Te contamos la importancia de una buena educación en nuestros perros.

En el núme­ro ante­rior habla­mos del Equi­li­brio Canino y diji­mos que un perro equi­li­bra­do es aquel que está SUBORDINADO a su líder y los miem­bros de la Fami­lia; está SOCIALIZADO es decir inter­ac­túa sin incon­ve­nien­tes con otros seres vivos (huma­nos, perros, gatos, etc.). ESTIMULADO para via­jar en auto o no asus­tar­se por una moto u otro rui­do y, final­men­te EDUCADO para obte­ner con­duc­tas úti­les como no entrar a la casa cuan­do la puer­ta está abier­ta (o no sal­ga), poder pasear sin tirar de la correa, etc.

Vemos enton­ces que la EDUCACIÓN (o Adies­tra­mien­to como se lo cono­ce común­men­te) es el 25% de la solu­ción para Equi­li­brar nues­tra mas­co­ta.

Hoy cuan­do habla­mos de perros des­equi­li­bra­dos o con con­duc­tas inde­sea­das, nos vie­ne a la cabe­za César Millán y su pro­gra­ma de tele­vi­sión El Encan­ta­dor de Perros. Millán es pro­ba­ble­men­te quién ha popu­la­ri­za­do el tra­ba­jar sobre las con­duc­tas en los perros a par­tir de un “don” muy espe­cial que tie­ne con ellos y por sobre todo el gran éxi­to que tie­ne su pro­gra­ma. Este éxi­to le asig­na el gran méri­to a mi jui­cio de que el públi­co en gene­ral sepa que exis­ten for­mas y “tru­cos” para tra­ba­jar las con­duc­tas que no nos gus­tan de nues­tros perros. Pero en mi opi­nión y con mucho res­pe­to a un pro­fe­sio­nal de tan­to renom­bre inter­na­cio­nal, César Millán se abo­ca a des­cri­bir algu­nas téc­ni­cas o “tru­qui­tos” que gene­ral­men­te se enfo­can a tra­ba­jar aspec­tos de la Subor­di­na­ción (que como vimos es el 25% del camino al Equi­li­brio) y care­ce de un Méto­do que sea apli­ca­ble en for­ma sim­ple por cual­quier due­ño a su perro y englo­be los 4 pila­res del Equi­li­brio Canino.

El Méto­do Cino­tec crea­do por Aldo Cec­ci (Mas­ter Trai­ner y miem­bro de la Fal­co K9 Aca­demy de USA) y con quién tuve el honor de for­mar­me como Edu­ca­dor Canino en Cór­do­ba, vie­ne a cubrir esa falen­cia. Con este Méto­do los Edu­ca­do­res Cani­nos tra­ba­ja­mos con los due­ños de los perros ense­ñan­do téc­ni­cas para que ellos mis­mos tra­ba­jen a sus perros y logren este Equi­li­brio del que veni­mos hablan­do.

El Méto­do Cino­tec de Edu­ca­ción Cani­na tra­ba­ja en “posi­ti­vo” es decir PREMIANDO las con­duc­tas que el perro va logran­do. Ese PREMIO se basa en la comi­da (su ali­men­to balan­cea­do esen­cial­men­te, pero lue­go se pue­den usar otros pre­mios “espe­cia­les” como peda­zos de sal­chi­chas, tro­zos de car­ne, etc). Tam­bién usa­re­mos como “pre­mio” con­duc­tas del due­ño hacia su perro como lo son el Afec­to y el Reco­no­ci­mien­to que le expre­sa fren­te a un logro. Esto Moti­va al ani­mal a seguir ade­lan­te y bus­car todas aque­llas con­duc­tas que agra­dan y gene­ran recom­pen­sa.

