Un nuevo público surge cómo el más atractivo para concentrar los esfuerzos a la hora de comercializar. Un nicho poco explotado es la oportunidad para obtener mayores bene cios, pero para ello hay que saber adaptarse.

Para obte­ner mayo­res rédi­tos en los nego­cios es impor­tan­te de nir cuál será el tar­get a explo­tar. Últi­ma­men­te se habían detec­ta­do gran­des opor­tu­ni­da­des al desa­rro­llar pro­duc­tos y ser­vi­cios espe­cí­fi­cos orien­ta­dos para seg­men­tos muy de nidos. Uno de ellos son los DINKS, pare­jas con dos suel­dos y sin hijos, ellos son un buen mer­ca­do para la ofer­ta de via­jes, hote­les, res­tau­ran­tes, mobi­lia­rio. Lue­go se iden­ti có al gru­po deno­mi­na­do PINK, con­for­ma­do por gays, les­bia­nas y tran­se­xua­les, los cua­les se carac­te­ri­zan por mar­car ten­den­cias y gas­tar más que el res­to de la pobla­ción.
Actual­men­te a estos seg­men­tos de mer­ca­do men­cio­na­dos ante­rior­men­te que repre­sen­ta­ban gran­des opor­tu­ni­da­des de con­su­mo se les suma­ría una nue­va cate­go­ría, los sin­gles. Sí, es momen­to de con­cen­trar­se en los hom­bres y muje­res que por una u otra razón viven o vivi­rán solos en el futu­ro cer­cano. Anti­gua­men­te este nicho de mer­ca­do no había sido explo­ta­do pero hoy toma auge y cada vez más mar­cas dedi­can sus esfuer­zos en ganar­se a este públi­co.
Según los pro­nós­ti­cos, duran­te el 2017 se inte­gra­rán 188,000 hoga­res uni­per­so­na­les sema­nal­men­te en el mun­do, lo que nos indi­ca que esta ten­den­cia social podría ser un cam­po fér­til para el mun­do del con­su­mo.

Libertad, vender practicidad y novedad.

Este seg­men­to está con­for­ma­do por per­so­nas de 30 años apro­xi­ma­da­men­te, y que por diver­sas razo­nes les resul­ta suma­men­te apro­pia­do ale­jar­se del hogar fami­liar y vivir inde­pen­dien­te­men­te. Sin ata­du­ras, sin hijos ni pare­ja; el sin­gle vive un mun­do don­de los pla­nes son fácil­men­te alte­ra­bles. Es por eso que debe tener a su alcan­ce pro­duc­tos que vayan con ese esti­lo de vida. Ahí es don­de entran los pre­co­ci­dos, super­mer­ca­dos, ser­vi­cios con hora­rios exibles y pro­duc­tos cuya prin­ci­pal carac­te­rís­ti­ca sea la prac­ti­ci­dad y la fun­cio­na­li­dad.
El sin­gle se mue­ve en un mer­ca­do de con­su­mo impul­si­vo, don­de pri­ma lo emo­cio­nal, lo psi­co­ló­gi­co y todo aque­llo que le ayu­de a ele­var su auto­va­lo­ra­ción e ima­gen. Ade­más, ellos se encuen­tran en una cons­tan­te bús­que­da de lo nove­do­so, nece­si­tan pro­duc­tos fácil­men­te reem­pla­za­bles que rede­co­ren su vida cons­tan­te­men­te. Empre­sas como Ikea en con­jun­to con las com­pa­ñías de elec­tro­do­més­ti­cos y tele­fo­nías supie­ron leer este mer­ca­do y apun­ta­ron a él con pro­duc­tos adap­ta­dos a sus nece­si­da­des espe­cí cas, unos por la vía de la prac­ti­ci­dad y otras por la del hedo­nis­mo.
Actual­men­te tene­mos rubros que se vie­nen impul­san­do en esta ten­den­cia de con­su­mo pero aún les que­da mucho camino por reco­rrer como es el caso de la ali­men­ta­ción. Pero así tam­bién pode­mos encon­trar rubros que repre­sen­tan una gran opor­tu­ni- dad para el tar­get de los sol­te­ros y que aún no se encuen­tran bien explo­ta­dos como por ejem­plo el turis­mo, ya que la ofer­ta para aque­llos que quie­ren via­jar solos sue­le ser de baja cali­dad y pre­cios exce­si­vos. Sin men­cio­nar al sec­tor inmo­bi­lia­rio, quien debe­ría apun­tar cada vez más a depar­ta­men­tos peque­ños, prác­ti­cos y con una gran diver­si­dad de ser­vi­cios.
Un cam­bio social y cul­tu­ral se ha pro­du­ci­do, cada vez hay menos per­so­nas que optan por la tra­di­cio­nal fami­lia. Ya sea por razo­nes eco­nó­mi­cas o per­so­na­les, esta ten­den­cia se hace notar cada día y el mer­ca­do de con­su­mo si quie­re pros­pe­rar debe­rá evo­lu­cio­nar con la socie­dad.