PASIÓN Y GARRA DEFINEN LA ESENCIA DE ESTE RUGBIER MENDOCINO

¿ Juan cómo y cuán­do te ini­ciás en este depor­te tan des­ta­ca­do a nivel mun­dial, quien influ­ye en tu deci­sión ?

Des­de muy chi­co siem­pre me gus­tó y la per­so­na que más me ins­pi­ro fue mi papá. Él jugó de joven y siem­pre me acom­pa­ñó.

¿Dón­de vives actual­men­te?

Por lo pron­to estoy en Men­do­za.

¿Cómo son tus días? ¿Tra­ba­jas apar­te de entre­nar ?

Hace 10 años que soy juga­dor pro­fe­sio­nal de rugby, no ten­go un tra­ba­jo en rela­ción de depen­den­cia pero ten­go empren­di­mien­tos pro­pios a los que me dedi­co siem­pre a dis­tan­cia y ocu­pan mi tiem­po cuan­do estoy en la pro­vin­cia

Men­do­cino, y rub­gier ¿ De qué club?

De Maris­ta, fui al cole­gio y ter­mi­né jugan­do en el club.

Con­ta­nos tu paso por los PUMAS, ¿Qué gran­des PUMAS recuer­das?

Me con­vo­ca­ron por  pri­me­ra vez al selec­cio­na­do en el año 2008 para la gira que se rea­li­za­ba por Euro­pa y jugá­ba­mos con­tra Fran­cia, Ita­lia e Irlan­da. A par­tir de ahí seguí pre­sen­te en el selec­cio­na­do con un inter­va­lo de ausen­cias entre el 2013 -2014  y este año fui con­vo­ca­do nue­va­men­te.

Duran­te muchos años com­par­tí can­cha con Euse­bio Gui­ña­su de acá de Men­do­za y tuve opor­tu­ni­da­des de jugar con varios ami­gos como Mar­ce­lo Bosch , Manu Cariz­za a los que cono­cí en los clu­bes euro­peos.

¿Cuán­do  y cómo sur­ge la idea de jugar en el exte­rior?

En prin­ci­pio me fui solo para vivir una expe­rien­cia y dis­fru­tar del depor­te y des­pués se tor­nó mi esti­lo de vida.

¿Fuis­te par­te del Bath inglés, cuán­to tiem­po?,  ¿Cómo lle­gás a estar en la eli­te del rugby euro­peo, con quién com­par­tías estos momen­tos?.

Si tuve la suer­te de jugar en bue­nos clu­bes como Bath, Racing, New­castle.

Mis pri­me­ros pasos fue­ron en un club más chi­co de Ita­lia en el cual pude pro­fe­sio­na­li­zar esta acti­vi­dad y lle­gar des­pués a clu­bes éli­te.

¿Dón­de te encon­tra­bas entre­nan­do, o habías regre­sa­do a la Argen­ti­na?

Aca­ba­ba de ter­mi­nar la tem­po­ra­da en Ingla­te­rra y esta­ba de vaca­cio­nes en la pro­vin­cia, cuan­do reci­bí la con­vo­ca­to­ria

¿Qué sig­ni­fi­ca para vos hoy, el head coach de Los Pumas, Daniel Hour­ca­de?

Me pare­ce un buen entre­na­dor, le dio un nue­vo esti­lo de jue­go al rugby argen­tino y fue una pie­za cla­ve en esta copa del mun­do.

¿Podés decir que has cum­pli­do el sue­ño de debu­tar en un mun­dial de rugby, qué fue lo pri­me­ro que sen­tis­te? ¿Se reco­no­ce el esfuer­zo, la dedi­ca­ción, la pasión que pones en esto?

Si para todo depor­tis­ta esto es un sue­ño, tuve el pri­vi­le­gio de poder cum­plir­lo.

Duran­te el mun­dial se sin­tió el cari­ño y el afec­to de la gen­te, tan­to de los que esta­ban allá como los que nos seguían atrás de un tele­vi­sor.

Lle­gas­te has­ta el Ingoal y colo­cas­te al equi­po en el ter­cer pues­to ante Sudá­fri­ca, ¿Qué pasó en ese momen­to? ¿Quién es Fran­co­is Louw?

Lle­gué al ingoal pero pese al esfuer­zo del equi­po no lle­ga­mos al podio. Sin embar­go creo que fue un mun­dial satis­fac­to­rio.

Flo fue com­pa­ñe­ro en Bath y un muy ami­go, me abra­zó lue­go del ingoal, esos ges­tos con el rival no tie­nen pre­cio.

¿Qué les dirías a los jóve­nes hoy que te siguen y aspi­ran a todo esto?

Que se entre­nen,  se esfuer­cen pero sobre todo que no dejen de dis­fru­tar por­que  al fin y al cabo es un jue­go.

¿Cómo con­ti­nuás de aho­ra en más? ¿Qué te dejó el mun­dial?

Esta sema­na via­jo nue­va­men­te a Ingla­te­rra por­que hay un par­ti­do el 21 con Bar­ba­ríans  y en este momen­to estoy deci­dien­do qué rum­bo le voy a dar a mi carre­ra.