El Pri­mer paso del Méto­do Cino­tec lo deno­mi­na­mos “Con­trol por la Moti­va­ción”. Aquí la comi­da jue­ga un papel cru­cial ya que se expe­ri­men­ta­rán cam­bios de hábi­tos tan­to en el perro como en su due­ño. Debe­re­mos tra­ba­jar con la idea de que la comi­da es un pre­mio (y el perro “tra­ba­ja­rá” por ella) por lo que el due­ño cam­bia­rá el modo y los hora­rios en que ali­men­ta a su perro duran­te el tiem­po que dura el Pro­ce­so de Edu­ca­ción. Sim­ple­men­te sal­tea­re­mos la últi­ma comi­da has­ta el momen­to del tra­ba­jo. Comen­za­re­mos sos­te­nien­do un puña­do de comi­da en nues­tra mano y lla­ma­re­mos al perro. Aquí incor­po­ra­re­mos un nue­vo estí­mu­lo audi­ti­vo: el GOOD. Al acer­car­se el perro dire­mos a viva voz “good” y abri­re­mos nues­tra mano con comi­da para que la tome.

En este sim­ple ejer­ci­cio esta­mos ponien­do en mar­cha los cimien­tos del Adies­tra­mien­to Canino. Por un lado ele­men­tos que serán esen­cia­les a lo lar­go del Méto­do como es el “good” y el “premio”(comida), pero por sobre todo comen­za­re­mos a “tallar” en nues­tro perro la base de la Subor­di­na­ción ya que en una mana­da el que pro­vee el ali­men­to y dice cuán­do y dón­de ali­men­tar­se es el Líder. El que un perro coma de nues­tra mano le repre­sen­ta ins­tin­ti­va­men­te el signo de que somos el Líder y nos debe res­pe­to y obe­dien­cia.

Casi inme­dia­ta­men­te del Con­trol por la Moti­va­ción se pasa a la siguien­te Eta­pa lla­ma­da “El Sit Fron­tal”. Aquí es dón­de ade­más de lla­mar a nues­tro perro, agre­ga­re­mos el coman­do “SIT” y bus­ca­re­mos que se sien­te fren­te nues­tro. Pode­mos usar nues­tro puño cerra­do con comi­da movién­do­lo por enci­ma de su hoci­co y cabe­za lo que gene­ra­rá que levan­te su naríz y baje la cola sen­tán­do­se. Recién cuan­do el perro se sien­te fren­te nues­tro se dirá a viva voz “good” y pre­mia­re­mos con la comi­da.

Debe­mos tener en cuen­ta que si nues­tro perro se deses­pe­ra, sal­ta, lame nues­tra mano, etc., debe­mos man­te­ner la pacien­cia ya que así el perro apren­de­rá que toda con­duc­ta dis­tin­ta no gene­ra nin­gún pre­mio lo que hará que se vuel­va más refle­xi­vo y ten­ga más Auto­con­trol, otro pilar esen­cial en la Edu­ca­ción Cani­na.

A medi­da que avan­zan las dis­tin­tas Eta­pas del Méto­do ire­mos tra­ba­jan­do con­duc­tas y coman­dos más com­ple­jos como la “Subor­di­na­ción en Jun­to” don­de ense­ña­re­mos a nues­tro perro a cami­nar a nues­tro lado sin tirar de la correa. El “Que­da­te” (Stay) don­de el perro per­ma­ne­ce inmó­vil en per­fec­to Auto­con­trol, el “Jun­to” para que cami­ne a nues­tro lado pen­dien­te de nues­tros movi­mien­tos, el “Aquí” para que acu­da a noso­tros y una serie de ense­ñan­zas que com­ple­tan las con­duc­tas que logran en nues­tra mas­co­ta los 4 Pila­res del Equi­li­brio Canino.

Pue­des con­sul­tar­me por temas rela­cio­na­dos a este artícu­lo o por cómo dar los pri­me­ros pasos en la Edu­ca­ción de tu mas­co­ta escri­bién­do­me a equilibriocanino.mdz@gmail.com o a tra­vés de mi pági­na de Face­book aqui