Te ade­lan­ta­mos los pro­duc­tos tec­no­ló­gi­cos que no van a poder fal­tar en tu hogar en el 2015. No te lo pier­das!
DRONES
Actual­men­te son los jugue­tes favo­ri­tos de unos cuan­tos pero se espe­ra que en el trans­cur­so de este año su popu­la­ri­dad se dis­pa­re, de la mano de un pre­cio más acce­ci­ble. Se espe­ra que en 2015 haya dro­nes a pre­cios acce­si­bles e inclu­so mar­cas como GoPro lan­za­rán su línea de estos pro­duc­tos des­de 500 dóla­res, más bara­tos que algu­nos smartp­ho­nes.
En Men­do­za se pue­den adqui­rir a tra­vés de sitios web, o bien en algu­nos cen­tros comer­cia­les, con pre­cios que osci­lan entre los $2.500 y los $50.000, de acuer­do a las carac­te­rís­ti­cas o uso que cada uno pue­da lle­gar a dar­les.
SMARTWATCHES
Aun­que ya exis­ten varios mode­los de dife­ren­tes mar­cas en el mer­ca­do, el espe­ra­do Apple Watch será el deto­na­dor de una moda en la que más per­so­nas que­rrán tener un reloj inte­li­gen­te, que nos per­mi­ti­rá estar dis­cre­ta­men­te actua­li­za­dos y con las manos libres. Los pre­cios de los mode­los exis­ten­tes osci­lan entre los $2000 y los $4000.
IMPRESORAS 3D
Si bien aún no son del todo popu­la­res (prin­ci­pal­men­te por sus ele­va­dos cos­tos), ya comien­zan a ver­se algu­nos mode­los en las casas de elec­tro­do­més­ti­cos más cono­ci­das. Algu­nas pre­dic­cio­nes indi­can que estas se popu­la­ri­za­rán en el trans­cur­so del año, si bien el cre­ci­mien­to más noto­rio sea a nivel empre­sa­rial, damos por hecho que más de un hogar ten­drá esta tec­no­lo­gía. En nues­tro país los pre­cios arran­can en $9.000.
CARGADORES INALÁMBRICOS DE BATERÍAS
Los car­ga­do­res de bate­rías que no usan cables ya son una reali­dad y el año pró­xi­mo ven­drán inclui­dos en varios mode­los de auto­mó­vi­les. Tam­bién se popu­la­ri­za­rá su ven­ta hacia los con­su­mi­do­res fina­les.
CÁMARAS CON RESOLUCIÓN 4K
La reso­lu­ción 4K es la siguien­te ten­den­cia en tele­vi­sio­nes y cáma­ras. Como siem­pre ocu­rre en el mer­ca­do de la tec­no­lo­gía, los pre­cios baja­rán ponien­do este tipo de pro­duc­tos al alcan­ce de más per­so­nas. Ya se comer­cia­li­zan algu­nos tele­vi­so­res y smarthp­ho­nes que sopor­tan estos for­ma­tos.