer­zo por invo­lu­crar­los en el desa­rro­llo de sus comu­ni­da­des, sino de un requi­si­to indis­pen­sa­ble para el cre­ci­mien­to de los nego­cios socia­les.

8. Inversión con impacto social

El mun­do se encuen­tra al bor­de de una revo­lu­ción en la for­ma de resol­ver los pro­ble­mas socia­les más difí­ci­les y su fuer­za es el apro­ve­cha­mien­to ade­cua­do de la capa­ci­dad empre­sa­rial de inver­tir en la mejo­ra de su entorno.

9. Mejor vínculo con la RSE

Las gran­des ideas de inno­va­ción que son impul­sa­das por los empren­de­do­res socia­les cada vez con­si­guen más aten­ción por par­te de las gran­des cor­po­ra­cio­nes y sus depar­ta­men­tos de res­pon­sa­bi­li­dad cor­po­ra­ti­va, que inter­vie­nen para esca­lar los pro­yec­tos y gene­rar un mayor impac­to social; por lo que es fun­da­men­tal dejar de per­ci­bir a los nego­cios socia­les como un mode­lo ale­ja­do de las empre­sas tra­di­cio­na­les.

10. Generar lealtad

A medi­da que más y más con­su­mi­do­res han adqui­ri­do pre­fe­ren­cia por aque­llos pro­duc­tos com­pro­me­ti­dos con el medio ambien­te y el desa­rro­llo social, los nego­cios socia­les han comen­za­do a apren­der de las gran­des mar­cas para comu­ni­car ade­cua­da­men­te su com­pro­mi­so y gene­rar enga­ge­ment. The Honest Com­pany fun­da­da por Jes­si­ca Alba, Cirue­la Orga­nics y Annie Inc, son gran­des ejem­plos de ello.

11. Oceanos de oportunidades

Cada vez más empre­sas reco­no­cen el valor que apor­ta la sus­ten­ta­bi­li­dad a lar­go pla­zo como una estra­te­gia de nego­cio; pero mien­tras los esfuer­zos ambien­ta­les ganan terreno gra­cias a sus bene­fi­cios eco­nó­mi­cos nota­bles, el impac­to social no pare­ce estar cre­cien­do a la par, lo que deja gran­des áreas de opor­tu­ni­dad para los nue­vos empren­de­do­res.

12. Legislación

El cre­ci­mien­to de los nego­cios socia­les ha esti­mu­la­do el inte­rés de más de una dece­na de gobier­nos loca­les en Esta­dos Uni­dos, que pro­mue­ven acti­va­men­te una legis­la­ción en bene­fi­cio de este mode­lo, por lo que se espe­ra que pron­to los 50 esta­dos adop­ten medi­das para impul­sar el empren­di­mien­to social.

13. Política

De acuer­do con Good.Must.Grow. el sec­tor de los nego­cios socia­les debe­rá con­cen­trar­se en apo­yar a los fun­cio­na­rios que ten­gan un pro­fun­do cono­ci­mien­to del mode­lo a fin de impul­sar la capa­ci­ta­ción de las ins­ti­tu­cio­nes guber­na­men­ta­les y los nue­vos empren­de­do­res, gene­ran­do un mayor impac­to social.

14. Competencia sectorial

Se espe­ra que el con­ti­nuo cre­ci­mien­to de los nego­cios socia­les, con­vier­ta a este mode­lo en una poten­cial com­pe­ten­cia para las orga­ni­za­cio­nes no lucra­ti­vas tra­di­cio­na­les que bus­can reclu­tar talen­to y atraer inver­sio­nes.

15. Crecimiento de los híbridos

Ya que las pre­sio­nes finan­cie­ras con­ti­núan afec­tan­do a las orga­ni­za­cio­nes sin fines de lucro, los mode­los híbri­dos ganan más y más terreno como estruc­tu­ras alter­na­ti­vas.
Para cono­cer más sobre la pro­yec­ción de los nego­cios socia­les este 2015, pue­de des­car­gar el docu­men­to publi­ca­do por Good.Must.Grow. en este enla­ce.